Denuncian el “desmantelamiento” del centro de fauna salvaje de Albadalejito en Cuenca

Lanza Cuenca
Agentes medioambientales con un águila recuperada en el centro de Albadalejito / Apam

Agentes medioambientales con un águila recuperada en el centro de Albadalejito / Apam

La Apam Castilla-La Mancha asegura que el último recorte de personal ha dejado el centro, que depende del Gobierno regional, con solo dos veterinarios

La Asociación Profesional de Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha (APAM-CLM) denuncia lo que considera “el inicio del desmantelamiento” del centro de recuperación de fauna silvestre de Albadalejito (Cuenca).

“El último recorte de personal ha dejado tan sólo dos veterinarios en el centro, lo que hace prácticamente inviable su funcionamiento”, aseguran en un comunicado.

Situación insostenible

Según Apam-CLM, de los tres veterinarios que prestaban hasta ahora sus servicios, haciendo turnos para cubrir las guardias y así poder ofrecer el servicio de urgencias, sólo quedan dos. “Si la situación anterior ya era límite por la falta de personal cualificado para cubrir la atención a todos los animales, ahora esta situación se ha tornado insostenible”.

Una de las veterinarias que prestaban servicio en este centro ha tenido que volver a ocupar su plaza en la OCA de Villares del Saz. Se da la circunstancia de que esta profesional es la única que posee el título acreditativo para poder manejar aparatos de rayos X, de modo que se han visto obligados a dejar de utilizar el aparato de radiodiagnóstico. Esta situación es muy grave porque sin radiodiagnóstico no se pueden programar cirugías, tratamientos, ni tan siquiera poder realizar curas a los animales, sencillamente por desconocer los motivos de su ingreso.

Los centros de recuperación de fauna silvestre de Castilla La Mancha son los hospitales de fauna salvaje de referencia para el tratamiento, cuidado y recuperación de las especies protegidas de nuestra región. Son, por tanto, equipamientos estratégicos para poder alcanzar unos niveles óptimos de conservación de las especies que presentan mayores problemas de conservación en el territorio de Castilla La Mancha.

“En este escenario, la conservación de las especies protegidas de nuestra fauna silvestre no está garantizada por una situación que consideramos muy grave y sin antecedentes”, explica Apam.

Solo atienden de lunes a viernes

Estos hechos se traducen en que sólo se atienden animales de lunes a viernes de 7.30 a 14.30. Fuera de este horario, además de sábados, domingos y festivos ha dejado de atenderse el teléfono de urgencias. “Esto significa que no se realizan guardias y no se atienden animales que requieren atención urgente sino que tampoco se pueden atender los que se encuentran ingresados en el centro”.

Además añaden que “existe una gran preocupación” en el cuerpo de agentes medioambientales, ya que la continuación del trabajo de conservación, protección y persecución de delitos contra la fauna se realiza en estos centros de recuperación.