La Junta felicita la declaración de las Tamboradas como Patrimonio Cultural de la Humanidad

Lanza Hellín
Las tamboradas tendrán un especial protagonismo en el stand de la Junta en Fitur

Las tamboradas tendrán un especial protagonismo en el stand de la Junta en Fitur

Durante la tamborada de Hellín convocada para festejar la decisión aprobada en el último Comité de Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco

Las tamboradas como rituales del tambor de las localidades albaceteñas de Hellín, Agramón y Tobarra se unen a los Conjuntos Históricos de Toledo y Cuenca, el Complejo Minero de Almadén y el Arte Rupestre del Arco Mediterráneo en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, procedente de Castilla-La Mancha.

Estos rituales del tambor han celebrado esta declaración -aprobada en el último Comité de Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco, desarrollado en la ciudad de Port Luis (Islas Mauricio)- con la convocatoria de tamboradas en los 17 municipios que conformaban esta candidatura del Consorcio Nacional de Pueblos del Tambor y el Bombo en cinco comunidades autónomas (Castilla-La Mancha, Aragón, Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía), entre los que se encuentran estas localidades de la provincia de Albacete.

El delegado de la Junta en Albacete, Pedro Antonio Ruiz Santos, felicitó a los ayuntamientos de Hellín y Tobarra, y la pedanía de Agramón, así como a las diferentes Asociaciones de Tamborileros y las Juntas de Cofradías y Hermandades de Semana Santa de estos tres municipios albaceteños, participando en sus tamboradas, y trasladando que, para el Gobierno regional presidido por Emiliano García-Page, estas declaraciones son “un nuevo hito social y cultural para la Comunidad Autónoma, al igual que lo fueron otras declaraciones logradas anteriormente” y apuntó que la provincia albaceteña aporta a estos reconocimientos de protección “universal” diferentes pinturas rupestres de relevancia prehistóricas en Alpera, Ayna, Nerpio y el propio Tolmo de Minateda; además de otros yacimientos localizados en Villar del Humo (Cuenca) y la Cueva de los Casares (Guadalajara).

Ruiz Santos declaró que “las tamboradas merecían este reconocimiento, tras más de diez años de trabajo unido, defendiendo esta tradición arraigada desde hace siglos, en unas manifestaciones identitarias, singulares, de gran dimensión social, con profundos sentimientos de respeto y devoción, conocidas mundialmente, y que son una referencia en la atracción turística y cultural”.

Además, subrayó la defensa que el Ejecutivo autonómico ha realizado de la candidatura, y recordó otros apoyos necesarios que necesitaban las tamboradas, logrados en la presente legislatura, como la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC), en la categoría de Bien Inmaterial de la Tamborada de Tobarra, y el título de Fiesta de Interés Turístico Regional para la Semana Santa de Agramón.

Fitur y la Oficina de Castilla-La Mancha en Madrid

Por otro lado, Ruiz Santos, que estuvo acompañado del alcalde de Hellín, Ramón García, y el presidente de la Peña de Tamborileros hellinera, Rafael Roche, en la tamborada realizada  por la calles de esta localidad albaceteña, recordó los apoyos institucionales recibidos por el Congreso de los Diputados, el Senado, la Consejería de Educación, Cultura y Deportes y la Diputación Provincial de Albacete.

También Ruiz Santos avanzó que estos tambores tendrán un especial protagonismo en el stand de la Junta de Comunidades de la próxima Feria Internacional de Turismo (Fitur 2018), al igual que las XXXIV Jornadas Nacionales de Exaltación del Tambor y el Bombo de 2019, que se celebrarán en Agramón, los días 29, 30 y 31 de marzo, y que se presentarán oficialmente en la Oficina de Castilla-La Mancha en Madrid.

Patrimonio de la Humanidad de Castilla-La Mancha

Las tamboradas de Hellín, Tobarra y Agramón logran ser Patrimonio de la Humanidad en este 2018 en la categoría Cultural Inmaterial, junto a las localidades de L’Alcora (Castellón); Baena (Córdoba); Jumilla, Moratalla y Mula (Murcia); Albalate del Arzobispo, Alcañiz, Alcorisa, Andorra, Calanda, Híjar, La Puebla de Híjar, Samper de Calanda, Teruel,  Urrea de Gaén, Valderrobres (Teruel); Alzira (Valencia) y Alagón y Fuentes del Ebro (Zaragoza), que conforman este Consorcio Nacional del Tambor.

En el caso de las ciudades de Toledo y Cuenca, sus Centros Históricos lograron esta declaración en 1986 y 1996, respectivamente; en 1998 fue el Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica; y el Conjunto Minero del Mercurio de Almadén e Idrija, en el año 2017.

Además, la Comunidad Autónoma cuenta también con el Hayedo de Tejera Negra en la provincia de Guadalajara como Patrimonio Natural de la Humanidad junto a otros hayedos primarios de la zona de los Cárpatos, y el Valle del Cabriel será Reserva de la Biosfera, concedida por la Unesco, con 52 municipios en su superficie, de los que 37 son de la provincia de Cuenca y cinco de la provincia de Albacete.