Maestre, número 9 del PSOE al Parlamento Europeo: “Castilla-La Mancha tiene una importancia superlativa en lo que significa Europa, y es lo que es gracias a la UE”

Julia Yébenes Ciudad Real
La candidata celebrará actos sectoriales y genéricos en casi todas las provincias de Castilla-La Mancha, especialmente en Ciudad Real / Clara Manzano

La candidata celebrará actos sectoriales y genéricos en casi todas las provincias de Castilla-La Mancha, especialmente en Ciudad Real / Clara Manzano

Aunque han pasado apenas dos meses desde que se anunciara su nombre como número 9 (ha subido un puesto tras la exclusión del politólogo de origen francés Sami Naïr en el puesto 3) de la lista del PSOE a las elecciones al Parlamento Europeo del 26 de mayo, la ciudarrealeña Cristina Maestre (1975) ya ha puesto la cabeza y el corazón en el nuevo reto político que va a afrontar

Quien fuera una de las senadoras más jóvenes de España y actual portavoz de la ejecutiva socialista castellano-manchega, iniciará en unas horas una campaña electoral, en la que tratará de llamar la atención de la ciudadanía sobre la influencia, “mucho más de lo que pensamos”, de las políticas europeas en el día a día. Maestre habla de los hitos del proyecto europeo desde sus inicios, que han permitido a regiones como Castilla-La Mancha alcanzar grandes desarrollos en ámbitos como la agricultura, la seguridad alimentaria o el impulso de infraestructuras. Como europeísta convencida, muestra su compromiso con los valores de la solidaridad, justicia e igualdad que representa la UE y recela de las nuevas amenazas de formaciones y partidos de perfil euroescéptico. No en vano, la lista que encabeza el ministro Josep Borrell, con nombres como Iratxe García o César Luena, será presentada este jueves en Toledo, “la ciudad de las tres culturas” coincidiendo con la celebración del Día de Europa. Con el lema de campaña ‘La Europa que quieres’, los socialistas se batirán el cobre para acercar a los ciudadanos en hechos las decisiones que se toman en Bruselas o Estrasburgo, y en el caso de Maestre, la única castellano-manchega en los puestos de salida, protagonizará actos cercanos con sus paisanos (también hay elecciones autonómicas y municipales) en los que pondrá ejemplos directos de cómo “nos afectan en primera persona las políticas europeas”.

PREGUNTA.- ¿De qué manera están presentes las políticas europeas en el día a día de los ciudarrealeños, castellano-manchegos y españoles, teniendo en cuenta que en las campañas electorales parecen temas muy lejanos?

RESPUESTA.- Es cierto. Desde hace varias semanas, estamos haciendo campaña para las generales, y ahora haremos para las autonómicas, municipales y europeas, y solo se habla del Gobierno de España, del autonómico o de los ayuntamientos, que es lo que conocemos. Parece que Europa está muy lejos, pero en realidad está muy cerca, porque hay múltiples cosas de las que disfrutamos cada día que están reguladas por el ejecutivo comunitario. Por ejemplo, el colegio en las zonas rurales está financiado en el 80% por fondos de desarrollo, al igual que centros de salud, carreteras comarcales, provinciales, y regionales, o la actividad agraria y ganadera. La Política Agraria Comunitaria (PAC) evitó que decenas de agricultores fueran a la ruina en un momento en el que la agricultura no daba dinero para subsistir, mientras que ahora, con la PAC más moderna, hay cultivos que generan puestos de trabajo y son sostenibles. De la misma manera, la despoblación se puede combatir con políticas europeas, así como, en el ámbito medioambiental, la UE se ha implicado en la conservación de los dos parques nacionales de la provincia. Hay muchas cuestiones que nos afectan y la ciudadanía no es muy consciente de la importancia de los asuntos europeos

P.- ¿Por qué se ha elegido Toledo para presentar la lista de candidatos del PSOE al Parlamento Europeo?

