Cospedal cree que el PP ganará las elecciones en la región pero avisa de que los comicios “no se ganan con el piloto automático”

Lanza Toledo
Vista de la Junta Directiva Regional del PP

Vista de la Junta Directiva Regional del PP

La presidenta del PP en Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, se ha mostrado convencida este viernes de que los 'populares' ganarán las próximas elecciones autonómicas pero ha advertido a los suyos de que los comicios "no se ganan con el piloto automático".

Así se ha pronunciado Cospedal durante su intervención en abierto durante la Junta Directiva Regional del partido que se celebra en Toledo, donde ha recordado que el PP ha ganado “todas y cada una” de las elecciones en Castilla-La Mancha desde las europeas de 2009. “Una década ininterrumpida de confianza social”, ha presumido Cospedal.

“Ganaremos las elecciones porque ese espíritu de victoria que hemos forjado descansa en la ilusión de miles de afiliados y en el trabajo incansable, jornada tras jornada, de cientos de hombres y mujeres que han sabido asociar el horizonte vital de sus conciudadanos con las siglas del Partido Popular”, ha proseguido la dirigente del PP.

“Ganaremos porque somos mejores. Ganaremos porque abanderamos el único proyecto de futuro para Castilla-La Mancha que un partido político ha enarbolado jamás en esta región. Ganaremos porque tenemos una idea de país, y estamos unidos detrás de unos valores de libertad, justicia e igualdad de oportunidades, porque creemos en el espíritu emprendedor de los castellano-manchegos que es santo y seña de nuestra tierra”.

Asimismo, ha dicho que el PP ganará porque, a diferencia de otros partidos políticos, “nosotros sí sabemos ganar y sí sabemos gobernar”.

Cospedal ha defendido que el PP es el partido que mejor representa a los castellano-manchegos y que mejor defiende sus intereses, al tiempo que ha advertido de que “Castilla-La Mancha no puede ser el feudo del PSOE y de Podemos, a costa de su crecimiento, de la creación de empleo y de la calidad de sus servicios públicos”.

“Somos el partido más importante y lo hemos demostrado siempre. Por eso en las pasadas elecciones municipales y autonómicas tuvimos unos magníficos resultados a pesar de haber tenido que administrar la peor herencia que nunca tuviera un gobierno”, ha recalcado.

El pacto de perdedores

Según ha apuntado, “fueron pactos de perdedores los que nos arrebataron los gobiernos”. “Como sabéis muy bien, nuestra tierra era la única región de España que no podía pedir un crédito, porque nadie se lo daba, con la mayor deuda relativa y un déficit que multiplicaba por dos y hasta por tres el del resto de España”.

“Castilla-La Mancha no se merece un gobierno incompetente, incumplidor y mentiroso, y aquellos que con valentía se atreven a poner todos estos hechos de manifiesto que sepan que pueden contar con nosotros como hasta ahora”, ha dicho.

Cospedal cree “firmemente” que el PP tiene “la gran oportunidad” de devolver a Castilla-La Mancha “un gobierno serio”, que gobierne para todos y que garantice el futuro de las familias castellano-manchegas.

“Las próximas elecciones autonómicas y municipales son un acicate para trabajar por lo que creemos, una región fuerte, solidaria, que no dependa constantemente de lo público pero que pueda mantener unos servicios sociales de la mejor calidad para nuestros mayores y nuestros dependientes”, ha aseverado.

Asimismo, Cospedal piensa que el PP tiene la oportunidad de presentar “un programa ilusionante, realista, que trabaje para la creación de riqueza y empleo” en la región y para que “la mejora de la calidad de vida, vaya acompañada de una situación fiscal, que permita que Castilla-La Mancha sea la región donde los impuestos menos perjudiquen el crecimiento y más ayuden a las familias de la región”.

Por último, ha señalado que el PP tiene la obligación de defender los principios en los que cree: “la defensa de la familia y de una paternidad y maternidad responsables, de una educación de calidad para todos, donde los padres puedan elegir en libertad, de una utilización excelente de los servicios públicos y de la inversión para ayudar a los que crean empleo y no el gasto para mantener una región llena de entramados de intereses y de pactos de conveniencia a costa del interés real de los ciudadanos”.