Castilla-La Mancha apuesta por los jóvenes agricultores y ganaderos para que el sector sea “cada vez más rentable y más competitivo”

Lanza La Solana
Francisco Martínez Arroyo ha resaltado que el agua es “fundamental para el futuro” de Castilla-La Mancha

Francisco Martínez Arroyo ha resaltado que el agua es “fundamental para el futuro” de Castilla-La Mancha

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha asistido a la cena de la organización agraria COAG en La Solana, que este año celebra su 40 aniversario y donde se ha reconocido el trabajo de quien fuera su primer presidente en 1976, Gregorio Martín-Zarco.

El Gobierno de Castilla-La Mancha apuesta decididamente por los jóvenes agricultores y ganaderos, garantizado el relevo generacional en el sector y para conseguir que éste sea cada vez “más rentable y competitivo”.

El consejero interviene en la cena de hermandad de COAG

El consejero interviene en la cena de hermandad de COAG

Así lo ha indicado el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural durante la cena de hermandad de la organización agraria COAG en La Solana en la cual han participado cerca de un centenar de asociados coincidiendo con el 40 aniversario de su constitución en 1979, donde ha sido homenajeado Gregorio Martín-Zarco quien fuera primer presidente de la junta directiva del centro local de agricultores y ganaderos, formado por jóvenes que reivindicaban hace ya 40 años su papel como agricultores.

Ha sido en enero de este año cuando, como cada dos años, se han renovado algunos de los cargos de la Junta Directiva de COAG La Solana, a la cual se han unido dos jóvenes recién incorporados al sector, en una localidad, La Solana, donde más nuevos empresarios del sector han iniciado su proyecto en el campo.

Para el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural este es un hecho relevante, ya que si las organizaciones agrarias son “fundamentales” para el futuro del sector, más aún necesitan de “gente joven”.

Así ha destacado que éstos deben ser conscientes “de lo importante que es organizarse para defender sus intereses” y ha reclamado el apoyo al “proyecto colectivo de las organizaciones agrarias”, siendo los jóvenes “los que nos tienen que ayudar a encontrar la fórmula para que el sector sea cada vez más rentable y más competitivo”.

La facturación del vino asciende ya a 723 millones de euros

De manera previa a la cena, en la que han estado presentes el presidente local de la organización, José Delgado Merino; el alcalde del municipio, Luis Díaz-Cacho; y el secretario general de GOAG, Angel Estanislao Galve, entre otros, Francisco Martínez Arroyo ha trasladado también los últimos datos de facturación del vino en la región.

El vino de Castilla-La Mancha es cada vez más reconocido en los mercados internacionales, como lo demuestra el ascenso de la facturación en exportación de este producto, que en el dato interanual entre el 1 de diciembre de 2017 y el 30 de noviembre de 2018, ha alcanzado los 723 millones de euros, lo que supone un 11,4 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior.

El consejero de agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha dado a conocer los últimos datos de facturación del producto, que en relación al precio unitario de euros por litro, ha supuesto además, un incremento de un 28,6 por ciento.

Al respecto, ha expresado, que estas cifras hablan “muy bien de un sector” que incluso, “en un periodo de año alta cosecha” está “consiguiendo resultados excelentes”. Y “ese es camino”, ha subrayado, “porque llevamos apostado mucho tiempo por la calidad y los hemos podido hacer todos juntos, gracias al apoyo de las organizaciones agrarias, particularmente de la COAG”.

 “Sin agua no hay futuro”

Antes del acto de celebración de la organización este viernes, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha mantenido un encuentro con sus representantes donde se han analizado los diferentes retos del sector, reunión en la cual se ha destacado la importancia del acceso al agua.

De esta manera, Francisco Martínez Arroyo ha resaltado que el agua es “fundamental para el futuro” de Castilla-La Mancha, tanto para el propio sector agroalimentario, como para la comarca de La Mancha y para toda la región. Y es que “sin agua no hay futuro”.

Y bien lo saben los agricultores y ganaderos castellano-manchegos, por lo que ha insistido en la necesidad de seguir trabajando “todos” juntos en defensa de los intereses de los ciudadanos en esta materia.

Así ha enfatizado que todos aquellos interlocutores de la administración que han participado en la elaboración del documento de posición de la región impulsado desde el Gobierno regional deben suscribirlo, en beneficio de los ciudadanos y del desarrollo económico de Castilla-La Mancha.