R.- Se ha escogido Toledo porque Castilla-La Mancha tiene una importancia superlativa en lo que significa Europa. La región no sería lo que es sino fuera por las ayudas de la Unión Europea, como los fondos estructurales, la Política Agraria Común (PAC), el desarrollo rural, la protección al medio ambiente,… hay miles de ejemplos en cómo ha contribuido a nuestro desarrollo y es una ciudad muy simbólica para hacer la presentación. Y además Toledo es la sede de las tres culturas y es la imagen de la conciliación y la convivencia internacional y, por tanto, una buena alegoría para presentar la campaña.

Cristina Maestre durante la entrevista a lanzadigital / Clara Manzano

Cristina Maestre durante la entrevista a lanzadigital / Clara Manzano

P.- ¿Qué estimaciones manejan sobre el resultado en el número de diputados?

R.- Los sondeos de la Eurocámara nos dan entre 16 y 18 diputados respecto a los 14 actuales, que los obtuvimos en el peor momento del PSOE. Por su parte, el PP, por contra, perdería uno (pasaría de 16 a 15) al quedarse con casi dos puntos menos, el 23,5% de los sufragios.

P,- ¿Y cómo se plantea la campaña?

R.– Celebraré actos sectoriales y genéricos en casi todas las provincias de Castilla-La Mancha, especialmente en Ciudad Real, y pondré ejemplos de cómo las leyes europeas están presentes en casi todos los ámbitos, como es el caso del etiquetado de muchos productos, que recoge derechos como a estar informados, o en el caso de los agricultores afectados por un pedrisco o sequía, tienen que saber que hay un modelo estudiado de mercado para vender sus productos. Igualmente, los consumidores han de conocer que hay miles de normas que refrendan la seguridad de lo que comen. También hay garantías en el ámbito político, donde la Unión Europea gestiona un conjunto de valores y principios democráticos que frenan las medidas drásticas o antidemocráticas que pueda tomar un estado miembro. En España hay estabilidad democrática pero puede haber amenazas y ahí está la UE para proteger y preservar esa Europa social. Estaré junto a los candidatos a las alcaldías y los de las listas autonómicas y a la vez incluiré contenidos europeos.

P.- Más allá de la unión económica y monetaria, se habla de la unión social en este mandato y para el próximo, ¿a qué se refiere?

R.- Se trata de un espacio social de derechos homogéneo, referido a distintos ámbitos como el laboral, en el que se habla de luchar contra la precarización, de salarios mínimos, de que no haya abusos de la patronal, de derechos sociales, de las pensiones, de la cobertura sanitaria y social. En la UE hay una base sólida que defiende eso. También es cierto que hay una crisis importante y está aumentando una corriente antieuropeísta. Deberíamos hablar de esto en campaña, no solo del Brexit y de que el Reino Unido haya decidido salir, sino de que hay países en los que están proliferando movimientos políticos de extrema derecha que no quieren Europa. Hay que explicar que podríamos poner en riesgo el crecimiento de Castilla-La Mancha si proliferan esos partidos y grupos que dicen que Europa no sirve para nada. Europa sirve para que Castilla-La Mancha siga afianzando a la gente en las zonas rurales y para que podamos seguir potenciando nuestro turismo, nuestro sector agroalimentario, la agricultura, el medio ambiente y la conexión a internet. Y también para garantizar derechos sociales y para que no llegue un Gobierno dictatorial que conculque los derechos. Y aunque en España hemos frenado a la extrema derecha, en otros países sí hay riesgo.

Cristina Maestre visitó la redacción de Lanza / Clara Manzano

Cristina Maestre visitó la redacción de Lanza / Clara Manzano

P.- ¿Y entonces el antídoto para frenar este recorte de derechos sería votar el día 26 de mayo?

