Cuarenta relevantes momentos y avances en cuarenta años de mejora del bienestar social

A. Ruiz Ciudad Real
Zúñiga explicó el recorrido propuesto por la exposición instalada en Medrano / Clara Manzano

Zúñiga explicó el recorrido propuesto por la exposición instalada en Medrano / Clara Manzano

Zúñiga, González Horcajo e Hinojosa animaron a tener presentes los logros conseguidos y no retroceder en derechos

El Patio del Palacio de Medrano alberga hasta el 4 de febrero la exposición ’40 años de Bienestar Social’, una muestra fotográfica integrada por cuarenta instantáneas relativas a los logros y esenciales avances en esta materia durante las últimas cuatro décadas.

La directora provincial de Bienestar Social, Prado Zúñiga; la diputada provincial de Igualdad, Manoli González Horcajo, y la concejal de Acción Social, Matilde Hinojosa, junto con el director provincial de Hacienda, Francisco Pérez, y el capitán Luis Fernández, inauguraron esta exposición que, coincidiendo con la celebración del 40 aniversario de la Constitución, propone un recorrido por hitos durante este período en temas como la protección a menores, la atención a las personas mayores, dependientes y en riesgo de exclusión social, y la creación de recursos para atajar la violencia de género y prevenir los malos tratos.

Organizada por el Gobierno regional en colaboración con la asociación Adara, la muestra parte de la aprobación de la Constitución del 78 y el estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha con las primeras políticas sociales de la Junta una vez transferidas las competencias por parte de la Administración del Estado en materia de asistencia social, explicó Zúñiga, que indicó que las imágenes reflejan cómo los años 80 fueron importantes no sólo en lo social, sino también en lo sanitario, económico y educativo, conformándose el estado de bienestar en la región. De esta década, destacó respecto a la atención social el Plan Concertado de Servicios Sociales como “acuerdo entre las administraciones central, regional y los ayuntamientos para la prestación de la asistencia social en todos los municipios”.

Hasta el 4 de febrero se puede presenciar la exposición inaugurada este jueves / Clara Manzano

Hasta el 4 de febrero se puede presenciar la exposición inaugurada este jueves / Clara Manzano

En este sentido, resaltó que “los primeros asistentes y asistentas sociales dieron un giro por completo profesionalizando esa atención social. Fue un cambio radical de concepto de lo que era la ayuda al necesitado con una evolución de lo que venía siendo la beneficencia a un estado de derecho social”.

En cuanto a los noventa, fueron los años de “protección de los menores y la familia”, expuso Zúñiga, que recordó que en el 89 la ONU aprobó la Convención de los Derechos del Niño que España ratificó al año siguiente y a partir de ahí las Comunidades Autónomas desarrollaron su sistema de protección a los menores. A este respecto, Castilla-La Mancha “volvió a ser de las primeras que creó sus propios hogares de protección y los primeros programas preventivos en los que se apoyaba y ayudaba a la familia como factor protector del menor”.

Además, los años noventa fueron “importantes para las personas mayores, con discapacidad y en situación de pobreza que encontraron su sitio en las políticas sociales que se configuraron en la región”. Destacó, entre otras medidas, el inicio de la Teleasistencia Domiciliaria para personas mayores y la aprobación de “la Ley del Voluntariado y la Ley de Solidaridad en el año 95 que regulaba por ejemplo ayudas tan importantes como el Ingreso Mínimo de Solidaridad o las Ayudas de Emergencia Social”.

Violencia de género y dependencia

El siglo XXI “prácticamente lo estrenamos con una ley muy importante, la primera de España de prevención de malos tratos”, normativa de 2001 con la que se crearon “recursos que a día de hoy son imprescindibles como los Centros de la Mujer”, apreció Zúñiga, que también resaltó la Ley de Dependencia de 2006  que “cambia el modelo de protección social a las personas que necesitan ser cuidadas” y garantiza y apoya por parte de la Administración el derecho a ser cuidado.

Respecto a los últimos años, se refirió a otros relevantes avances como la segunda Ley de Servicios Sociales, que renueva y moderniza la del año 86 y sirve de base para que se puedan desarrollar otras normativas importantes como la Ley de Protección y Apoyo Garantizado aprobada en mayo de 2018 y que “va ser también un referente en el Estado español en cuanto a la protección de las personas con discapacidad”.

La Consejería de Bienestar Social ha organizado la propuesta expositiva en colaboración con la asociación Adara / Clara Manzano

La Consejería de Bienestar Social ha organizado la propuesta expositiva en colaboración con la asociación Adara / Clara Manzano

Además, la muestra reúne imágenes sobre la cooperación al desarrollo, la solidaridad por ejemplo del pueblo castellano-manchego ante catástrofes como la que se produjo con el Huracán Mitch en 1998 que ocasionó más de 19.000 muertes en Centroamérica y la marea naranja que protestó contras los recortes en servicios sociales en 2013.

Zúñiga animó a visitar la muestra y tener presentes los logros conseguidos en bienestar social, materia en la que se seguirá mejorando con un gobierno autonómico como el actual, destacó. También González Horcajo invitó a presenciar esta exposición sobre los avances obtenidos “día a día” en bienestar y destacó el “granito de arena” aportado por la Diputación Provincial con el respaldo a programas de servicios sociales en los ayuntamientos y para emergencia social, así como iniciativas como el apoyo a personas con discapacidad con becas para trabajar en la propia Diputación, las cuales se van a ampliar a los ayuntamientos en próximas fechas.

40 años de mejora

Por su parte, Hinojosa felicitó al Gobierno regional por esta exposición sobre cuarenta años de democracia que también han sido cuarenta años de mejora en el bienestar social. A su juicio, es importante recordar “los avances que hemos construido entre todos”, los cuales están presentes hasta en el vocabulario convirtiendo la asistencia social en derechos de las personas. Así mismo, resaltó que es esencial que “no se nos olvide que esto se puede caer en cualquier momento”, por lo que animó a que “seamos responsables, luchemos, peleemos, respetemos y cuidemos entre todos” los logros conseguidos porque los derechos y el estado del bienestar tienen que seguir avanzando.