Castilla-La Mancha reclama una renta mínima garantizada a nivel estatal que pueda ser complementada por las comunidades autónomas

Lanza Toledo
Aurelia Sánchez, consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha / Lanza

Aurelia Sánchez, consejera de Bienestar Social de Castilla-La Mancha / Lanza

"Tiene que haber corresponsabilidad", ha pedido Sánchez, quien sí ha reconocido que en el proyecto de presupuestos fallido de Pedro Sánchez ya se recogía una partida de 500 millones de euros para las autonomías en esta materia, propuesta que la consejera castellanomanchega ha aplaudido y espera que "vea la luz" toda vez se desbloquee la investidura.

La consejera de Bienestar Social del Gobierno de Castilla-La Mancha, Aurelia Sánchez, ha manifestado que la deuda que mantiene el Estado con la Comunidad Autónoma en materia de financiación del sistema de Dependencia ya supera los 400 millones de euros, al tiempo que ha urgido a la puesta en marcha de un plan de garantía de renta mínima a nivel nacional, una de las “asignaturas pendientes” para el Gobierno estatal.

En una entrevista con Europa Press, Sánchez ha afirmado que el Estado “se tiene que poner al día” con esta deuda y, más allá, empezar a financiar el 50% del gasto en Dependencia de las comunidades autónomas.

“Tiene que haber corresponsabilidad”, ha pedido Sánchez, quien sí ha reconocido que en el proyecto de presupuestos fallido de Pedro Sánchez ya se recogía una partida de 500 millones de euros para las autonomías en esta materia, propuesta que la consejera castellanomanchega ha aplaudido y espera que “vea la luz” toda vez se desbloquee la investidura.

Como más peticiones para el Gobierno que se conforme próximamente, Sánchez ha reparado en la petición ya expresada por el presidente regional, Emiliano García-Page, sobre la puesta en marcha de un programa de renta mínima garantizada a nivel estatal.

Una estrategia para “blindar” ese derecho y abra la puerta a las comunidades autónomas a “complementar” la aportación “en la medida de sus posibilidades”.

En este punto, ha recordado la Ley de Garantía de Rentas que comenzó a preparar el Gobierno de Castilla-La Mancha en la pasada legislatura a través de una Consejería gestionada por Podemos, poniendo en valor que en esta Comunidad Autónoma ya hay medidas como el Ingreso Mínimo de Solidaridad o los planes de empleo, que reservan una cuota del 25% a personas con dificultades.

“Las familias castellanomanchegas tienen garantizados apoyo y prestaciones, pero tenemos que esperar a que se conforme el Gobierno que tenga esta renta mínima como una prioridad”, ha confiado.

Como otra de las grandes medidas en esta materia que va a impulsar su Consejería, Sánchez ha hablado de la Ventanilla Única de cara a que el ciudadano pueda gestionar todas sus prestaciones sociales con una sola interlocución.

De esta manera, ha dicho, “una persona en situación angustiosa no tendrá que tocar todas las puertas”, ya que se habilitará “un sistema de información social de acceso único” donde todas las consejerías “estarán conectadas”.

Este nuevo servicio, que quiere estar operativo en 2020, partirá de un marco que aumentará su implantación en años sucesivos.

La intención ahora es crear la tecnología informática que favorezca este servicio y “que conecte a todos los departamentos necesarios”.

CONTESTA A LAS PETICIONES DEL CERMI

Con motivo de la sesión parlamentaria del Día de la Discapacidad, el Cermi de Castilla-La Mancha pidió a la consejera más presupuesto para el tejido asociativo y estrategias contra la soledad no deseada.

Ante estas peticiones, Aurelia Sánchez ha recordado el “compromiso serio” de su departamento con las entidades, si bien ha dicho que “es cierto que hay que ir creciendo y cuidad a estas asociaciones y a sus profesionales”.

“Entiendo que el Cermi sea una entidad reivindicativa, pero pueden estar tranquilos porque el presupuesto crece año a año”, ha aseverado Sánchez.

En cuanto a las estrategias para combatir la soledad no deseada, ha compartido que “hay que dar respuesta sobre todo mirando prestaciones y apoyo a las personas que puedan vivir en el hogar”.

En esta línea, ha resaltado las medidas que mantiene el Gobierno regional, como la teleasistencia, que en Castilla-La Mancha es totalmente gratuita, medida en la que “se va a seguir trabajando de manera importante”.