CCOO pide al Juzgado de lo Mercantil que resuelva «cuanto antes» el concurso voluntario presentado por Compo Factory

Lanza Toledo
Protestas en Compo Factory

Protestas en Compo Factory

CCOO ha pedido al Juzgado de lo Mercantil que se pronuncie "cuanto antes" sobre la solicitud de concurso voluntario que presentaron en octubre las empresarias Beatriz y Carolina Pérez del Pino, propietarias de Compo Factory, empresa que según el sindicato "tiene futuro".

En nota de prensa, CCOO ha indicado que se trata de una subcontrata de Airbus a través de las empresas toledanas del Grupo Aernnova, que «tiene futuro, pero necesita con urgencia una gestión competente, honesta y responsable».

Según el sindicato, desde que presentaron la solicitud de concurso voluntario la situación de Compo Factory no ha hecho más que empeorar, «aunque exclusivamente para los trabajadores», ha denunciado el secretario de Empleo de CCOO-Toledo, Federico Pérez.

«Desde ese mes, las hermanas Pérez del Pino dejaron de pagar a sus 62 trabajadores, que tras varias jornadas de huelga lograron cobrar las nóminas de octubre y noviembre pero a los que aún se le adeuda la de diciembre», ha denunciado.

«Ahora, tras tener durante meses en ERTE-Covid a toda la plantilla, las empresarias han ejecutado un ERE «sin acuerdo» y han despedido a 33 personas sin liquidación ni indemnización ninguna».

El sindicado, que recurrirá la improcedencia de todos los despidos, considera que las hermanas Pérez del Pino «no han mostrado capacidad, ni tampoco voluntad, para sacar adelante la empresa que heredaron de su padre».

«Se están limitando a cargar sobre las espaldas de los trabajadores los problemas coyunturales derivados de la caída generalizada de actividad en el sector aeronáutico provocada por la pandemia», ha denunciado CCOO.

«Hasta donde sabemos, las empresas toledanas del Grupo Aernnova (Aernnova-Illescas e ICSA) siguen proveyendo de carga de trabajo a Compo Factory y pagando puntualmente sus facturas; y no nos consta que Compo Factory tenga más deudas que las salariales», ha indicado Pérez.

«Desconocemos los motivos alegados por las hermanas Pérez del Pino para solicitar el concurso voluntario. Pero, dada la deriva a la que han llevado a la empresa, son los propios trabajadores, en tanto acreedores, los que tienen ahora motivos para reclamar el concurso».

El sindicato no descarta esta opción, en el caso de que el juez de lo mercantil rechace el concurso voluntario. «Hay que aclarar la situación patrimonial de la empresa, su activo y su pasivo; ordenar cobros y pagos y planificar y llevar a cabo un plan de viabilidad, que es posible y necesario y que las actuales empresarias no están dispuestas a acometer», ha precisado el secretario de Empleo de CCOO-Toledo.

«Durante dos décadas, los trabajadores de Compo Factory hemos generado suculentos beneficios para la familia Pérez del Pino y su grupo empresarial. No es justo que ahora nos traten así, dejando de pagarnos nuestros salarios, echando a la calle sin liquidación ni indemnización a personas que han trabajado toda su vida para esta empresa», ha denunciado por su parte el presidente del Comité de Empresa, Iván Gómez de la Torre.