La Catedral de Cuenca y Globalcaja se alían para la restauración del retablo de la Asunción datado en el siglo XVI

Lanza Cuenca
La catedral es uno de los principales reclamos de la ciudad / E. P.

La catedral es uno de los principales reclamos de la ciudad / E. P.

Se hacen cargo al cincuenta por ciento de los costes

La Catedral de Cuenca y Globalcaja se han aliado para llevar a cabo la restauración del retablo de la Asunción del templo conquense, una obra artística datada de finales del Siglo XVI y cuyo proceso se prevé que finalice a finales de este mes de mayo.

Así lo pusieron de manifiesto tanto el deán de la catedral, José Antonio Fernández, como el presidente de la entidad financiera, Carlos de la Sierra, durante la firma del convenio de colaboración este lunes.

A través de este convenio, cada entidad ha puesto sobre la mesa el cincuenta por ciento para llevar a cabo la restauración de esta obra. Un convenio del que De la Sierra se mostró “muy agradecido” por el hecho de que “la perla de Cuenca siga mejorando sus obras de arte”.

En declaraciones a los medios de comunicación, el presidente de Globalcaja aseguró que es “una maravilla” ver la evolución de la Catedral a lo largo de estos años, que ha estado apoyada siempre por la entidad financiera, y puso como ejemplo la reciente inauguración de la nueva iluminación del templo.

Al mismo tiempo, De la Sierra mostró su disposición “para en la medida de la posibilidad seguir colaborando para ir mejorando los valores de la ciudad”. “Si nos damos cuenta, todos los valores de la sociedad se intercomunican, porque damos trabajo, felicidad y muchas cosas que son imprescindibles para vivir y gozar de la vida”, declaró.

Fernández, por su parte, agradeció “una vez más” que Globalcaja tenga este compromiso hacia la Seo conquense, cosa que es «motivo de satisfacción». “Sin la ayuda de Globalcaja ni de los amigos de la Catedral, así como de la aportación de cada visitante, este templo se nos caería”, indicó el deán.

“Todos somos conscientes de que estamos ante uno de los principales reclamos de la ciudad, y es un reclamo que piden los ciudadanos visitar”, puso de manifiesto Fernández.

Por eso, el deán aseguró que desde el Cabildo catedralicio están “deseando” que se habrán las fronteras para que el templo pueda abrir sus puertas y tanto vecinos como visitantes “puedan participar de la belleza del templo”.

Restauración en el taller de Mar Brox

Este retablo comenzó su restauración en noviembre en el taller de Mar Brox, situado en la capital conquense, y está previsto que vuelva al templo a lo largo de este mes de mayo.

Ubicado en la capilla que también tiene el nombre de la Asunción, el director del templo, Miguel Ángel Albares, explicó que fue fundada por el deán Gregorio Álvarez de Alcalá a finales del siglo XV o muy a principios del XVI.

En 1511 esta capilla se presentaba como una capilla dedicada al culto, y posteriormente se dotó de este retablo que hoy es objeto de restauración. “Es una de las maravillas del arte renacentista conquense”, que fue elaborado por los Martín Gómez, una dinastía de pintores conquenses que llegaron a aprender las dotes pictóricas de Leonardo Da Vinci, de ahí la importancia del retablo.

Como retos a futuro, Albares explicó que están en restaurar una copia del Descendimiento de Caravaggio, ¡cuya importancia radica en que, en aquella época, para poder realizar una copia se tenía que estar en frente del original, que ahora se encuentra en los Museos Vaticanos”.

También, gracias a la aportación de los amigos de la catedral, se tiene en mente restaurar un lienzo de la capilla de San Julián así como otra tabla de la capilla de los Bartolomé.