Castilla-La Mancha, entre las comunidades autónomas con más ciudadanos afectados de miopía, según un informe

Europa Press Madrid/Toledo
Temblores en los ojos y tics, los problemas oculares más comunes cuando se padece estrés / Clínica Baviera-Archivo

Temblores en los ojos y tics, los problemas oculares más comunes cuando se padece estrés / Clínica Baviera-Archivo

El trabajo ha puesto de manifiesto que los afectados tienen de media dos dioptrías. "La miopía es el segundo defecto visual más común entre los españoles mayores de edad (después de la presbicia) y el primero entre los adultos menores de 35 años. Detectarla a tiempo y darle seguimiento una vez que aparece es fundamental para analizar su evolución y por ello la conmemoración de este día nacional es una buena oportunidad para conocer más sobre ella", ha dicho la oftalmóloga de la Clínica Baviera, Clara Martín

La miopía afecta al 39 por ciento de los españoles –a un 49,1% en Castilla-La Mancha– y su incidencia aumenta en la franja de edad de 18 a 35 años donde roza el 50 por ciento, según el último ‘Informe de la Miopía en España’, elaborado por la Clínica Baviera y presentado con motivo del Día Nacional de la Miopía.

Además, el trabajo ha puesto de manifiesto que los afectados tienen de media dos dioptrías. «La miopía es el segundo defecto visual más común entre los españoles mayores de edad (después de la presbicia) y el primero entre los adultos menores de 35 años. Detectarla a tiempo y darle seguimiento una vez que aparece es fundamental para analizar su evolución y por ello la conmemoración de este día nacional es una buena oportunidad para conocer más sobre ella», ha dicho la oftalmóloga de la Clínica Baviera, Clara Martín.

Las comunidades autónomas con un mayor porcentaje de afectados de miopía son: Aragón (50,6%) y Castilla-La Mancha (49,1%), mientras que las que menos casos registran son Extremadura (30,9%) y Castilla y León (32,7%).

En concreto, la miopía es un defecto refractivo que se manifiesta cuando una persona percibe borrosos los objetos lejanos debido a que la imagen se forma delante de la retina, bien porque la córnea es muy potente, o bien porque el ojo es más largo de lo habitual.

A pesar de ser un defecto tan común sus causas exactas se desconocen, dado que existe un componente hereditario, pero no todos los afectados tienen antecedentes familiares de miopía. Actualmente se está experimentando un aumento de su incidencia debido, según los últimos estudios, a un «exceso de acomodación».

«El ojo humano está diseñado para la visión lejana. Nuestra vida diaria hace que utilicemos con más frecuencia la visión cercana que la lejana, cuando leemos un libro o usamos un dispositivo electrónico, por ejemplo. Para minimizar esta circunstancia lo recomendable es aumentar la distancia de lectura, y colocar el libro o el dispositivo electrónico a unos 50 centímetros de nuestros ojos y utilizar una buena iluminación. También es recomendable ejercitar y utilizar la visión lejana, por ejemplo con la práctica de deportes al aire libre, sobre todo en los niños y adolescentes», ha argumentado la experta.

Por otro lado, el informe determina cuáles son las principales opciones utilizadas por la población española con miopía para corregir este defecto visual, el 93,7 por ciento recurre a las gafas, mientras que un 30,4 por ciento apuesta también por las lentillas.

«Existe la falsa creencia de que se debe limitar el uso de las gafas para que el ojo no se acostumbre a ellas o, incluso, que es bueno llevar gafas o lentes de contacto con menos graduación de la requerida. Sin embargo, lo recomendable es llevar las gafas correctamente graduadas», ha detallado la doctora de Clínica Baviera.

Finalmente, ha informado de que la cirugía refractiva también es una «excelente elección» para corregir la miopía, una opción por la que se ha decantado el 15,4 por ciento de las personas que la padecen, con una tasa de satisfacción superior al 90 por ciento.

Se trata de una técnica muy conocida y segura que lleva más de treinta años realizándose. «Quienes sufren miopía se sienten limitados en muchas de sus actividades de ocio, a la hora de conducir o al realizar deporte, por lo que esta operación les permite mejorar su calidad de vida, de hecho, esa es la principal motivación para más del 77 por ciento de los entrevistados», ha zanjado Martín.