Cs pide actualizar el plan de carreteras, el PP más obras de conservación y el PSOE reivindica las inversiones estatales

Lanza Toledo
El consejero de Fomento, Nacho Hernando, en el pleno de las Cortes

El consejero de Fomento, Nacho Hernando, en el pleno de las Cortes

Hernando reivindica que el Gobierno del PSOE ha actuado en 5 veces más kilómetros y por el triple de inversión que el anterior

El pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha ha acogido un debate sobre el estado de la red de carreteras de Castilla-La Mancha, un punto del orden del día en el que Ciudadanos ha reclamado presentar antes de que finalice el mes de agosto de 2021 un análisis de la vigencia del Plan de Carreteras 2015-2026, que incluya una memoria económica con la ejecución presupuestaria correspondiente al año 2021 catalogada por vial y tipo de actuación acometida.

También reclama incrementar progresivamente durante esta legislatura las partidas presupuestarias destinadas al mantenimiento y conservación de las carreteras de titularidad autonómica, de modo que, al final de esta, se cumpla con la ratio mínima de inversión del 2% de valor patrimonial de las infraestructuras viarias existentes.

El PP, de su lado, en su propuesta de resolución pide poner en marcha de modo inmediato un plan de choque orientado a paliar las deficiencias que en materia de conservación presentan las carreteras de titularidad regional, una estrategia que ha de estar preferentemente orientada a reparar el estado del pavimento que presenta roderas, grietas y agrietamientos gruesos, desintegraciones, deformaciones y grietas erráticas, entre otros y que pueden afectar a la estructura de la plataforma, comprometiendo la comodidad, eficiencia y seguridad de la circulación e incrementando las emisiones de gases a la atmósfera.

Reclaman además realizar una planificación y dotar económicamente el III Plan de Carreteras 2015-2026 con el fin de cumplir con la ejecución de infraestructuras proyectadas en su aprobación en el año 2015 y que estaba dotado con 1.266 millones de euros y planteaba actuaciones concretas sobre 5.414 kilómetros y la totalidad de la red garantizando inversiones de 170,9 millones de euros en Albacete; en Ciudad Real, 181; en Cuenca 171,9; en Guadalajara 174,2 millones, y en la provincia de Toledo, 268 millones y 300 millones para el programa de conservación ordinaria.

Para ello, son necesarios más de 1.000 millones de euros de inversión en los próximos 5 años, por lo que plantea el PP un calendario de inversiones «realista y que apueste claramente por acometer todas las actuaciones contempladas en el plan, con más de 200 millones de inversión anuales».

Quieren también dotar suficientemente un plan de reparación, mejora y reposición de la señalización horizontal y vertical de la red viaria de titularidad regional; así como poner en marcha de modo inmediato un completo plan de eliminación de puntos negros en la red viaria regional; o suscribir convenios de colaboración con las administraciones provinciales y locales en orden a conseguir una «perfecta sincronía en la ejecución de obras e inversiones a realizar en materia de construcción».

«Necesitaríamos más de 25 años para acometer lo más urgente y alcanzar niveles de firme aceptables», ha aseverado la diputada del PP María Roldán, quien ha pedido al consejero de Fomento, Nacho Hernando, que «reconozca que no puede acometer lo que Barreda –el expresidente regional– dejó de pagar». «No han sido capaces ni de arreglar los desastres de gestión de la borrasca Filomena».

PSOE REIVINDICA LAS INVERSIONES PREVISTAS POR EL ESTADO

El PSOE ha avanzado en su propuesta de resolución la intención de instar al Gobierno de Castilla-La Mancha para que inste al Gobierno de la nación a impulsar las actuaciones necesarias para generar las infraestructuras comprometidas con la región en materia de carreteras y comunicaciones como la Autovía de la Alcarria ligada al acuerdo de cesión de la N-320 entre Cuenca y Albacete, la Autovía Toledo-Ciudad Real y el tramo Toledo-Ocaña en la A-40 y enlace con la A-3 en Tarancón.

También la Autovía A-43 Mérida-Puertollano, la ampliación de la capacidad de la A-31 entre La Roda y Chinchilla de Monte Aragón, la mejora de los accesos al Polígono de Toledo, la licitación de los tramos pendientes de la A-32, el desdoblamiento de la antigua N-Va como entrada natural de Talavera de la Reina, la mejora de los enlaces y conexiones en la A-42 o la liberación de los peajes en la AP-41 y la R-2 en Guadalajara.

Piden igualmente continuar apostando por el refuerzo, la mejora y la conservación de la red regional de carreteras, con especial atención a los aspectos de mejora de la seguridad vial, entendiendo esta infraestructura como un elemento clave para garantizar el derecho a la movilidad de la ciudadanía de Castilla-La Mancha.

MÁS INVERSIÓN EN MENOS TIEMPO

El consejero de Fomento ha tomado la palabra para reivindicar la acción de su departamento en materia de carreteras, asegurando que incluso la inversión en comparación con el anterior Gobierno del PP es de tres veces más cuantía y en cinco veces más kilómetros.

También ha recordado cómo el Ejecutivo del PP presentó el III Plan de Carreteras a pocos días de las elecciones de 2015. «O no conocían la región o no querían hacer el ridículo», ha considerado.

Tras erigir al director general de Carreteras, David Merino, como el «padre fundador» de todas las carreteras de Castilla-La Mancha, ha recordado cómo el plan de actuación ha sido revisado y ya se ha actuado en la mitad de los kilómetros de carretera autonómica en mal estado.

El objetivo, ha dicho, es seguir adelante con la revisión de este plan, que ahora recoge propuestas como intervenir periódicamente en al menos una carretera por provincia con la vista puesta en la mejora de los accesos a zonas de reclamo turístico.

«El PP redujo la inversión un 43% en la última crisis; nosotros, en la crisis de ahora, hemos aumentado el gasto un 33%», ha dicho Hernando para contraponer los dos modelos.