Las empresas cárnicas de Castilla-La Mancha regularizaron a más de 1.200 falsos cooperativistas y falsos autónomos, según CCOO

Lanza Toledo
Angel León

Angel León

La industria cárnica es el cuarto sector industrial de España, solo por detrás de la industria automovilística, la del petróleo y combustibles y la producción y distribución de energía eléctrica. En la región, tiene un peso "importante", según el sindicato, tanto por su aportación al PIB como por el volumen de empleo que mantiene

CCOO ha señalado que las empresas cárnicas de Castilla-La Mancha han regularizado en el último año a más de 1.200 falsos cooperativistas y falsos autónomos, que ahora trabajan ya como asalariados, amparados por el convenio colectivo del sector y de alta en el régimen general de la Seguridad Social.

“La batalla en solitario de CCOO rinde frutos y está consiguiendo erradicar el fraude laboral y social de un sector capital para la economía y el empleo de Castilla-La Mancha y de España”, ha comentado el secretario general de CCOO-Industria en la región, Ángel León, en nota de prensa.

La industria cárnica es el cuarto sector industrial de España, solo por detrás de la industria automovilística, la del petróleo y combustibles y la producción y distribución de energía eléctrica.

En la región, tiene un peso “importante”, según el sindicato, tanto por su aportación al PIB como por el volumen de empleo que mantiene.

Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), las actividades de procesado y conservación de carne y elaboración de productos cárnicos (CNAE 10.1) ocupaban en el segundo trimestre de este año a 9.900 personas en Castilla-La Mancha.

De cada mil ocupados de la región, más de 12 trabajan en el centenar de empresas cárnicas que hay en Castilla-La Mancha, de las que destacan Incarlopsa y Frivall en la provincia de Cuenca, Frimancha en Ciudad Real y Tello en Toledo.

De estas 9.900 personas ocupadas, 8.245 (el 83,28%) son asalariadas afiliadas al régimen general de la Seguridad Social.

En el segundo trimestre del año pasado, había 9.100 personas ocupadas en el sector cárnico y solo 6.501 (el 71,44%) estaban de alta en el régimen general.

“¿Qué ha pasado en este periodo? Que la acción sindical de CCOO y las actuaciones de la Inspección de Trabajo han permitido la regularización de falsos autónomos como trabajadores asalariados, bien en la empresa principal o en una empresa subcontratada”, ha explicado León.

En el conjunto del país se han regularizado más de 19.000 falsos cooperativistas y falsos autónomos del sector cárnico, de los cuales en torno a 1.300 estaban encuadrados en empresas radicadas en Castilla-La Mancha: unos 700, en la provincia de Cuenca; más de 500 en la de Toledo, cerca de otro centenar, en Ciudad Real.

Hace apenas año y medio, en febrero de 2018, el sindicato cifraba en más del 30% el volumen de empleo ocupado por falsos autónomos en la industria cárnica de la región; ahora apenas quedan medio millar.

“Y no vamos a parar hasta lograr erradicar este fraude laboral y social que durante muchos años ha sido práctica habitual en el sector; hasta el punto de que para muchas empresas era imposible competir y sobrevivir sin sucumbir en el mismo fraude que las demás”, ha aseverado Ángel León.