Gritos de “autovía ya” y mejoras en el trazado de la N-430 en la tercera manifestación de la plataforma

Belén Rodríguez Piedrabuena

La familia del superviviente del grave accidente de Geacam en 2015, Crescencio Díaz, ha encabezado la manifestación / Clara Manzano

Cientos de personas de 52 localidades de Ciudad Real, Badajoz y Cáceres han protagonizado una marcha por la travesía de Piedrabuena para exigir al Gobierno obras que garanticen la “seguridad para las personas y el desarrollo económico de estos pueblos”. Uno de los supervivientes del accidente de los trabajadores de Geacam en 2015, con graves secuelas, ha encabezado la protesta acompañado de su familia

El “mundo rural” se ha reivindicando esta mañana en Piedrabuena en una nueva manifestación de la plataforma “por una N-430 digna y segura”, que ha vuelto a reunir a cientos de personas de cincuenta y dos pueblos de Ciudad Real, Badajoz y Cáceres.

Los manifestantes han coreado consignas como “autovía ya” y “la curva del Chiquero es un punto negro” (tramo curvo entre Luciana y Puebla de Don Rodrigo en el que murieron dos trabajadores de Geacam), y han recorrido con banderas y pancartas la travesía de la carretera en la localidad, todavía sin una variante poblacional, comprometida desde hace diez años.

Las demandas son las mismas que hace un año, cuando salieron a la calle por primera vez en Puebla de Don Rodrigo: mejoras urgentes en una vía que soporta a diario un tráfico de 1.100 vehículos pesados y 4.500 ligeros, se ha cobrado en diez años entre 46 víctimas mortales y está considerada la tercera más peligrosa de España.

Intervenciones al final de la manifestación / Clara Manzano

Intervenciones al final de la manifestación / Clara Manzano

El alcalde de Piedrabuena José Luis Cabezas dirigiéndose a los manifestantes / Clara Manzano

El alcalde de Piedrabuena José Luis Cabezas dirigiéndose a los manifestantes / Clara Manzano

Seguridad y desarrollo económico

“Reclamamos dos cosas fundamentales, la primera seguridad para las personas que tenemos que circular a diario por aquí y la segunda desarrollo económico para estos pueblos y se lo pedimos al Ministerio de Fomento y al Gobierno de España”, ha declarado el alcalde de Piedrabuena José Luis Cabeza, anfitrión de una jornada histórica en la localidad.

Cabezas, que ha encabezado la marcha junto a los alcaldes de Puebla de Don Rodrigo y Herrera del Duque (Badajoz), Venancio Rincón y Saturnino Alcázar, ha insistido en la idea de que los pueblos del noroeste no están en contra de nadie, “somos comprensivos con todo el mundo [en alusión a las localidades de la comarca de Almadén que reclaman la opción sur de la A-43], pero exigimos lo que creemos que es justo para nuestros pueblos”.

Cientos de personas de 52 pueblos de Ciudad Real y Extremadura han acudido a la manifestación / Clara Manzano

Cientos de personas de 52 pueblos de Ciudad Real y Extremadura han acudido a la manifestación / Clara Manzano

Saturnino Alcázar, el alcalde de Herrera del Duque, ha hecho hincapié en la racionalidad de las propuestas de esta plataforma y ha recordado al Gobierno compromisos de hace más de doce años, “primero fue Álvarez-Cascos y luego Magdalena Álvarez, ministros de distintos partidos, los que se comprometieron a continuar la autovía Lisboa-Levante por esta comarca desde Ciudad Real hasta Torrefresneda (Badajoz), sólo son doscientos kilómetros”.

La marcha ha recorrido toda la travesía de Piedrabuena / Clara Manzano

La marcha ha recorrido toda la travesía de Piedrabuena / Clara Manzano

Vecinos de pueblos de Badajoz en la manifestación / Clara Manzano

Vecinos de pueblos de Badajoz en la manifestación / Clara Manzano

Apoyar al mundo rural es mejorar la N-430

Venancio Rincón, alcalde de Puebla de Don Rodrigo y portavoz de la plataforma, se ha centrado en exigir el desdoblamiento de este tramo de la N-430 (Ciudad Real-Límite provincial con Badajoz) como muestra de apoyo al mundo rural. “Se habla mucho de que hay que apostar por el medio rural y evitar el despoblamiento, bien, arreglar esta carretera es la mejor manera de hacerlo”.

Delante de la pancarta que ha precedido la manifestación bajo el lema “No más muertes en nuestra carretera, arreglos urgentes ya”, ha marchado Crescencio Díaz y su familia,  superviviente del grave accidente de 2015 en las curvas del Chiquero (Luciana) en el que murieron dos compañeros de la empresa de gestión ambiental Geacam.

Su mujer, Ana María, ha explicado a Lanzadigital.com cómo les ha cambiado la vida tras el siniestro. Crescencio, de 52 años, veinte de ellos empleado como retén de incendios, ha sobrevivido pero se ha convertido en un gran dependiente que está postrado en una silla de ruedas, sin capacidad de movimientos, aunque se comunica con su familia con cierta dificultad.

Tráfico retenido al paso de la manifestación / Clara Manzano

Tráfico retenido al paso de la manifestación / Clara Manzano

Pancartas reivindicando la continuidad de la autovía A-43 por el norte de la provincia / Clara Manzano

Pancartas reivindicando la continuidad de la autovía A-43 por el norte de la provincia / Clara Manzano

“Esto no tiene que volver a pasar”

Toda la familia, ella, sus hijas y otros familiares, están volcados en sus cuidados tras pasar por un calvario hospitalario de dos meses en la UCI, más de 120 días en planta y un año en un centro especializado. Además ella tiene ansiedad desde el accidente, “esto no tiene que volver a pasar”, ha concluido.

En la marcha también se ha guardado un minuto de silencio por los fallecidos y las víctimas en las carretera, y los manifestantes han ovacionado a Crescencio Díaz y a su familia.

Alumnos del instituto de Piedrabuena, muchos de pueblos de la zona, durante la lectura del manifiesto / Clara Manzano

Alumnos del instituto de Piedrabuena, muchos de pueblos de la zona, durante la lectura del manifiesto / Clara Manzano

Alumnas del instituto Mónico Sánchez

El manifiesto lo han leído dos alumnas del instituto Mónico Sánchez de Piedrabuena, Estrella González y Laura Lucio, dos adolescentes de 17 años de Puebla de Don Rodrigo, que recorren a diario cien kilómetros para ir a clase por la N-430 y admiten que pasan miedo, “hemos visto muchos accidentes”.

“Hoy 1 de febrero de 2018 volvemos a unir nuestras voces para gritar ¡basta!, basta de soportar una carretera en la que tantas personas han perdido la vida, repleta de niebla, baches, curvas peligrosas, con tantos miles de vehículos pasando cada día, además de ser la única vía que nos une con la capital”, han leído ante la multitud.

Tras la movilización de este jueves los miembros de la plataforma confían en que el Ministerio de Fomento, que ha anunciado obras de mejora para este año en varios tramos de la provincia de Ciudad Real, organice con ellos una reunión al más alto nivel y haya un plan serio y con fechas de actuaciones.