IU C-LM fomentará un “frente” común con los sindicatos y asociaciones para evitar las privatizaciones en los servicios sociales

Lanza Toledo
Juan Ramón Crespo en una imagen de archivo / J.Jurado

Juan Ramón Crespo en una imagen de archivo / J.Jurado

El coordinador regional de IU en Castilla-La Mancha, Juan Ramón Crespo, ha avanzado que su partido se dirigirá a los sindicatos y a las asociaciones de dependientes y usuarios de servicios sociales para trasladarles su "preocupación" por la privatización de servicios sociales en la región y tratar de crear "un frente" común para evitar que esta práctica se siga llevando a cabo.

Crespo, en una rueda de prensa, ha reaccionado de esta manera después de que el presidente regional en funciones, Emiliano García-Page, planteara este lunes la posibilidad de crear una empresa semi-pública “con un criterio de austeridad” para la prestación de servicios públicos en la región, en la que podrían participar o colaborar las entidades del Tercer Sector.

El coordinador regional de IU ha insistido en que la coalición va a “pelear en torno a este tema” porque les preocupa que este anuncio “se vaya a hacer en el discurso de investidura” de García-Page. “Va a utilizar esa tribuna para decir que va a terminar de privatizar los servicios”, ha lamentado.

En este punto, se ha preguntado “para qué queremos una Junta de Comunidades que lo único que hace es gestionar contratos porque es incapaz de gestionar los servicios que le ha encomendado la ciudadanía”.

Asimismo, ha afirmado que al presidente en funciones “ya no se le caen los anillos de anunciar públicamente que va a privatizar lo poco que queda en los servicios públicos de Castilla-La Mancha”, insistiendo en que a las asociaciones privadas a las que se encomiendan algunos de estos servicios, entre las que ha citado a la ONCE como ejemplo, “aunque no les mueva el lucro en sus estatutos sí que tienen unos fines económicos muy concretos”.

“Nos preocupa que vaya diciendo que, como cada vez se va a mover más dinero en atención a mayores y dependencia, es necesario reforzar los mecanismos de colaboración con las empresas. Parece que no le mueve otro ánimo que el dinero y piensa en los servicios sociales como una industria que genera dinero, sin darle ese carácter social que tiene que tener”, ha concluido Crespo.