El potencial de C-LM en energías renovables y proyectos futuros para aprovecharlo centra la jornada de Enerclub

Lanza Toledo
Energía eólica

Energía eólica

La jornada 'La Energía en Castilla-La Mancha. Renovables y Redes Inteligentes: Oportunidades para la Industria y el Empleo' organizada este viernes por el Club Español de la Energía (Enerclub) ha estado marcada por el potencial de la región en cuanto a este tipo de energía y los futuros proyectos para que esta pueda aprovecharlo.

El director general de Enerclub, Arcadio Gutiérrez, ha abierto esta jornada explicando que siendo «conscientes» de que la transición energética requiere de la participación de toda la sociedad, están «muy volcados en tratar de acercar estos temas a los ciudadanos».

Por ello, han intensificado actividades de difusión regional, tratando de llevar el debate energético a todos los rincones de España para entender las características, necesidades y realidades de cada uno de ellos, «porque este acercamiento es más importante que nunca».

El director general de Enerclub ha señalado además que Castilla La Mancha es una región referente a nivel nacional en energía, especialmente renovable, con casi 7.000 MW de potencia eléctrica instalada procedente de estas fuentes, sobre todo eólica y fotovoltaica. Asimismo, ha destacado también la construcción en Puertollano de la mayor planta de hidrógeno verde para uso industrial en Europa, ha informado Enerclub en nota de prensa.

Por su parte, la consejera delegada de Iberdrola España, Ángeles Santamaría, ha calificado el Plan de Recuperación de la UE como «una oportunidad» para la recuperación económica y, también, para impulsar a la industria y su empleo asociado y preparar el sistema productivo para la nueva economía mundial.

Una aceleración de la doble apuesta por las renovables –eólica y solar–, el almacenamiento y la electrificación del transporte y calefacción, «permitiría seguir reforzando el tejido industrial y la cadena de valor».

Para Castilla-La Mancha, ha señalado la consejera delegada de Iberdrola España, «no puede ser mejor noticia, ya que es la segunda comunidad española en capacidad instalada tanto de generación eólica (4 GW) como fotovoltaica (2 GW). «Sin embargo, la ambición con respecto a las tecnologías no maduras no debería ser menor».

En esta región Iberdrola ha puesto en marcha, junto a Fertiberia, el mayor proyecto europeo de producción de hidrógeno verde; una iniciativa que permitirá promover, a través de la I+D, el desarrollo local de tecnología e industria en torno a energías de futuro».

A continuación, el consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha explicado la apuesta del Gobierno de Castilla-La Mancha por la transición energética como «gran oportunidad de desarrollo y de creación de empleo de calidad, apostando por la generación de energía verde en su estrategia de desarrollo energético a 2030 que, además, está alineada con el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) y con las directivas europeas».

Asimismo, ha aludido al Plan de Estrategia de Desarrollo Sostenible a 2030 de esta Comunidad y ha mostrado el compromiso del Ejecutivo castellano-manchego en la lucha contra el cambio climático, en el marco de la emergencia climática que fue declarada por el Consejo de Gobierno en septiembre de 2019.

MESA REDONDA

En la mesa redonda que tuvo lugar a continuación, los ponentes dialogaron sobre las oportunidades que presenta la recuperación económica verde, con Fernando Sánchez como moderador. En su opinión, las prioridades políticas no deben abandonar la urgencia de la transición energética por la pandemia, «sería un error estratégico», y aboga por «acelerar las medidas contra el cambio climático porque derivarán en un estímulo económico».

Por su parte, el director general de Transición Energética, Manuel Guirao, ha afirmado que Castilla-La Mancha en su estrategia de desarrollo energético horizonte 2030, tiene como objetivo un importante crecimiento en la implantación de energía renovable, y destaca fundamentalmente el incremento en la generación distribuida para autoconsumo, con un objetivo de potencia instalada de más de 1.700 MW.

Otro de los objetivos en este horizonte, es reducir en un 38% las emisiones de GEI que perduran desde 1990 y alcanzar un mix eléctrico con un 80% de energía renovable.