La JCCM traslada al sector empresarial su apuesta por las renovables para atraer inversiones y crear empleo

Lanza Toledo
El consejero de Desarrollo Sostenible de la JCCM, José Luis Escudero

El consejero de Desarrollo Sostenible de la JCCM, José Luis Escudero

Escudero ha destacado que Castilla-La Mancha ha declarado prioritario el sector energético en la Ley de Medidas Urgentes, y desde la Consejería de Desarrollo Sostenible se ha creado un equipo multidisciplinar de 68 profesionales para la tramitación de los expedientes de transición energética.

El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha participado este jueves junto al presidente de APD en Castilla-La Mancha, Nicolás Rodríguez Cuéllar, y el consejero delegado de Endesa, José Bogas, en el almuerzo-coloquio ‘La energía del futuro para un desarrollo más sostenible’.

En este foro, el consejero ha trasladado a las más de 30 empresas participantes que Castilla-La Mancha se ha convertido en una región con una posición «estratégica privilegiada» para implantar en su territorio proyectos de transición energética asociados a las energías renovables, y ha subrayado que «desde el año 2019 en que se inició la legislatura, hemos incrementado la potencia instalada de generación renovable en 1.350 megavatios verdes, lo que ha significado movilizar inversiones cercanas a los 700 millones de euros y unos 5.000 puestos de trabajo en puntas de construcción de las nuevas plantas».

En este sentido, ha recalcado que «desde el Gobierno que preside García-Page tenemos claro que las energías renovables son el futuro, puesto que atraen inversiones, crean empleo que fija población, y representan un nuevo modelo energético con el que contribuimos a mitigar los efectos del cambio climático gracias a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera, una circunstancia fundamental para atender la neutralidad climática que la Unión Europea se ha marcado para 2050».

El titular de Desarrollo Sostenible, que ha estado acompañado durante el almuerzo empresarial por el director general de Transición Energética, Manuel Guirao, ha afirmado que las empresas encuentran en Castilla-La Mancha confianza, acompañamiento y agilidad en la tramitación de los proyectos, una circunstancia «que no es casualidad, como lo demuestra el hecho de haber creado un equipo de 68 profesionales, en el que hemos invertido 2 millones de euros, que se encarga de la tramitación de los expedientes en materia de transición energética, especialmente de instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energías renovables».

Según ha informado la Junta en un comunicado, ha concluido que sí a esto se añade que el sector energético ha sido declarado «prioritario», catalogándolo como tal en la Ley de Medidas Urgentes aprobada hace un año, «queda clara la apuesta de esta administración por el fomento de las energías renovables, la mejora de la eficiencia energética, la reducción de emisiones gases de efecto invernadero y la potenciación de nuestros activos energéticos».

Castilla-La Mancha cuenta ya con 7.200 MW de potencia instalada de energía eléctrica procedente de fuentes renovables. Este dato significa que el 75 por ciento del total de la potencia eléctrica instalada en el mix energético regional ya procede de fuentes renovables. En comparación con el resto de España, donde la media está en un 54 por ciento, Castilla-La Mancha se encuentra 21 puntos porcentuales por encima de la media nacional.