Cs y ATA, preocupados por la destrucción de empleo en la región, piden celeridad en ayudas y medidas de conciliación

Lanza Toledo
Reunión de Cs y ATA en las Cortes

Reunión de Cs y ATA en las Cortes

Otra de las preocupaciones es el efecto económico de la crisis del coronavirus, que en Castilla-La Mancha está propiciando una caída del número de autónomos por encima de la media de España, han informado tanto Cs como ATA en un comunicado.

Ciudadanos y la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) de Castilla-La Manca han compartido este lunes su preocupación por la destrucción de empleo en la región y han pedido «celeridad» en las ayudas y medidas de conciliación.

El Grupo Parlamentario de Ciudadanos ha mantenido una videoconferencia de trabajo con el secretario general y la coordinadora de ATA en la región, José Luis Perea y Laura Venegas, respectivamente, donde han coincidido en la necesidad de implementar ayudas directas destinadas a evitar el cierre de negocios y salvar así todos los empleos que sea posible.

«Autónomos y pymes son el motor de nuestra economía y por tanto si se hunden ellos, nos hundimos todos», ha alertado la portavoz naranja, Carmen Picazo.

La diputada, junto a sus compañeros David Muñoz Zapata y Alejandro Ruiz, ha puesto sobre la mesa, en el contexto de las negociaciones para el Pacto de Reconstrucción de Castilla-La Mancha, el aumento de 25 a 40 millones de euros en la partida de apoyo a los autónomos, microempresas y profesionales liberales, presupuesto que finalmente se elevó hasta los 80 millones gracias a los fondos europeos.

Asimismo, se ha valorado positivamente la Ley de Proyectos Prioritarios, presentada conjuntamente por Ciudadanos y el PSOE, que nace del pacto para la reconstrucción y que se aprobará en la primera quincena de julio, con el objetivo de atraer inversiones y proyectos empresariales, y crear puestos de trabajo en Castilla-La Mancha.

Por otro lado, Ciudadanos ha lamentado que el programa de ayudas de la Junta para la compra de elementos de protección solo esté dirigido a la hostelería y a una lista de comercios en la que no se incluye a negocios como peluquerías, dentistas, fisioterapeutas, tintorerías o centros de estética, actividades que por su naturaleza requieren un extremo cuidado para evitar contagios, ya que es imposible guardar la distancia mínima interpersonal con los clientes.

Otra de las preocupaciones es el efecto económico de la crisis del coronavirus, que en Castilla-La Mancha está propiciando una caída del número de autónomos por encima de la media de España, han informado tanto Cs como ATA en un comunicado.

AUTOEMPLEO FEMENINO

Especial atención merece el caso de las mujeres autónomas, principales afectadas por el confinamiento debido a la falta de políticas de conciliación laboral y familiar.

En palabras de Picazo, «es precisamente el autoempleo femenino el que está tirando del carro en muchos sectores, por lo que las ayudas a la conciliación no solamente beneficiarían a las propias autónomas, sino a la economía en general».

José Luis Perea, de su lado, ha destacado la importancia de que las ayudas para los planes de prevención y de Seguridad y Salud laboral lleguen a todos los negocios, incluyendo a autónomos sin trabajadores a cargo.

«No sólo por la tasa de siniestralidad laboral que ya arrastra el colectivo sino por las extraordinarias circunstancias del COVID-19», ha asegurado Perea.

«En estos momentos en que ya se ha cerrado el periodo de solicitudes de esta ayuda, es necesario que el Gobierno regional centre esfuerzos en agilizar y cumplir con los compromisos de pago cuanto antes a fin de que colectivo pueda afrontar las dificultades del nuevo periodo de normalidad», ha concluido Perea.

Por otro lado, desde ATA esperamos que el Gobierno de Castilla -La Mancha publique los datos definitivos de aprobación de solicitudes de las ayudas dirigidas a autónomos y microempresas afectadas por COVID19 a fin de valorar el impacto real de estas ayudas en el colectivo autónomo regional ya que sólo conocemos el número de solicitudes.