Lanza Digital

La Junta aboga por una discriminación positiva en el acceso a las ayudas públicas a favor de quienes viven en los pueblos

El Gobierno de Castilla-La Mancha aboga por llevar a cabo una política territorial en relación al medio rural que incluya una discriminación positiva en el acceso de ayudas en beneficio de quienes viven en los pueblos, según ha informa Europa Press en un comunicado.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha participado este miércoles en la jornada ‘El medio rural y su vertebración social y territorial’ organizado por el Consejo Económico y Social de España (CES) en su sede de Madrid.

Durante su intervención en la mesa ‘Políticas para el desarrollo del medio rural’, ha destacado que “es importante el enfoque sectorial en toda las políticas”, pero “hay que tener ese enfoque territorial que permita a la gente que decide quedarse en los pueblos que tenga acceso a todos los servicios y es importante hacerlo desde una perspectiva integrada”, ha añadido.

De esta forma, el consejero ha recordado que Castilla-La Mancha es una de las regiones a nivel nacional donde el medio rural tiene una “gran relevancia”, desde el punto de vista de la población y del medio ambiente.

Vida rural más fácil

Así, ha expresado que ahora “es el momento ya de coger el toro por los cuernos” y hacer cambiar la realidad para que “la vida en el medio rural sea más fácil.” Para ello, ha dicho, “hay que hacer de verdad una discriminación positiva para la gente que vive en los pueblos y eso significa enfocar políticas como la fiscal o la de la cotización a la Seguridad Social que tienen que ser discriminatoriamente positiva para los que viven en el medio rural”.

En Castilla-La Mancha, ha señalado, se está trabajando a diario desde el punto de vista sectorial y también desde el territorial. En este último caso, ha resaltado, se está trabajando en la Ley de Desarrollo Rural Territorial para su aprobación durante la próxima legislatura. Es necesaria su existencia ya que “si no garantizamos las condiciones mínimas de calidad a los que deben estar en los pueblos, se irán”, ha puntualizado.

Estatuto de las Mujeres Rurales

Además, Martínez Arroyo ha destacado la creación en la región del Estatuto de las Mujeres Rurales que, con rango de Ley, “va a hacer posible que las mujeres tengan acceso a la titularidad compartida de las explotaciones agrarias” algo que actualmente es “muy difícil”. Se trata, ha indicado, de un estatuto que va a estar aprobado “en esta legislatura”.

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha indicado que la “tarea que nos toca es seducir a la población urbana” del medio rural y es que, ha insistido, “el éxito lo vamos a hacer si conseguimos que le conjunto de la población se comprometa con el objetivo que el medio rural esté vivo”.

Lo que ahora se pone sobre la mesa, es, “cómo alcanzarlo” y para ello, ha resaltado, es necesario que para contar con un medio rural “vivo”, que haya gente, actividad económica y acceso a servicios de “todo tipo” en “igualdad de condiciones que en el medio urbano”. Para ello, ha reconocido, “tiene que haber gente, actividad económica y acceso a servicios de todo tipo en igualdad de condiciones que en el medio urbano”.

En el medio rural, ha insistido el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, hay “compromiso, mujeres, liderazgo, y es a la gente a la que tenemos que ayudar y diferenciar cualquier incentivo público de los que están en esa militancia con lo rural de quienes no lo están”.

Diversificación de la actividad económica

Martínez Arroyo ha valorado la agricultura y la ganadería como claves en el medio rural, pero ha recalcado la importancia de la diversificación de la actividad económica “que se ha hecho poco a poco con los Grupos de Desarrollo Rural”, ya que hay zonas donde “la agricultura por sí sola no puede hacer sostenible la vida en nuestros pueblos”.

De esta manera, ha defendido la autonomía de los Grupos de Desarrollo Rural ya que “no puede ser que el pequeño avance conseguido se pierda, porque es un ejemplo de éxito a pesar de las dificultades”.

La apuesta por un medio rural “vivo” tiene que pasar, ha indicado Martínez Arroyo, “por más incentivos y poner una financiación adecuada a las comunidades autónomas, a quienes tienen una dispersión en la población y conseguir una discriminación positiva desde el punto de vista de impuestos y políticas de cotización a la seguridad social”.

En este debate, moderado por el presidente de la Comisión de Trabajo de Agricultura y Pesca del CES de España, Juan José Álvarez Alcalde, han participado, además, la Comisionada del Gobierno para el Reto Demográfico del Ministerio de Política Territorial y Función Pública, Isaura Leal Fernández, y el secretario general de la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Eduardo Cabanillas.

Informe del CES de España

El encargado de la presentación del Informe del CES de España ‘El medio rural y su vertebración social y territorial’, ha sido el presidente de la Comisión de Trabajo de Agricultura y Pesca del CES de España, Juan José Álvarez Alcalde.

Sobre este informe presentado hoy en Madrid, Martínez Arroyo ha destacado que su existencia es una “señal positiva que vamos por buen camino”, agradeciendo al CES el impulso “a una cuestión esencial que tiene que estar en el debate y que influye más en la vertebración del país que otras cuestiones”. La jornada ha sido clausurada por el Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas.