La Junta apostará por la gestión directa de los comedores escolares en las zonas rurales para garantizar un servicio público esencial

Lanza Toledo
Comiendo en un comedor escolar / Elena Rosa

Comiendo en un comedor escolar / Elena Rosa

El consejero de Educación, Cultura y Deportes ha comparecido en el Pleno de las Cortes para informar de los servicios complementarios educativos y sus ayudas

El Gobierno regional apostará por la gestión directa de los comedores escolares en las zonas rurales con el objetivo de reforzar y garantizar este servicio público que contribuye a cubrir las necesidades básicas del alumnado, facilitando la conciliación de la vida familiar y laboral y cumpliendo una función compensatoria de desigualdades en muchos casos.

Así lo ha anunciado el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Fepeto, durante su comparecencia en el Pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha para informar de los servicios complementarios educativos y sus ayudas y donde ha explicado que en el nuevo concurso que se está preparando para la adjudicación de comedores se reducirán los de empresa en las zonas rurales “evitando los comedores de catering o que queden desiertos los concursos y no puedan abrirse y apostando por la gestión directa de los mismos”.

En su intervención, Felpeto ha recordado que los servicios complementarios resultan fundamentales para garantizar la igualdad de oportunidades educativas, y ha recordado que esa función compensadora dejaron de tenerla en la anterior legislatura con la supresión de las becas de comedor por el Gobierno, “lo que obligó a que comedores de zonas rurales, marginales o deprimidas tuvieran que cerrar”.

Una situación esta última que ha cambiado de forma radical en la actual legislatura, pues sólo en este curso el Gobierno de Emiliano García-Page ha concedido 19.468 ayudas de comedor, además de 1.740 del alumnado de Educación Especial, y desde el inicio de la legislatura el número de beneficiarios de ayudas de comedor por circunstancias socioeconómicas desfavorecidas alcanza los 51.291 alumnos y alumnas.

Igualmente, el consejero ha recordado que en los últimos cursos, y en colaboración con los ayuntamientos, se han abierto los comedores escolares también en periodos no lectivos, ofreciéndose a más de 30.000 beneficiarios.

En cuanto al número de comedores en funcionamiento, ha señalado que se ha pasado de los 319 comedores abiertos en el curso 2014-2015, a los 387 que están funcionando en el actual curso 2018-2019, es decir, “se han abierto en esta legislatura 68 nuevos comedores escolares, lo que ha facilitado que el número de usuarios de los mismos haya pasado de los 17.396, en el curso 2014-2015, a 32.013 usuarios, en el actual curso 2018-2019, lo que supone un incremento del 84 por ciento”.

Igualmente, en su intervención en el Pleno ha mencionado que con el fin de contar con menús equilibrados, en los pliegos de condiciones se incorporan como obligatorios aspectos recogidos en la estrategia NAOE del Ministerio de Sanidad, como unas normas específicas para la elaboración de los menús en cuanto a proporción de los distintos tipos de alimentos y las cantidades mínimas; el uso de productos de primera calidad, las restricciones en el uso de frituras y alimentos precocinados o el mínimo de dietas especiales para casos de alergias e intolerancias.

Transporte escolar y materiales curriculares

Por otra parte, se ha referido al transporte escolar y ha indicado que las exigencias de seguridad se han actualizado en los nuevos concursos, reforzando los pliegos de contratación, tanto en relación a la menor antigüedad de los vehículos –sólo puntúan los menores de ocho años-, como en la necesidad de que todos lleven cinturón de seguridad, “unas exigencias que se están aplicando también a las rutas de transporte contratadas en la legislatura anterior, en la que se valoraba pero no se exigían cinturones, por lo que, actualmente, si las empresas quieren prorrogar la prestación del servicio están obligadas al cumplimiento de los nuevos requisitos”, ha puntualizado.

Ángel Felpeto ha comentado que el servicio de transporte escolar es gratuito para el alumnado que curse enseñanza infantil y obligatoria que se tenga que desplazar fuera de su localidad de residencia, así como para el alumnado escolarizado en centros específicos de Educación Especial y ha recordado que allí donde no llega el transporte -un mínimo porcentaje del 1,9% del alumnado-, el Gobierno regional ha dispuesto otorgar ayudas individuales de transporte, y así este año “hemos concedido 447 ayudas y hemos incrementado estas ayudas un 12% sobre el curso 2015-16”.

Por otro lado, se ha referido a las ayudas para material curricular y ha recordado que desde el inicio de la actual legislatura se modificaron las órdenes de convocatoria, para ya desde el curso 2015-2016, atender a todo el alumnado con una renta igual o inferior a la establecida en dichas órdenes; y sucesivamente, se han ido modificando estos umbrales y atendiendo con materiales curriculares a más alumnado, hasta llegar a la situación actual, “que el programa alcanza ya a todas las enseñanzas obligatorias”.

Asimismo, ha explicado que el actual Gobierno de Castilla-La Mancha publica, con fecha 13 de abril de 2018 Decreto de ayudas para el curso 2018-2019 y se unifican las ayudas de comedor y libros de texto, así como las diferentes convocatorias de ayudas de libros de texto que se venían realizando hasta el curso 2015-2016.

Con este último decreto, ha concretado, se han concedido hasta la última resolución publicada del periodo extraordinario de fecha 22 de octubre de 2018, 68.311 ayudas para el uso de libros de texto para el alumnado de Educación Primaria y Educación Secundaria Obligatoria matriculado en centros públicos o privado concertados de Castilla-La Mancha, un número que  se podrá ir incrementando a lo largo del curso escolar con alumnado solicitante por traslado o circunstancias sobrevenidas.

Así, a lo largo de la legislatura, el número de beneficiarios ha sido de 224.981 subvenciones a las que faltaría por añadir en el actual curso las que todos los años se destinan al alumnado de Educación Especial y que está en tramitación, unas ayudas que supondrán unas 800 más, llegándose a un total en la legislatura de 225.781 ayudas aproximadamente.

Para finalizar su intervención, se ha detenido en la implantación del programa Carmenta que, en la actualidad, alcanza a un total de 80 centros públicos de Castilla-La Mancha y que se espera ir aumentando, siempre contando con la petición de los propios centros, “dada la favorable acogida que está teniendo el programa entre padres y madres y el propio profesorado”.

En el programa Carmenta participan unos 4.000 alumnos y alumnas, de los que 1.800 reciben gratuitamente los dispositivos, así como 450 docentes.

Todo, ha dicho el consejero, dentro del Plan de Modernización Educativa de la Formación Profesional y las TIC que va a permitir dotar, a los centros educativos de Castilla-La Mancha, entre el 2019 y el 2020, con 25.000 portátiles, 2.000 tabletas y cerca de 1.600 paneles interactivos, además del equipamiento con el  que, por valor de más de cinco millones de euros, se va a modernizar la FP.