Educación dedicará el 50% de aumento del profesorado a Educación Infantil y Apoyo a la Diversidad el próximo curso

Lanza Ciudad Real
Felpeto en la comisión de Educación de las Cortes regionales

Felpeto en la comisión de Educación de las Cortes regionales

Felpeto justifica que dos centros en Ciudad Real han cerrado por falta de alumnos pero recalca que "nunca" se ha forzado el cierre de ninguno

La Consejería de Educación, Cultura y Deportes va a dedicar el aumento del 50 por ciento del profesorado del próximo curso 2018/2019 a reforzar la Educación Infantil y el Apoyo a la Atención a la Diversidad y se contratará un servicio de mediación para aquellos centros donde “hay problemas”.

Así lo ha desvelado Felpeto en su segunda intervención en la comisión parlamentaria en las Cortes acerca del Plan de Infraestructuras Educativas y del cierre de centros educativos, donde ha explicado que este aumento del profesorado irá destinado al mantenimiento de los Colegios Rurales Agrupados (CRA) en este ámbito de la diversidad.

Del mismo modo, ha avanzado que se contratará un servicio de mediación para los centros educativos donde hay problemas “que trastornan” su imagen y que conduce “a que haya menos solicitudes”, con el objetivo de que éstas se incrementen y que los centros la mejoren a partir de septiembre, ha afirmado.

“Hay centros en determinados barrios con determinados tipos de alumnos que o hacemos algo o los condenamos al cierre”, ha asegurado Felpeto, que también ha avanzado que a los directores de los centros, tras reunirse con ellos, les ha pedido que trabajen en proyectos de aprendizaje en la mejora de la convivencia.

Cierre de centros

En cuanto al debate sobre el cierre de centros, a petición del PP, ha indicado que el cierre del Juan Alcaide y el Ciudad Jardín en Ciudad Real viene motivado porque si “no hay alumnos no puede haber centros”, y en estos dos casos concretos perdieron alumnos, una pérdida que, a su parecer, tiene que ver con el criterio de zona única impuesto por el anterior Gobierno del PP. También ha aludido al centro Sagrado Corazón de Villanueva de los Infantes, que se cerró a petición de la titularidad del mismo.

En este punto, ha indicado que si “una escuela se cierra un pueblo muere”, pero ha querido matizar que “en ningún caso se ha cerrado un centro con menos de cuatro alumnos”, sino que los alumnos que se encontraba en determinados centros pasan a Educación Secundaria y “no quedan más niños” en la localidad en cuestión.

En ningún caso, ha afirmado Felpeto, “se ha forzado al cierre de ningún centro” sino “todo lo contrario”, pues en el ámbito rural se “están tomando medias para que puedan abrir todos los que sean posibles”. También ha mencionado el consejero que el PP cerró 70 escuelas rurales, mientras que el Gobierno regional ha abierto ya un total de 22 escuelas rurales.

Plan de infraestructuras

Asimismo, ha indicado que el Consejo de Gobierno aprobará en fechas próximas un nuevo lote de 21 actuaciones dentro del Plan de Infraestructuras Educativas que serán licitadas en el segundo trimestre del año y que supondrá una inversión total de 21,5 millones de euros, a las que seguirán en el tercer y cuarto trimestre otras 15 obras más.

Felpeto ha explicado la inmediata autorización de 21 obras más, cuyos proyectos están ya redactados, como dos colegios en la ciudad de Albacete o la adaptación de un edificio para el Conservatorio Superior de Música, que se sumarán a las 23 obras aprobadas a comienzos de año que están ya en proceso de adjudicación o, incluso, ya a la espera de firma de contratos.

En septiembre de 2016, según ha detallado, el plan contenía 70 infraestructuras educativas, entre nuevos centros, ampliaciones, reformas, instalaciones deportivas o comedores y hoy son un total de 109 infraestructuras, con un presupuesto de cerca de 100 millones de euros.

Grupos parlamentarios

De su lado, la diputada de Podemos María Díaz ha reclamado que el Gobierno regional no solo se centre en la apertura de centros, sino en encontrar la manera de “recuperar el alumnado que se perdió”, porque, a su parecer, es “muy complicado”, al tiempo que ha pedido a su departamento que centre esfuerzos en la mejora de los centros pero en hacer que estos sean sostenibles.

Además, ha suscrito la afirmación de Felpeto de “que un pueblo se muere cuando se cierra una escuela” y le ha preguntado qué centros ha reabierto el Gobierno socialista de las 70 escuelas rurales que cerró el PP, cierres que efectuó “por encima de la ley” y por los que el Tribunal Supremo le puso “la cara roja”.

Por las filas ‘populares’ la diputada Claudia Alonso ha reprochado al consejero que haya cerrado tres centros, por lo que tendría que “pedir perdón” a las familias de estos, al tiempo que ha acusado al Ejecutivo regional de “cinismo puro” y de “hipocresía” por “hacerse fotos” inaugurando centros y en el mismo curso “proceder a cerrarlos”.

También ha criticado que sean los ayuntamientos quienes están llevando el peso de la mejora de los centros porque hay algunos “que se caen a cachos” y la situación no empeora “por la labor encomiable” de los consistorios, al tiempo que ha acusado a Felpeto de trasladar a algunos que se ocupen de las mejoras con fondos propios –pues posteriormente se les devolverá– ya que estas cantidades se convertirán en deuda en la siguiente legislatura.

Finalmente, el diputado socialista Fausto Marín ha cargado contra el “argumentario casposo” del PP “que ya huele”, resaltando que el Gobierno regional está cambiando las infraestructuras para que los alumnos “estén en sitios dignos y adecuados en los tiempos en los que vivimos”. “Ante la evidencia, chapó”, ha exclamado.