Iglesias admite que en verano de 2020 vio venir la necesidad de un cambio de liderazgo en el espacio de Unidas Podemos

Lanza Guadalajara
El exvicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, antes de entrar al diálogo ‘Política y religión. Un contexto histórico’, en el Campus de la Universidad de Alcalá / RAFAEL MARTÍN - Europa Press

El exvicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, antes de entrar al diálogo ‘Política y religión. Un contexto histórico’, en el Campus de la Universidad de Alcalá / RAFAEL MARTÍN - Europa Press

El exvicepresidente del Gobierno y exlíder de Podemos, Pablo Iglesias, ha admitido meses después de abandonar la política que ya en verano de 2020 era consciente de que el espacio político que representaba Unidas Podemos iba a pasar por un cambio de liderazgo, algo que "tenía claro", lo cual aceleró su marcha, ya que "uno nunca puede poner el interés personal por encima del colectivo".

Hoy se siente «muy satisfecho» de lo que ha conseguido su formación y de haber dejado el «barco» en las mejores manos para dirigirlo, según ha dicho en un acto en el campus universitario de Guadalajara.

Además, ha señalado que era evidente que su formación «necesitaba resistir en Madrid» y que había una oportunidad de derrotar a la «ultraderecha» de «Isabel Díaz Ayuso y Vox».

«Y cuando uno no es capaz de conseguir ese objetivo, tiene que asumirlo y dejar paso a otras personas», ha asegurado antes de defender que hizo «lo correcto». «Siete años en la política activa ya está bien», ha rematado.