Eurocaja Rural, distinguida como ‘Empresa con corazón’ por Cáritas Toledo

Lanza Toledo
Un momento de la entrega del reconocimiento a Eurocaja Rural / Lanza

Un momento de la entrega del reconocimiento a Eurocaja Rural / Lanza

Con motivo de su compromiso con las causas solidarias y su implicación a la hora de solventar las necesidades de los colectivos más desfavorecidos durante la actual crisis sanitaria, Cáritas Diocesana de Toledo ha otorgado este reconocimiento a Eurocaja Rural en un acto presidido por el arzobispo de Toledo y al que ha asistido el presidente de la entidad financiera

Eurocaja Rural ha sido distinguida esta mañana por Cáritas Diocesana de Toledo como ‘Empresa con Corazón’ en un acto celebrado en el Salón de Concilios del Arzobispado de Toledo, en reconocimiento a aquellas empresas que han demostrado su solidaridad ante la emergencia ocasionada por el coronavirus.

El arzobispo de Toledo, Francisco Cerro Chaves, ha participado en este evento al que ha asistido el presidente de Eurocaja Rural y su Fundación, Javier López Martín, el presidente de Cáritas Castilla-La Mancha, Javier García-Cabañas Araque, entre otras personalidades.

La entidad financiera ha obtenido este reconocimiento, así como una bendición papal dirigida al equipo de Eurocaja Rural, en virtud de su compromiso en la emergencia ante el coronavirus #lacaridadnocierra, que se suma a su apoyo a causas solidarias promovidas por Cáritas en beneficio de colectivos desfavorecidos.

En este sentido, resaltar como ejemplo la donación efectuada por el Consejo Rector y la Fundación Eurocaja Rural de más de 10.000 euros a Cáritas CLM durante la actual crisis sanitaria, destinada a la adquisición de alimentos para ser repartidos entre los que más sufren los efectos de la Covid-19, hecho que corrobora su sensibilidad y compromiso con causas sociales.

Durante el acto, el arzobispo agradeció a las empresas colaboradoras su vocación de servicio y responsabilidad, parafraseando el célebre enunciado de la Madre Teresa de Calcuta, en el que aludía a la importancia de las obras pequeñas «porque, aunque son una gota, podemos hacer un océano con ellas».

Por su parte, el presidente de Cáritas Castilla-La Mancha destacó que durante los tres meses transcurridos desde el inicio de la pandemia la organización oficial de la Iglesia católica ha atendido ya a 8.000 familias, que representan el 75% de todas las atendidas en 2019, y señaló que se espera ayudar a 35.000 personas una vez esté implantada la red de 18 economatos.