Castilla-La Mancha apuesta por unir Dieta Mediterránea e industria agroalimentaria como fórmula para afrontar el futuro del medio rural

Lanza Toledo

Durante su intervención, ha destacado que desde esta organización que preside se pretende preservar este patrimonio inmaterial construido "con esfuerzo" a lo largo de siglos por agricultores y ganaderos del país y empresarios particulares y cooperativistas de la industria agroalimentaria que han transformado la materia prima "del campo en el campo", haciendo posible el futuro del medio rural, según ha informado la Junta en nota de prensa.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural y presidente de la Fundación Dieta Mediterránea, Francisco Martínez Arroyo, ha apostado por la unión de esta dieta “milenaria” y sus valores con el esfuerzo que se realiza a diario desde el sector agroalimentario como una fórmula, ante el problema del despoblamiento y el reto de la repoblación que se vive a nivel nacional, “de afrontar con garantías el futuro” del medio rural.

Martínez Arroyo se ha trasladado este miércoles hasta el auditorio de CaixaForum de Zaragoza para apoyar la presentación del nuevo plan estratégico de promoción agroalimentaria del Gobierno de Aragón, jornada que ha compartido con su presidente, Javier Lambán, y el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, donde ha estado presente, entre otros, el presidente de la Asociación de Industrias de Alimentación de esta comunidad autónoma, Félix Longas.

Durante su intervención, ha destacado que desde esta organización que preside se pretende preservar este patrimonio inmaterial construido “con esfuerzo” a lo largo de siglos por agricultores y ganaderos del país y empresarios particulares y cooperativistas de la industria agroalimentaria que han transformado la materia prima “del campo en el campo”, haciendo posible el futuro del medio rural, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Martínez Arroyo ha resaltado que esta dieta, declarada Patrimonio de Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, forma parte de una cultura milenaria de la misma forma que es parte “del presente del país y de nuestra tierra”. Y es que es la única que “nos traslada”, ha dicho, “a la infancia”, “a nuestras raíces” y gracias a ello “vamos a conquistar el futuro”, de ahí la importancia que tiene para la Fundación Dieta Mediterránea preservar este patrimonio “que lo es de todos”.

En este sentido, ha tendido la mano al sector agroalimentario de Aragón para que aprovechen el “valor de la marca” de la Dieta Mediterránea, que es reconocida por todos los consumidores del mundo que la identifican como “la más saludable” y utilicen su logo en el etiquetado de sus productos para conseguir así ser “más fuertes”.

Aragón y Zaragoza, ha destacado, pertenecen también al corazón de la Dieta Mediterránea y de esta manera ha evocado la imagen de la comarca del Matarraña en Teruel, con sus olivos milenarios, que ha prevalecido en el paisaje gracias a los oleicultores y, ese patrimonio, ha continuado, es posible al esfuerzo de los agricultores que hay detrás. Con la Dieta Mediterránea, ha añadido, “no solo ganan los consumidores” sino que “hacemos posible la viabilidad del medio rural”.

Por su parte, Joaquín Olona, ha destacado el apoyo del Gobierno de Aragón a la Fundación Dieta Mediterránea, de la que forma parte como patrono, y sus valores, una dieta que “entre todos hemos levantado” y desde un sector, el agroalimentario, que ahora afronta el reto de “vender más y mejor”.

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha destacado en la clausura de este acto que “la agroalimentación aragonesa tiene un presente espléndido y un gran futuro por recorrer”.

El plan estratégico presentado hoy se fundamenta en utilizar los productos bandera, como son los de calidad diferenciada, para “tirar de todo el sector”, favoreciendo las acciones de comercialización, especialmente a través de cadenas de distribución bajo el nombre ‘Comparte el secreto’.