CCOO exige a la Junta y a Cecam un compromiso para establecer un “diálogo social” en la negociación colectiva

Francisco de la Rosa, secretario regional de CCOO /Lanza

Francisco de la Rosa, secretario regional de CCOO /Lanza

.Así lo ha explicado en declaraciones a los medios el secretario regional de CCOO, Paco de la Rosa, junto al secretario provincial del sindicato, José Luis Arroyo,

CCOO ha exigido “compromiso” al Gobierno de Castilla-La Mancha y a la Confederación regional de Empresarios de Castilla-La Mancha (Cecam) para establecer un diálogo social en la negociación colectiva con el objetivo de fijar una estrategia para que “todos” puedan crecer.

Así lo ha explicado en declaraciones a los medios el secretario regional de CCOO, Paco de la Rosa, junto al secretario provincial del sindicato, José Luis Arroyo, antes de participar en una asamblea con delegados sindicales de la provincia.

De la Rosa ha indicado que el diálogo social tiene que tener “casa”, algo que es “importantísimo y esencial”, “la única herramienta” que tienen para solucionar los problemas de la negociación colectiva. “De aquí no podemos salir solos si no somos capaces de ponernos de acuerdo”, ha valorado.

Por ello, ha instado a Cecam a que “no se esconda o desaparezca”, advirtiendo que buscará una alternativa si la patronal sigue “empeñada” en que la negociación colectiva no pasa por recuperación salarial.

“Nosotros nos debemos a los trabajadores y queremos jugar ese papel con responsabilidad. Vamos a pedir a la patronal que esté presente en la negociación colectiva de Castilla-La Mancha, donde miles de trabajadores tendrán puestas sus expectativas en mejorar sus condiciones de vida”, ha señalado De la Rosa.

Crecimiento de la negociación colectiva

En este sentido, que ha mencionado que la negociación colectiva de la región ha aumentado del 1,64 al 1,68 en el último mes, De la Rosa ha afirmado que el acuerdo estatal de negociación colectiva ha tenido algún efecto en estos datos, pero que está “muy lejos de conseguir un objetivo razonable”.

El secretario regional de CCOO ha explicado que al tener un IPC en la región por encima del 2% “no es ni mínimamente razonable” tener una patronal “empeñada en mirar hacia otro lado y no entender que la subida salarial digna es la mejor manera que tienen los empresarios para recuperar su economía”.

Un instrumento para la felicidad

En cuanto a la asamblea de delegados sindicales, ha indicado que el objetivo es perseguir la estabilidad salarial, la dignidad a la hora de encontrar un trabajo estable y la conciliación para que las personas oriente su vida laboral con el objetivo de “vivir una vida plena”.

“No se entiende que algunos en pleno siglo XXI sigan empecinados en que la vida sea un instrumento para trabajar y no sea un instrumento para perseguir la felicidad”, ha considerado el secretario regional de CCOO.

En este sentido, ha señalado que conseguirlo “no es fácil”, pero ha asegurado que CCOO tiene “un instrumento muy poderoso” al ser la organización social “más grande, con más afiliados y la que tiene la capacidad real” de poder establecer mejoras en la vida de las personas de Castilla-La Mancha.

Crecimiento desigual

De la Rosa ha apostillado que Castilla-La Mancha crece económicamente por encima de la media nacional pero que lo hace de “manera desigual”. En este sentido, ha añadido que en la asamblea se van a conjurar para intentar perseguir que los trabajadores alcancen un estado de bienestar como el que había hace una década.

Por su parte, el secretario provincial de CCOO ha adelantado que en la asamblea se van a marcar los objetivo que va tener CCOO en los próximos meses. “El sindicato está trabajando en el día a día de la empresa, al día realizamos más de un centenar de acciones en el ámbito de las empresas, en las mesas de negociación colectiva y de diálogo social”, ha apostillado.

Arroyo ha apuntado que también tiene el objetivo de afrontar el nuevo periodo de elecciones sindicales que “va comenzar en breve” donde el sindicato aspira a mantener y a superar los resultados, por encima del 40 por ciento de representación en las empresas.