Casi un centenar de usuarios han sido intervenidos quirúrgicamente en 2018 en las unidades de salud bucodental para pacientes con necesidades especiales

Lanza Toledo
Unidad de Salud Bucodental

Unidad de Salud Bucodental

Las primeras unidades de estas características fueron las de Albacete y Ciudad Real, puestas en marcha en 2006, mientras que las últimas en incorporarse al mapa de recursos del SESCAM han sido las de Cuenca, en 2016, y Guadalajara y Talavera de la Reina, el pasado año 2017.

Las seis unidades de Salud Bucodental para pacientes con necesidades especiales con las que cuenta el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) han intervenido quirúrgicamente a 84 pacientes en los seis primeros meses de 2018, habiendo atendido más de un millar de consultas en el mismo periodo.

Así, en Albacete han sido intervenidos quirúrgicamente 20 de estos pacientes con necesidades especiales, mientras que en Alcázar de San Juan, han sido seis los pacientes de estas características que han requerido intervención quirúrgica, 24 en Ciudad Real, ocho en Cuenca, 17 en Guadalajara y, por último, nueve pacientes en Talavera de la Reina.

Comparativamente, en los seis primeros meses de 2018 se ha intervenido quirúrgicamente al 64 por ciento del total intervenido en todo el pasado año, cuando en doce meses fueron 130 las intervenciones quirúrgicas de estas características.

Estas cifras refrendan la apuesta del Gobierno de Castilla-La Mancha por potenciar este recurso, un compromiso explícito del presidente Emiliano García-Page con este colectivo y con sus familias que da cobertura, sin límite de edad, a todas las prestaciones incluidas en el Programa de Atención Dental Infanto-Juvenil de Castilla-La Mancha, tales como extracciones dentales, empastes o tratamientos preventivos, entre otros.

Además, en el caso de que fuera necesario un abordaje quirúrgico de la dolencia, estas Unidades, que se encuentran situadas en centros de Atención Primaria, cuentan con la disponibilidad de un quirófano en sus respectivos hospitales de referencia donde los pacientes pueden ser intervenidos bajo sedación completa, situación habitual en pacientes no colaboradores en los que está indicada una anestesia general por su propia seguridad y para garantizar la mayor calidad asistencial que ofrece el SESCAM.

En funcionamiento desde 2006

Las primeras Unidades de Salud Bucodental para pacientes con necesidades especiales de Castilla-La Mancha se pusieron en marcha en el año 2006 en Albacete y Ciudad Real, y progresivamente se fueron sumando Alcázar de San Juan, y, en la actual legislatura, la unidad de Cuenca, en 2016, y ya en 2017 las de Talavera de la Reina y Guadalajara.

El objetivo primordial de estas unidades es garantizar y agilizar la atención bucodental a aquellas personas cuya discapacidad incida directamente en la extensión o gravedad de su patología bucal.

Asimismo, permite potenciar la capacidad resolutiva de los profesionales de Atención Primaria, al tiempo que mejora la accesibilidad a la asistencia odontológica de este colectivo, acortando los tiempos de espera para ser atendidos.