El Gobierno de Castilla-La Mancha destinará más de 20 millones de euros en 2018 en ayudas a la protección de menores y familias

Lanza Toledo
El portavoz de la JCCM, Nacho Hernando, durante su comparecencia a los medios de comunicación / Ignacio López

El portavoz de la JCCM, Nacho Hernando, durante su comparecencia a los medios de comunicación / Ignacio López

Nacho Hernando ha destacado que el Ejecutivo del presidente García-Page ha aumentado un 11 por ciento las ayudas a hogares y centros de menores respecto a 2015, al igual que también se ha incrementado un 41,68 por ciento el presupuesto destinado a los programas y servicios de apoyo a la infancia y familias.

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado esta semana un paquete de más de 20 millones de euros en ayudas para el desarrollo de actuaciones dirigidas a la protección de los menores y sus familias en la región.

Así lo ha anunciado el portavoz del Ejecutivo autonómico, Nacho Hernando, que ha destacado un gasto de 9,3 millones de euros para la suscripción de cinco convenios de colaboración con entidades privadas sin ánimo de lucro para la gestión de plazas y hogares para el acogimiento residencial de menores.

Las cinco entidades receptoras estas ayudas serán la Asociación para la Integración del Menor ‘Paideia’, ‘ACCEM’, Aldeas Infantiles SOS CLM, Asociación ‘Colabora’ y Asociación para el desarrollo integral de menores ‘DIME’.

Estos acuerdos aprobados por el Consejo de Gobierno forman parte del decreto para el mantenimiento de hogares y centros de menores que están bajo medidas de protección o judiciales, así como de los pisos de autonomía, que beneficiarán a un total de 59 hogares y centros con 479 plazas.

La cuantía total destinada a este decreto en 2018 asciende a 14,2 millones de euros, un 11 por ciento más que en 2015, cuando era de 12,7 millones.

Hernando ha destacado que en lo que va de legislatura el número de profesionales que trabajan en estos hogares y centros se ha incrementado un 9 por ciento, destacado especialmente el de los educadores, que han pasado de 193 en 2015 a 282 en 2018.

El Gobierno de Castilla-La Mancha tutela, actualmente, a 1.049 niños y niñas, de los que el 42 por ciento -un total de 448- se encuentran en acogimiento residencial, el 54 por ciento en acogimiento familiar y el cuatro por ciento en guarda con fines de adopción.

Programas y servicios de apoyo a la infancia y familias

Por otra parte, el Consejo de Gobierno ha autorizado un gasto de 2,1 millones de euros para dos subvenciones, de similar cuantía, a la Asociación ‘Colabora’ y a la Asociación de Mujeres para la Formación y el Desarrollo (AMFORMAD), para el desarrollo de servicios y programas de prevención y atención a la infancia y las familias.

Así, se ha aprobado subvencionar a la entidad ‘Colabora’ para gestionar los Puntos de Encuentro Familiar situados en Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Toledo y Talavera de la Reina, que el año pasado utilizaron un total de 796 familias, y que facilitan al menor su derecho a relacionarse con ambos progenitores en caso de separación, así como con otros familiares, en un entorno seguro.

Por su parte, AMFORMAD gestionará un programa de Prevención e Intervención en Violencia Familiar del que el año pasado se beneficiaron 536 familias y 2.616 personas beneficiadas.

Al igual que en el caso anterior, este acuerdo se engloba en una convocatoria mayor, en esta ocasión, en la orden para atender los programas de apoyo a la infancia y la familia, que cuenta con un presupuesto total de 6.122.760 euros para 2018.

El portavoz del Ejecutivo autonómico ha destacado el avance “gigantesco” que este año ha experimentado el presupuesto para el desarrollo de servicios y programas de prevención y atención a la infancia y las familias, con un incremento del 41,68 por ciento, ya que en 2015 el presupuesto fue de 4.321.400 euros.

En 2017, la orden de convocatoria de infancia y familia atendió a 19.065 familias y 21.689 menores en diferentes programas, entre ellos, Puntos de Encuentro Familiar, Mediación Familiar, Prevención e Intervención en Abuso Sexual Infantil, Prevención e Intervención en Violencia Familiar, ‘#TúCuentas’ o Aulas de Familia.

Ayudas para la inserción laboral de personas en situación de exclusión social

Por último, el Consejo de Gobierno ha aprobado destinar 1.050.000 euros a fomentar la inserción laboral de personas en situación de exclusión social en Castilla-La Mancha a través de empresas de inserción.

El decreto que regula estas ayudas cuenta con dos líneas de subvención, siendo la primera de ellas la dirigida a la contratación inicial y/o mantenimiento de personas en situación de exclusión social y cuya finalidad es propiciar que estas personas desarrollen un itinerario personalizado que les capacite para su inserción en el mercado laboral ordinario.

“Queremos que el esfuerzo del conjunto del Gobierno regional hacia el empleo sea un esfuerzo de abanico entero, no sólo dirigido a unas personas concretas, mayores de 55 años, jóvenes o los que buscan un primer empleo, sino también a todas aquellas personas que en la sociedad que todos merecemos, y que aspiramos a construir conjuntamente, también existan segundas oportunidades para aquellas personas que lo necesitan”, ha explicado Hernando.

Para esta línea de ayudas, la duración de los contratos no podrá ser inferior a 12 meses ni superior a 36, aunque excepcionalmente podrá ser menor si así lo aconsejan los Servicios Sociales de Atención Primaria competentes, aunque en ningún caso podrá ser inferior a seis meses.

La cuantía de la subvención será del 100 por cien del Salario Mínimo Inteprofesional anual, vigente en el momento de la solicitud, durante los 12 primeros meses del contrato, del 65 por ciento entre el décimo tercer mes y el vigésimo cuarto, y del 35 por ciento a partir del mes vigésimo quinto y hasta el trigésimo sexto.

La segunda línea de subvenciones es la dirigida a la contratación inicial y/o mantenimiento del personal técnico de acompañamiento y/o producción.

En este caso, los contratos deberán ser suscritos con personas demandantes de empleo no ocupadas en el momento de la contratación y la duración de los mismos será como mínimo de un año, ampliables en periodos de 12 meses hasta un máximo de 36.

La cuantía de la subvención será del 75 por ciento del Salario Mínimo Interprofesional por cada técnico contratado y se reducirá de forma proporcional cuando el contrato sea a tiempo parcial.