El sector agroalimentario representa ya el 35 por ciento del total de las exportaciones de la región

Lanza Toledo
Reunión del Patronato de la Fundación Dieta Mediterránea

Reunión del Patronato de la Fundación Dieta Mediterránea

La industria agroalimentaria de Castilla-La Mancha ha incrementado un 2,7 por ciento la facturación en las exportaciones en los diez primeros meses de este año 2018, respecto al mismo periodo del año anterior, representado ya este sector el 35 por ciento del total de las exportaciones de la región, facturando 2.112 millones de euros, unas cifras "espectaculares".

Estos últimos datos los ha ofrecido el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, a los medios de comunicación en declaraciones previas a la reunión de este viernes en Madrid del Patronato de la Fundación Dieta Mediterránea, la cual preside, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Si la industria agroalimentaria de Castilla-La Mancha representa ya un 15 por ciento del Producto Interior Bruto de la región, los datos de enero a octubre de este año en exportaciones reflejan además “la pujanza de sector y la evolución positiva del mismo”, ha destacado Francisco Martínez Arroyo.

Francisco Martínez Arroyo ha destacado, además en la reunión, la incorporación de la cooperativa Coopaman, productora de ajo morado de Las Pedroñeras, como patrón de la Fundación Dieta Mediterránea, contando con la presidencia de su presidente en la jornada de este viernes, Julio Bacete.

Hasta el momento, de Castilla-La Mancha se contaba con el compromiso de la Denominación de Origen Montes de Toledo que se incorporó en el 2017.

Así ha precisado que “es una excelente noticia porque a partir de ahora está cooperativa, cuando venda su ajo su ajo morado de Las Pedroñeras, va a poder identificar también el producto con el logo de la Dieta Mediterránea, dos palabras que juntas, “suponen un aporte de valor añadido de cara a los consumidores”.

Inventario

En la reunión mantenida Martínez Arroyo ha resaltado también la evolución de esta año a punto de finalizar de la Fundación Dieta Mediterránea, un año que se cierra con un balance “positivo” en el que se ha avanzado en la realización del inventario de todo el patrimonio relacionado con la Dieta Mediterránea existente, un inventario que se va a presentar el año que viene en colaboración con el Ministerio de Cultura y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Y es que este inventario fue lo que sirvió en su momento, en el año 2010, para que la Dieta Mediterránea fuera declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO y “tenemos que seguir trabajando en la defensa de ese patrimonio inmaterial”.

Esto, ha indicado, se viene haciendo de manera constante y también, certificando los restaurantes que acreditan su compromiso con este dieta, la más saludable: un total de 600 en España de los cuales cerca de 60 lo son de Castilla-La Mancha y que estarán recogidos en una publicación que verá la luz este año 2019 en FITUR.

Martínez Arroyo ha resaltado su compromiso con este proyecto colectivo a la hora de transmitir los valores ese patrimonio inmaterial de la Humanidad a través de los productos representativos de la dieta que son por ejemplo el ajo morado de Las Pedroñeras, el aceite, el vino, los frutos secos o las legumbres.