CCOO pide ayudas económicas para los colectivos desfavorecidos y crear una comisión de seguimiento de ERTEs

Lanza Toledo
Paco de la Rosa, secretario regional de CCOO

Paco de la Rosa, secretario regional de CCOO

De la Rosa ha hecho hincapié en que ante la situación de emergencia sanitaria por la que atraviesa esta región y este país, y que para él es una prioridad ataja tratando de que el coronavirus no se siga propagando, salvando la vida de las personas y evitando que los servicios sanitarios se colapsen, también hay que afrontar las consecuencias a nivel laboral, amortiguando el impacto negativo de carácter estructural sobre el empleo, sobre los trabajadores y trabajadoras y también sobre la economía.

CCOO de Castilla-La Mancha ha pedido a los Gobiernos regional y estatal que pongan en marcha medidas de carácter social, entre ellas, una renta básica y ayudas económicas dirigidas a los colectivos de trabajadores más desfavorecidos, así como complementos en las prestaciones de aquellas personas trabajadoras que vayan a entrar al desempleo.

El sindicato ha demandado también la creación de una Comisión tripartita entre los sindicatos más representativos (CCOO y UGT), el Gobierno regional y la patronal Cecam para hacer un seguimiento de la evolución de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs) que se están multiplicando en la Comunidad Autónoma como consecuencia de la crisis desatada por el coronavirus, según ha informado CCOO en nota de prensa.

Así lo ha planteado el secretario general de CCOO en la región, Paco de la Rosa, en la reunión por videoconferencia para analizar la evolución e impacto del Covid-19 mantenida este miércoles con el presidente regional, Emiliano García-Page, el vicepresidente, José Luis Martínez Guijarro; la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco; el consejero de Sanidad, Jesús Fernández; la consejera de Igualdad y Portavoz, Blanca Fernández; la presidenta de la gestora de UGT en la región, Amparo Burgueño; y el presidente de Cecam, Ángel Nicolás.

De la Rosa ha hecho hincapié en que ante la situación de emergencia sanitaria por la que atraviesa esta región y este país, y que para él es una prioridad ataja tratando de que el coronavirus no se siga propagando, salvando la vida de las personas y evitando que los servicios sanitarios se colapsen, también hay que afrontar las consecuencias a nivel laboral, amortiguando el impacto negativo de carácter estructural sobre el empleo, sobre los trabajadores y trabajadoras y también sobre la economía.

«Es el momento de rescatar a los trabajadores y trabajadoras y a sus familias, nos encontramos ante una situación sanitaria complicada, como también lo es la situación económica actual y futura, por ello es necesario que se articulen medidas de carácter social extraordinarias y permanentes mientras perdure esta situación», ha afirmado De la Rosa.

Para el secretario regional de CCOO, en estos momentos hay que hacer un esfuerzo por mantener todo el empleo posible, que no desaparezcan puestos de trabajo ni empresas y evitar que se produzca una avalancha de despidos. La crisis del coronavirus ha provocado una escalada en los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs) y en Castilla-La Mancha hasta el momento hay más de 4.800 en trámite, que afectan a más de 22.600 personas trabajadoras.

SIN DESPIDOS EN LAS CONTRATAS DE LA ADMINISTRACIÓN

De la Rosa ha pedido también que se eviten los despidos entre quienes trabajan en las contratas de la Administración regional, generalmente mujeres. La crisis por el coronavirus ha provocado el cierre de algunos centros de trabajo frente a un aumento de la carga de trabajo en otros. Por ello, el fin de que no se despida a quienes prestaban sus servicios en los primeros y para evitar también una sobrecarga de trabajo en los segundos, CCOO propone que de forma temporal se pueda encontrar una nueva ubicación para las personas trabajadoras de los centros cerrados, manteniendo los derechos inherentes del centro de trabajo de origen y su categoría profesional.

Una de las grandes preocupaciones y prioridades para CCOO Castilla-La Mancha ante la pandemia del coronavirus es garantizar la protección social de aquellos trabajadores y trabajadoras más vulnerables, como es el que caso de las empleadas de hogar, entre otros, cuya situación laboral ya de por sí precaria y que en muchos casos se desarrolla en la economía sumergida, se complica aún más.

Por ello, el sindicato ha pedido al Ejecutivo regional medidas adicionales que garanticen a estas trabajadoras unos ingresos mínimos. Estas trabajadoras, además, son un colectivo especialmente desprotegido en cuanto a la salud laboral, por lo que el sindicato reclama que se les dote de los equipos de protección individual necesaria para evitar el contagio.

Asimismo, De la Rosa ha trasladado en la reunión la oposición del sindicato a la liberalización de los horarios comerciales. En la situación de Estado de Alarma y confinamiento en la que sería «inapropiada» para el sindicato una medida de este tipo que aumentaría el riesgo de contagio de las personas trabajadoras, que están haciendo «un sobreesfuerzo considerable con importantes cargas de trabajo para garantizar el abastecimiento a la ciudadanía».

En este sentido, el sindicato aboga por ir hacia una racionalización horaria para proteger la salud laboral y evitar el contagio a los trabajadores y trabajadoras.