Pablo Iglesias, convencido de que Unidas Podemos recuperará representación en C-LM: “Es el único voto que sirve”

E. Press
Pablo Iglesias/ David Hufra

Pablo Iglesias/ David Hufra

El secretario general de Podemos y candidato de Unidas Podemos a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, se ha mostrado convencido ese viernes de que la confluencia que lidera volverá a recuperar representación en el Congreso de los Diputados por alguna de las circunscripciones de Castilla-La Mancha.

Así lo ha asegurado dirigiéndose a parte del público que asistía a un mitin protagonizado por Iglesias en el Centro Cívico del barrio de Santa Bárbara en Toledo y que se ha quedado fuera del salón de actos, que se ha llenando superando su aforo de 200 personas.

“Nuestro resultado va a ser mejor que el de abril. El único voto que sirve es el voto a Unidas Podemos. Vamos a recuperar la representación en Castilla-La Mancha”, ha asegurado, pidiendo al electorado que convenza a sus familiares y amigos. “Lo tenemos cerca”.

Unidas Podemos no consiguió ninguno de los 21 diputados en liza el pasado 28 de abril, perdiendo los dos escaños que mantenía desde 2016, cuando Gloria Elizo por Toledo y Teresa Arévalo por Albacete consiguieron un asiento en la Cámara Baja.

Pelea entre sectores

El secretario general de Podemos y candidato de Unidas Podemos a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, ha apuntado a una “pelea entre sectores” dentro del PSOE de Pedro Sánchez, uno de izquierdas que “quisiera gobernar” con su confluencia y “una nueva versión que quiere gobernar con la derecha”.

Así lo ha puesto de manifiesto en el transcurso de un acto público celebrado en Toledo ante un auditorio de 300 personas que ha llenado el Centro Cívico del barrio de Santa Bárbara, donde ha reparado en el anuncio que Sánchez lanzó en pleno debate electoral sobre otorgar una vicepresidencia económica a Nadia Calviño.

En su opinión, esa propuesta era un guiño a la derecha, toda vez que Calviño “es la que se va a Bruselas con la mochila austriaca”. Por el contrario, ha tenido palabras para la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, quien en el debate que protagonizaba este jueves “estaba incomodísima” ante este argumento socialista.

“Montero dijo ayer que sí apoyaría un impuesto a la banca, y yo le dije en un tuit que para eso tendría que convencer a Calviño y a Sánchez, y eso va a ser difícil”, ha agregado. “Lo que pasa es que Sánchez no nombró a Montero como vicepresidenta. Nombró a Calviño”.

En este punto, ha recordado que Sánchez sí fue de izquierdas cuando tuvo que recuperar la Secretaría General del PSOE. “Pero olvidaros. Ahora hay una nueva versión que quiere llegar a un acuerdo con la derecha para afrontar la crisis con las políticas cuyos resultados ya conocemos”, ha insistido.

“Mano tendida” al PSOE

Pablo Iglesias ha dicho que desde su confluencia son “conscientes” de que no podrán gobernar en solitario, por lo que van a “tender la mano otra vez” al PSOE “dejando atrás reproches” y “tragando sapos”. “Nos tenemos que poner de acuerdo con el PSOE. No podemos hacer lo que nos gustaría. La Unión Europea seguirá limitando nuestra democracia, pero vamos a ser responsables”, ha indicado.

Pero ha insistido en que la fuerza parlamentaria que coseche su candidatura “no entregará un gobierno gratis” y va a traducir cada voto “en responsabilidades de gobierno que la gente en España va a notar desde el primer día”.

“Orgullo” de no deber nada a los bancos

Iglesias ha apuntado que los bancos “perdonan deudas a partidos políticos” pero “no actúan por altruismo, sino por su propio interés”. “Cuando te financia un banco, un banquero te puede decir que si quieres que te perdonen la deuda no hagas una ley que le obligue a devolver la suya”, ha dicho antes de presumir de ser “el único partido” que no tiene préstamos bancarios.

El líder morado ha hablado de la última emisión del programa ‘Salvados’ de La Sexta, donde se recordaba una entrevista con Pedro Sánchez en 2017 donde se atisbó “un giro a la izquierda” antes de ganar las primarias del PSOE.

Pero “de ese PSOE y de ese Pedro Sánchez no queda absolutamente nada”, toda vez que ya la palabra ‘izquierda’ “ni aparece” en el argumentario socialista. Y ante ese escenario, ha vaticinado que mucha gente no se va a dejar “engañar” y ahora votará a Unidas Podemos. “Ahora se está viendo el trasvase, con el PSOE de ahora van a volver a votar a Unidas Podemos porque quieren un gobierno, por ejemplo, que intervenga el mercado del alquiler”, ha reseñado.

Propondrá que “Sánchez descanse muy bien”

El candidato morado ha criticado además las palabras de “seducción” que a su juicio Pedro Sánchez dedicó “a la derecha”, reparando en las afirmaciones del presidente del Gobierno en funciones sobre traer al expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont, a España o “controlar” a la Fiscalía.

“Ahora dice que se equivocó porque estaba cansado. Ahora entiendo lo de que no podía dormir por las noches”, ha bromeado, arrancando el aplauso y la risa del público. “Cuando uno no duerme bien se cansa y acaba de un plumazo con la separación de poderes”.

Por eso, “una de las medidas si Unidas Podemos está en el Gobierno será que Sánchez, sea presidente o sea vicepresidente, descanse muy bien”.

Cataluña como “excusa” de Sánchez para pactar con la derecha

El líder político ha tenido palabras para el referéndum impulsado en Cataluña en 2017, algo que ha circunscrito en una “movilización ciudadana”, tras lo que ha criticado que Pedro Sánchez “entre en el juego” de la derecha en cuanto a la represión catalana.

Esto es, en su opinión, porque el conflicto en Cataluña es “la excusa perfecta” de Sánchez para pactar con la derecha su próxima investidura. Ha insistido en esta idea de que Pedro Sánchez tiene el pacto perfilado con la derecha para ser presidente.