La Junta no remitirá a las Cortes la Ley de Garantías hasta que Llorente “no cese su estrategia del pinza con el PP”

Lanza Toledo
Nacho Hernando, portavoz del Gobierno de C-LM, en rueda de prensa

Nacho Hernando, portavoz del Gobierno de C-LM, en rueda de prensa

Preguntado por qué se toma esta decisión ahora y no antes de aprobar la Ley, el portavoz regional ha dicho que era importante que pasara por el Consejo de Gobierno para que "nadie tenga la más mínima duda" sobre esta normativa

El Ejecutivo de Castilla-La Mancha no remitirá a las Cortes el Proyecto de Ley de Garantía de Ingresos y Garantías Ciudadanas, pese ha haberlo aprobado esta semana en el Consejo de Gobierno, hasta que el diputado de Podemos David Llorente “no cese su estrategia de pinza con el PP” y no abandone su indisciplina asumiendo la agenda del Ejecutivo castellano-manchego “al completo”.

Así lo ha indicado este miércoles en rueda de prensa el portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando, quien aunque ha reconocido la labor llevada a cabo por el vicepresidente segundo del Gobierno regional, José García Molina, y la consejera del Plan de Garantías Ciudadana, Inmaculada Herranz, para sacar adelante esta ley, ha señalado que el Ejecutivo prefiere “no jugársela” y que no salgan las leyes “como churros”.

Una medida que Hernando ha afirmado que le ha transmitido este mismo miércoles el presidente regional, Emiliano García-Page, después de la rueda de prensa que han ofrecido para dar cuenta de la aprobación de la Ley el propio García Molina o la consejera del Plan de Garantías Ciudadanas, por lo que desconoce si ambos están informados sobre esta decisión del Gobierno regional.

“No podemos permitir que el desarrollo legislativo y el correcto funcionamiento de las Cortes se vea sometido al capricho de una sola persona”, ha indicado, para agregar que esta decisión de la Junta se ha tomado igualmente “para toda la agenda legislativa que queda pendiente” hasta que Llorente no cambie su actitud.

UN SOLO DIPUTADO NO PUEDE DECIDIR

Bajo su punto de vista, no puede ser que un solo diputado decida si se aprueba la Ley de Mecenazgo o no, que se abstenga ante la subida del SMI, que decida hacer pinza con el PP en una ley sobre Formación Profesional o que por su ausencia en el debate de la semana pasada no defienda la atención primaria.

En consecuencia, ha indicado que el Ejecutivo castellano-manchego mantendrá esta decisión hasta que Llorente no abandone su indisciplina, acate las decisiones de la mayoría democrática de la Dirección de su partido y se someta y obedezca a las bases de la formación morada.

A preguntas de los medios, Hernando ha dicho que no cree que desde Podemos se vea esta decisión del Gobierno regional como una excusa para que la Ley no se tramite y se ha mostrado convencido de que la consejera del Plan de Garantías Ciudadana querría que una Ley en la que se “ha invertido tanto tiempo” no se vea “desnaturalizada” por “una pataleta” de Llorente.

“No hay garantías de que se apruebe la Ley de Garantías y que esté desnaturalizada por parte del PP”, ha reiterado, para dirigirse a Llorente y decirle que tiene que asumir que hay una estrategia por parte del Ejecutivo castellano-manchego y que las cosas “no se hacen a la carta”.

LA MÁS MÍNIMA DUDA

Del mismo modo, preguntado por qué se toma esta decisión ahora y no antes de aprobar la Ley, el portavoz regional ha dicho que era importante que pasara por el Consejo de Gobierno para que “nadie tenga la más mínima duda” sobre esta normativa.

Tampoco cree Hernando que el hecho de que la norma no sea remitida al Parlamento autonómico vaya a afectar a la estabilidad del Ejecutivo regional del que forma parte Podemos. “Al contrario, están más cabreados ellos que nosotros”, ha añadido en referencia a los miembros de la Junta pertenecientes a la formación morada.

Finalmente, tras se preguntado por si daría tiempo a tramitar de nuevo la Ley, el portavoz del Ejecutivo castellano-manchego ha señalado que no se trata de una cuestión de tiempos y que Llorente tiene que asumir que esto no es un “cachondeo”, agregando que este hecho no agota la legislatura y que todavía queda hasta mayo.