CCOO responde a Nicolás que pensar que subir el salario mínimo “rompe” la economía de un país “es tener intenciones muy oscuras”

Lanza Toledo
El secretario regional de CCOO, Paco de la Rosa /Lanza

El secretario regional de CCOO, Paco de la Rosa /Lanza

Dice al presidente de Cecam que para salir de la crisis "hay que cotizar y aflorar todas las horas extraordinarias que se trabajan en negro en Castilla-La Mancha"

El secretario regional de CCOO, Paco de la Rosa, opina que pensar que subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) “rompe” la economía de un país “es tener intenciones muy oscuras”, al tiempo que ha asegurado que “pensar que se rompe la competitividad porque sube el SMI de 750 a 900 euros es o no saber de economía o tener una voluntad un poco oscura”.

Así ha respondido De la Rosa al presidente de Cecam, Ángel Nicolás, quien este martes señaló que esta medida “va a elevar los costes laborales y previsiblemente dañará la competitividad empresarial”, al tiempo que aseguró que la propuesta de subida del Salario Mínimo Interprofesional “pasa por alto” el diálogo social.

El líder sindical ha dicho que quiere pensar que hay muchos empresarios que entienden que subir el SMI “es el único camino para recuperar la economía”, al tiempo que ha defendido que subir el SMI a 900 ó 1.000 euros “es de justicia social y absolutamente imprescindible”.

“Aparte de la riqueza que generaría en el propio consumo interno, tendríamos un ingreso extra en las cotizaciones a la Seguridad Social y permitiría la viabilidad de nuestro futuro sistema de pensiones”, ha subrayado De la Rosa en rueda de prensa con motivo del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

Tras manifestar que desde CCOO ven “con buenos ojos” el acuerdo previo de presupuestos entre PSOE y Unidos Podemos, el secretario regional de CCOO ha afirmado que los españoles deberían plantearse si quieren que les representen políticos –como Pablo Casado o Albert Rivera– que se oponen a subir el Salario Mínimo.

Asimismo, ha advertido de que un salario mayor hace también que se incremente la productividad media de los trabajadores y ha apuntado que “obtener beneficios a costa de los salarios de los trabajadores es el comportamiento más torpe que se puede tener en el mundo de la empresa”.

Diálogo social

A Nicolás también le ha contestado que el diálogo social “no se fractura en absoluto” con el acuerdo de presupuestos y ve “contradictorio” que sea él quien critique que se rompe el diálogo social cuando “de manera unilateral” ha afirmado que el Acuerdo de Negociación Colectiva (ANC) “no va con él”.

De la Rosa también ha acusado a Nicolás de utilizar los datos como a él le interesan y ha negado que, como dijo el presidente de Cecam, el 70 por ciento de las pymes den pérdidas. El secretario regional de CCOO ha dicho que las empresas en Castilla-La Mancha “no son deficitarias y están ganando dinero” aunque ha admitido que puede ser cierto que la empresa de Castilla-La Mancha no sea la mejor del país pero “no es verdad” que no tenga beneficios.

Al presidente de los empresarios castellano-manchegos también le ha contestado que para salir de la crisis “hay que cotizar y aflorar todas las horas extraordinarias que se trabajan en negro en Castilla-La Mancha”.

Erradicación de la probreza

Todas estas afirmaciones de Paco de la Rosa han sido vertidas en una rueda de prensa para hablar del Día internacional para la erradicación de la pobreza, donde ha exigido “corresponsabilidad” fundamentalmente a los políticos, pero también a los empresarios, que “parece que quieren siempre estar ausentes”.

Durante su comparecencia ha ofrecido distintos datos estadísticos como que un 34 por ciento de los castellano-manchegos están en riesgo de pobreza cierta y que más de 90.000 castellano-manchegos tienen carencias severas, es decir, no pueden comer, no pueden calentarse y muchos de ellos no tienen techo donde vivir, entre otros.

También ha advertido de que Castilla-La Mancha es la tercera comunidad autónoma más pobre del país y más de un tercio de su población tiene pobreza severa a pesar incluso de estar trabajando, algo que “debería alarmarnos a todos y dejarnos de discursos grandilocuentes”.

Ha reconocido que ahora hay algo menos de pobreza pero hay “una situación dramática”, todo ello –ha sentenciado– en una comunidad que es de las primeras en crecimiento económico en los últimos cuatro años.

Asimismo, ha subrayado que Castilla-La Mancha es la segunda comunidad con los salarios más bajos de toda España. El salario medio en la región está en torno a los 20.000 euros, la mitad de los asalariados están por debajo de 17.000 euros, más de un 10 por ciento de ellos no superan los 10.000 euros de salario al año y las mujeres apenas superan los 15.000 euros del salario al año.

El perfil del trabajador en Castilla-La Mancha es de un hombre entre 35 y 45 años y el perfil del desempleado tiene nombre de mujer y se sitúa por encima de los 45 años y lleva más de un año parada. El 60 por ciento de las personas inactivas son mujeres. Así, mientras la principal causa de la inactividad de los hombres es que están jubilados, la principal causa de inactividad de las mujeres son las labores del hogar.

Ante toda esta lluvia de cifras, Paco de la Rosa ha concluido que Castilla-La Mancha tiene “un mercado laboral enfermo que no es suficiente retributivamente hablando para que las personas puedan vivir con dignidad”.

Es por ello que ha recalcado que “si realmente queremos salir de la situación en la que estamos, tenemos que empezar a cambiar las cosas”. “Es inaceptable que en Castilla-La Mancha haya este nivel de pobreza y que no haya ningún tipo de nivel de responsabilidad sobre todo y, fundamentalmente, por parte de los empresarios”.

Dicho esto, ha anunciado que va a exigir al presidente de Cecam que cumpla con los acuerdos que firma su organización y que sea corresponsable de la situación que se vive en Castilla-La Mancha. A las administraciones también les ha dicho que hay generar los servicios suficientes para que “podamos salir de esta difícil situación” porque “si no caminaremos hacia un modelo que no pensara en los trabajadores”.