Life+Iberlince reintroduce nuevos linces en CLM para reforzar las poblaciones

Aníbal B. C. Ciudad Real
Imagen de archivo de la suelta de un lince en Ciudad Real / Iberlince

Imagen de archivo de la suelta de un lince en Ciudad Real / Iberlince

Las sueltas previstas para este año 2018 contemplan la suelta de once nuevos ejemplares de lince en las dos áreas de reintroducción de la especie en la región, Sierra Morena Oriental, en la provincia de Ciudad Real, y Montes de Toledo, en la provincia de Toledo.

El proyecto Life+Iberlince comenzará mañana, martes, un nuevo proceso de reintroducción de ejemplares de lince ibérico criados en cautividad con el fin de reforzar las poblaciones de esta especie en Castilla-La Mancha.

Las sueltas previstas para este año 2018 contemplan la suelta de once nuevos ejemplares de lince en las dos áreas de reintroducción de la especie en la región, Sierra Morena Oriental, en la provincia de Ciudad Real, y Montes de Toledo, en la provincia de Toledo.

La primera de la liberaciones tendrá lugar mañana en Sierra Morena Oriental, donde será liberado Omiri y Ocelada, un macho y una hembra que proceden del centro de cría en cautividad de Silves (Portugal).

El próximo 14 de febrero está previsto que sean liberados Opio y Oveja, macho y hembra que también vendrán a reforzar la población de Sierra Morena Oriental. Estos dos ejemplares han sido criados en cautividad en el centro de Granadilla (Cáceres).

El 20 de febrero serán reintroducidos Occidente y Osga, macho y hembra procedentes del centro de cría en cautividad de Silves (Portugal) que serán liberados en Montes de Toledo.

Dos días después, el 22 de febrero, se liberará a Otero y Oxana, macho y hembra nacido en el centro de cría La Olivilla (Jaén), que también serán reintroducidos en el área de reintroducción de Montes de Toledo.

El 26 de febrero será reintroducida en el medio natural Oretana, hembra procedente del centro de cría La Olivilla (Jaén), que será liberada en Sierra Morena Oriental.

La última suelta

Las sueltas de 2018 concluirán el 28 de febrero con la reintroducción de Oliva (hembra) y Oso (macho), nacidos en cautividad en el centro de cría de Granadilla (Cáceres).

Estos dos últimos ejemplares de lince ibérico serán soltados en el área de reintroducción de Montes de Toledo.

En ambas zonas los socios del Life+Iberlince en Castilla-La Mancha desarrollan trabajos técnicos encaminados a la determinación de abundancia de conejos de monte y de calidad de hábitat para el lince ibérico.

También en estas zonas, se cuenta con la colaboración de numerosas finca privadas y lleva a cabo un esfuerzo de comunicación y difusión entre la población que está en contacto con el proyecto.

El proyecto Life+Iberlince desde 2014 ha liberado 58 ejemplares en Sierra Morena Oriental y los Montes de Toledo, 23 de ellos en los años 2014 y 2015; 19 en 2016 y 16 en 2017, a los que se unió también Labrador, un lince que fue trasladado desde la provincia de Badajoz.

El desarrollo del programa Life+Iberlince para la reintroducción del lince ibérico en zonas en las que tradicionalmente estuvo presente y donde la especie llegó a desaparecer, ha permitido que que algunas de las hembras reintroducidas hayan parido en estado salvaje durante las dos últimas temporadas de cría.

Un total de 49 cachorros han nacido en la región, 30 en el último año, consolidándose en las dos zonas del lince en Castilla-La Mancha con un número importante de hembras territoriales, 7 en los Montes de Toledo y 5 en Sierra Morena Oriental, en Ciudad Real.