El PSOE niega que Page vaya a privatizar los servicios sociales y exige a IU que deje de “malmeter y alarmar”

Lanza Toledo
Imagen de archivo de Ana Isabel Abengózar / Lanza

Imagen de archivo de Ana Isabel Abengózar / Lanza

La portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Ana Isabel Abengózar, ha negado que el presidente de Castilla-La Mancha en funciones, Emiliano García-Page, vaya a privatizar la prestación de los servicios sociales y ha pedido a Izquierda Unida que deje de "malmeter y alarmar" con este asunto.

La socialista se ha referido con estas palabras a las críticas que ha hecho IU esta semana después de que García-Page planteara la posibilidad de crear una empresa semi-pública para la prestación de los servicios sociales en la que podrían participar o colaborar las entidades del Tercer Sector y que han sido refrendadas este jueves por el coordinador regional de IU, Juan Ramón Crespo.

La portavoz de los diputados socialistas ha respondido a IU que el PSOE tiene la “marca registrada” en defensa de lo público y en revertir las privatizaciones que llevó a cabo el PP durante la época que gobernó en la región.

De este modo, ha recordado a Crespo que el presidente de Castilla-La Mancha durante la pasada legislatura revirtió la privatización en la sanidad pública llevada a cabo por el PP, poniendo de ejemplo el convenio sanitario con la Comunidad de Madrid, “una tomadura de pelo” –ha dicho– para los castellano-manchegos puesto que se pretendía que “con dinero de los castellano-manchegos se reflotaran los hospitales semiprivados de la Comunidad de Madrid que eran deficitarios”.

Asimismo, ha defendido que Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma “con mayor porcentaje” de escuelas públicas.

Dicho todo esto, Abengózar ha solicitado a IU que “no insulten la inteligencia” de los castellano-manchegos y ha explicado que en ningún caso el Gobierno va a privatizar los servicios sociales sino que lo que va a hacer es intentar que su prestación sea “más ágil, mejor y de mayor calidad”.

Para ello, ha explicado que el Gobierno regional está dispuesto a sentarse con las entidades del Tercer Sector para ver qué modelo es el mejor y el que mayor calidad y agilidad da a la prestación de estos servicios.