CCOO evidencia que a más precariedad, más siniestralidad

Comisiones Obreras ha elaborado un estudio sobre la evolución de los accidentes laborales en la región y en la provincia desde 2012, año desde el que se produce un repunte de la siniestralidad laboral con la entrada en vigor de la reforma laboral del Partido Popular. En la provincia de Ciudad Real la tasa de siniestralidad laboral en 2018 fue de 3.700 accidentes por cada 100.000 trabajadores.

Comisiones Obreras ha avalado con datos la máxima de que a más precariedad, más siniestralidad laboral. El sindicato ha evidenciado esta afirmación gracias a los datos que conforman el estudio elaborado por el sindicato sobre la evolución de los accidentes laborales en la región y en la provincia desde 2012, año desde el que se produce un repunte de la siniestralidad laboral con la entrada en vigor de la reforma laboral del PP.

Raquel Payo, secretaria de Política Institucional y Salud Laboral de CCOO-CLM, ha presentado el estudio que analiza la siniestralidad laboral entre los años 2012 y 2018 y muestra el crecimiento de la misma durante estos años. Así, en términos absolutos, en 2012 se registraron 19.007 accidentes laborales en Castilla-La Mancha, que ascendieron a 24.700 en 2018.

En este sentido, indicó que la tasa de accidentes en 2012 fue de 3.300 por cada cien mil trabajadores, aumentando hasta un 20 por ciento en 2018, con 4.044 accidentes laborales por cien mil trabajadores. Este aumento fue cuatro puntos superior a la media nacional. En la provincia de Ciudad Real la tasa fue de 3.700 accidentes.

Para CCOO tras la reforma laboral las medidas preventivas de las empresas han empeorado. “Se ha extendido la debilidad del sistema preventivo”, afirmó Payo, quien detalló que “pese a la recuperación del mercado laboral no se ha mejorado el sistema preventivo”.

Del mismo modo, el sindicato ha informado del aumento de la siniestralidad in itinere, aquellos accidentes de camino al trabajo. En cuanto a sectores, el de Construcción es el que mayor siniestralidad laboral sufre, con 8.400 accidentes laborales por cada cien mil trabajadores en 2018 en Castilla-La Mancha. El triple que en el sector Servicios, el que menos siniestralidad ha padecido, aunque también ha aumentado en los últimos años.

Por otro lado, Payo también lamentó el notable aumento de los accidentes en Agricultura, un 60% más en la comunidad autónoma, mientras que en el resto del país sólo ha aumentado un 20%.

Durante el análisis incidió en que la temporalidad, los contratos parciales y la precariedad son los principales factores del incremento de la siniestralidad laboral. Detallando que el colectivo más afectado es el de trabajadores con menos de un año de antigüedad.
Ante esta situación CCOO aboga, más allá de las necesarias mejoras laborales, apostar por la formación en todos sus ámbitos para combatir la siniestralidad laboral.