González Ramos dice que con la reunión del CSN se produce “un paso más positivo” para la paralización del silo

Lanza Toledo
El Gobierno ha anunciado la paralización del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares en la localidad de Villar de Cañas /Lanza

El Gobierno ha anunciado la paralización del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares en la localidad de Villar de Cañas /Lanza

Para el delegado esto supone una "ejecución del mandato" del Gobierno de Pedro Sánchez para "hacer bien las cosas y no hacerlas improvisadas", ya que, a su juicio, el proyecto empezó "la casa por el tejado"

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Manuel González Ramos, ha señalado que este miércoles se produce “un paso más positivo” del inicio de la decisión del Gobierno de España de la paralización del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares en la localidad de Villar de Cañas (Cuenca) tras la reunión del pleno del Consejo de Seguridad Nacional (CSN).

Así se ha pronunciado González Ramos a preguntas de los medios tras reunirse con el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural del Gobierno regional, Francisco Martínez Arroyo, donde ha indicado que este miércoles se reúne el pleno del CSN para proceder a la suspensión que ha solicitado el Ministerio para la Transición Ecológica.

Ejecución del mandato

Para el delegado esto supone una “ejecución del mandato” del Gobierno de Pedro Sánchez para “hacer bien las cosas y no hacerlas improvisadas”, ya que, a su juicio, el proyecto empezó “la casa por el tejado”.

De esta forma, González Ramos ha señalado que se decidió el sitio de ubicación “sin cumplir posiblemente las condiciones que debe reunir” tanto en “previsión de residuos futuros nucleares en función a la estrategia energética del Gobierno”, como de la “idoneidad de los propios terrenos”, algo para lo que se hacen evaluaciones de impacto ambiental “que no estaba hecha”.

En relación al presupuesto que iba a ser destinado para la construcción del ATC, el delegado del Gobierno central en la región ha destacado que era un presupuesto de la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa) “específico para gestionar residuos nucleares”.

Para González Ramos “no era de recibo” que el Gobierno anterior “vendiese un presupuesto en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para Castilla-La Mancha multimillonario”, pero que “140 millones de euros se los llevaba el ATC” y por tanto “no iba Castilla-La Mancha” para “mejorar deficiencias” en la región.

“Era un engaño como hemos vivido ahora, cuando se compara el presupuesto quitando esos 140 millones se va a quedar, desgraciadamente, en un porcentaje pésimo”, ha finalizado.