Los centros educativos interesados en desarrollar el próximo curso un Proyecto Escolar Saludable pueden solicitarlo desde hoy y hasta el 15 de mayo

Lanza Ciudad Real

El director general de Juventud y Deportes, Juan Ramón Amores, ha animado a los centros educativos a conocer la experiencia y unirse a esta iniciativa que ya desarrollan este curso 181 centros, cuyas comunidades educativas están implicadas en fomentar una vida sana y luchar contra el sedentarismo y la obesidad infantil entre la población infantil y juvenil.

Los centros educativos tanto públicos como concertados interesados en participar desde el próximo curso 2019-2020 en el desarrollo de un Proyecto Escolar Saludable pueden solicitarlo desde hoy y hasta el próximo 15 de mayo, según la convocatoria realizada por la Consejería de Educación, Cultura y Deportes que impulsa esta iniciativa.

Así, según las previsiones, el próximo curso se incorporarán 65 nuevos centros educativos de Castilla-La Mancha al desarrollo de los Proyectos Escolares Saludables, que se sumarán a los 181 de este curso y el número de escolares que participarán en esta iniciativa será cercano a los 90.000 alumnos y alumnas.

Como novedad este curso, los centros educativos públicos deberán tramitar sus solicitudes a través de la intranet docente del Portal de Educación de Castilla-La Mancha, en tanto que los centros concertados deberán hacerlo a través de la Sede Electrónica de la Junta de Comunidades.

El director general de Juventud y Deportes, Juan Ramón Amores, ha animado a los centros que aún no tienen un Proyecto a informarse de los importante beneficios que tiene para la comunidad educativa preguntado a otros que ya están implicados y ha agradecido la iniciativa de todos los docentes que hacen posible cada curso impulsar una iniciativa que busca luchar contra las graves tasas de sedentarismo y obesidad en la población infantil y juvenil.

“Este programa de promoción de la actividad física en los centros escolares garantiza a su alumnado la oportunidad de lograr 60 minutos de actividad física moderada y crea hábitos saludables mediante la adquisición de conocimientos y habilidades, y a la vez pretende contribuir al desarrollo profesional del profesorado de Educación Física como líder del proyecto”, ha recordado.

Los PES, fundamentados en evidencias científicas, ofrecen de una forma sistematizada oportunidades de práctica de actividad física más allá de la propia clase y que consta de varios componentes clave: Educación Física de calidad, actividad física organizada durante los recreos y durante la jornada escolar, actividad física antes y después de la jornada escolar, implicación del claustro de profesores y participación de familias y la comunidad educativa.

Para ello, los Proyectos Escolares Saludables incluyen diez programas: educación deportiva, descansos activos, evaluación de la condición física y hábitos saludables, desplazamiento activo al centro, deporte en familia, hábitos saludables, recreos con actividad físico-deportiva organizada, actividades físico-deportivas complementarias, actividades físico-deportivas extracurriculares y uso de las tecnologías de la información y la comunicación.

También se ha considerado muy importante para el éxito de los proyectos la implicación de toda la comunidad educativa, el desarrollo de un plan de formación del profesorado de los centros participantes y la creación de una red de centros docentes saludables.