Liberbank contrató hasta junio 247 millones en nueva financiación para empresas y actividades productivas en Castilla-La Mancha

El banco firmó operaciones por hasta 247 millones de euros /Lanza

El banco firmó operaciones por hasta 247 millones de euros /Lanza

En el primer semestre del 2018 Liberbank ha formalizado un total de 3.884 operaciones de nueva financiación a actividades productivas.

La formalización de nueva inversión a pymes, autónomos y a actividades productivas en Castilla-La Mancha ha registrado en el primer semestre de 2018 en Liberbank un volumen total de 247 millones de euros, con un aumento de la nueva contratación de financiación del 6,7 por ciento.

Según ha informado la entidad en una nota de prensa, este intenso impulso en la financiación productiva se produce en el marco del plan plurianual de desarrollo del negocio de empresas, cuyo objetivo es potenciar la presencia en el segmento empresarial hasta alcanzar la cuota natural de mercado.

En el primer semestre del 2018 Liberbank ha formalizado un total de 3.884 operaciones de nueva financiación a actividades productivas, lo que supone un crecimiento en términos interanuales del 4,7 por ciento.

Este mayor ritmo de nueva contratación respecto al volumen de amortizaciones de préstamos ha propiciado que en el conjunto del banco hasta junio Liberbank haya aumentado el saldo vivo de inversión crediticia a actividades productivas. La cifra absoluta de créditos a este segmento ha alcanzado la cifra de 5.607 millones de euros, lo que supone respecto a junio de 2017, un incremento del 13,6 por ciento.

El plan de desarrollo del negocio de empresa en el que se produce esta evolución de la actividad crediticia se fundamenta en cuatro ejes. El primer de ellos es la “proximidad”, tanto en el aprovechamiento de la ventaja competitiva en los territorios tradicionales, como la capilaridad de red comercial, como en el refuerzo de presencia en zonas de intenso dinamismo empresarial.

Igualmente, el plan incluye una especialización de los gestores de empresas, con el fin de mejorar la atención a las necesidades de cada empresa y de cada segmento. El segundo eje es la “agilidad”, mediante una gestión enfocada a la tramitación ágil y a la respuesta a las necesidades de plazos cortos en la gestión empresarial, lo que conlleva mejora de procesos y acciones concretas para colectivos como los autónomos, que requieren soluciones rápidas de financiación.

El “producto” y el “precio” son los dos ejes que completan la estrategia de Liberbank en el segmento de empresas, para lo que se han desarrollado, en el primer caso, nuevas plataformas en comercio exterior y confirming así como la especialización por segmentos, todo ello con una política de precios competitivos.

El plan incluye, entre otras medidas concretas, la extensión de la red de oficinas especializadas en empresas, el establecimiento de financiación preconcedida al segmento de autónomos, la simplificación de productos y la mejora de las aplicaciones y canales digitales.