Los trabajadores de extinción de incendios en los parques nacionales de Castilla-La Mancha protestarán en Madrid

Aníbal B. C. Ciudad Real
Parque Nacional de Cabañeros

Parque Nacional de Cabañeros

Los trabajadores contratados por la empresa pública Tragsa para desarrollar los trabajos de extinción de incendios en los Parques Nacionales de Cabañeros y Las Tablas de Daimiel y en la finca Quintos de Mora, en Castilla-La Mancha, han anunciado movilizaciones en Madrid durante el próximo mes de mayo.

El secretario del Sindicato Independiente de Bomberos Forestales de Castilla-La Mancha (SIBF), Isaac Viñas, ha asegurado que estas movilizaciones tiene como objetivo reclamar la contratación de estos trabajadores durante doce meses al año, como ocurre con los trabajadores de extinción de incendios que prestan su servicio en la empresa pública de Gestión Ambiental de Castilla-La Mancha (Geacam).

Viñas ha comentado los bomberos forestales tienen previsto concentrarse ante la sede del Organismo Autónomo Parques Nacionales los próximos días 3, 4 y 16 de mayo.

A las concentraciones, ha indicado, también se unirán los bomberos que están destinados en fincas que gestiona el Organismo Autónomo Parques Nacionales en Jaén, como son Lugar Nuevo y Selladores-Contadero.

Lo harán, una vez que han conocido la intención de Tragsa no sólo de no contratarles los doce meses al año, si no de retrasar su incorporación a la campaña de incendios forestales al mes de junio, al contrario que en otras ocasiones que eran contratados ya en el mes de mayo para comenzar a realizar trabajos preventivos.

Viñas ha señalado que el SIBF no está dispuesto a consentir esta situación, de ahí que hayan convocado estas concentraciones en Madrid.

Y ha apuntado que desde este sindicato no entienden ni comparten “este irracional e ilógico cambio” y ha apuntado que los trabajadores merecer recibir “explicaciones pertinentes de la Administración competente y si no nos satisfacen, emprender entonces las medidas que pone a su alcance el Estado de Derecho”.

Los bomberos forestales han recordado que la decisión de no realizar trabajos preventivos durante el mes de mayo es una “irresponsabilidad” por parte de los gestores del Organismo Autónomo Parques Nacionales, más si se tiene en cuenta que las lluvias de marzo y abril, van a provocar la acumulación de vegetación que hará más peligrosa la situación de los bosques.

Finalmente, Isaac Viñas ha insistido en recordar que la decisión de reducir el servicio contrasta con la petición del sindicato de ampliar a doce meses las campañas, para trabajar más intensamente en la preservación de los espacios naturales.