La Guardia Civil detiene a una persona por usurpación de identidad en Villarta de San Juan

Lanza Ciudad Real
Vista general de Villarta de San Juan /Lanza

Vista general de Villarta de San Juan /Lanza

De manera fraudulenta la detenida abrió dos cuentas bancarias a su nombre donde posteriormente domiciliaba diversos recibos. El importe de lo defraudado asciende a unos 500 euros.

La Guardia Civil de Ciudad Real ha detenido a una mujer de 31 años como presunta autora de un delito de usurpación de estado civil, al apropiarse de documentación oficial de la víctima y abrir dos cuentas bancarias para domiciliar recibos de telefonía y suministros de gasóleo.

Los hechos tuvieron lugar hace aproximadamente dos semanas cuando un particular puso en conocimiento de la Guardia Civil un supuesto delito de usurpación de estado civil, al percatarse la víctima de que su entidad bancaria le exigía el pago de una deuda que ascendía a unos 500 euros y que ella negaba haber contraído. Además la víctima informó de que había extraviado hacía unos meses su documento nacional de identidad.

Con toda esta información y tras realizar las correspondientes averiguaciones, los agentes comprobaron que la ahora detenida se había apropiado de la cédula de identidad de la víctima para abrir dos cuentas bancarias y posteriormente domiciliar recibos de telefonía y servicios de suministro de calefacción.

Las diligencias junto con la persona detenida, han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción nº 2 de Manzanares.

Figura delictiva de usurpación de estado civil

Este delito, recogido en el artículo 401 del vigente Código Penal lo comete quien usurpare el estado civil de otro y será castigado con la pena de prisión de seis meses a tres años.

La suplantación de identidad es una figura delictiva cada vez más común en el que cualquiera puede ser víctima de este delito, para ello la Guardia Civil aconseja mantener seguros sus documentos personales en casa y cuando viaje; destruir los documentos personales cuando hayan dejado de ser necesarios; y tener cuidado con la información que se publica o comparte en Internet de carácter personal.

Asimismo, también recomiendan proteger el ordenador, smartphone o tablet; controlar si se reciben tarjetas de crédito, servicios o artículos que no haya solicitado; mantenerse alerta ante cualquier transacción bancaria inusual; y que, cuando se realicen compras por Internet, se aseguren de que la página web es fiable y no utilice equipos públicos para realizar movimientos bancarios o de compras online.