R.- Claro, a fuerzas proeuropeas. El PSOE es un partido europeo, que ha desempeñado un papel muy importante y ha trabajado para tener un estado de bienestar y una Europa más social y más igualitaria. La Unión Europea ha de ser una construcción solidaria en la que los países con democracias más sólidas han de transmitir modelos a los que están por afianzar. Si crece el antieuropeísmo, crece la insolidaridad. El Brexit creció apelando a su superioridad económica y eso es un riesgo. Europa es desarrollo social y desarrollo democrático, y también es proteccionismo ante amenazas como la competencia desleal en la comercialización. Y en el ámbito social, está armonizada la igualdad entre géneros, los derechos sociales y laborales, el futuro de la protección social o las pensiones.

P.- La PAC es uno de los pilares económico para el sector agroganadero de la provincia y de la región. ¿Cree que se mantendrá la financiación en la negociación de la reforma post 20?

R.- La salida de Brexit ha afectado a muchas cuestiones. Desde hace tiempo se habla de rebajar la ficha financiera y nosotros estábamos preocupados porque el gobierno de Rajoy no daba certidumbre y lo asumía como una realidad inevitable. Pero me genera mucha tranquilidad las declaraciones del ministro de Agricultura en la apertura de la Feria Nacional del Vino (Fenavin) en Ciudad Real, sobre que España forma parte del bloque de 18 países que piden el mantenimiento de los fondos para la PAC y parece que va a ser así.

P.-Habla de Fenavin y del vino, ¿seguirá este sector siendo uno de los más protegidos por la UE?

R.- La PAC ha tenido muchas fases desde que se gestó para abordar la crisis alimentaria tras la Segunda Guerra Mundial, y siempre ha promovido un modelo de calidad, al que ahora se ha añadido la sostenibilidad. En el vino se están conciliando ambos retos, la calidad y el respeto al medio ambiente y al entorno. La política europea es ahora más exigente, para que este producto sea auténtico y no se adultere. Calidad, origen y desarrollo sostenible son los principios que regulan el sector, además de preservar el medio ambiente, generar negocio y fijar población.

P.- Además de fondos agrícolas, hay otros como los Feder, los fondos de Cohesión o la estrategia EDUSI que también han llegado a los entornos más urbanos de la provincia y la comunidad, ¿cómo han influido estas estrategias en nuestro territorio?

R.- Para las medianas y grandes ciudades hay mucha inversión. En concreto, para impulsar un modelo económico de futuro que genere convivencia y bienestar, a través de nuevos sistemas de eficiencia energética, la modernización de infraestructuras urbanas, la digitalización o la captación de empresas innovadoras. No sólo son cheques o fondos, sino que Europa también es exigente a la hora de promover modelos de crecimiento de manera más sostenible

P.- ¿Y qué puede hacer Europa en cuanto a infraestructuras hidráulicas para, por ejemplo, frenar el trasvase Tajo-Segura?

R.- En momentos de desesperación hemos recurrido a la UE la demanda sistemática de trasvases desde Castilla-La Mancha al Levante en situaciones de extrema sequía porque eran lesivos para ríos como el Tajo. Es intolerable y una aberración que el cauce fuera un lodazal, lleno de barro, sin apenas caudal mínimo y que el agua corriera por el canal del trasvase, sobre todo porque Europa exige cuidar los niveles mínimos. La UE ha pagado desaladoras que se empezaron a usar en el Levante y que paralizó el PP. Europa ha mostrado receptividad con nuestras demandas y hemos encontrado apoyo en sus instituciones, y seguiremos trabajando en ello.

P.- ¿Se va a acabar alguna vez el trasvase?

R.- Creo que sí. Habría que impulsar un plan nacional real, pero no se hace porque por diversas razones, y Castilla-La Mancha siempre sale perdiendo Es una región muy ancha que tiene muchas dificultades para crecer, y necesitamos el apoyo de las instituciones. En otros territorios todos los partidos están de acuerdo, aquí el PP no lo está. Es tremendo porque afecta negativamente a toda la sociedad regional. Hacemos un uso más eficiente del agua y sin embargo se la llevan a otras zonas donde existen otras alternativas. Es una injusticia con la que tenemos que estar todos concienciados.

P.- La España vaciada es uno de los objetivos del Gobierno de España, pero a nivel europeo ¿cómo se trasladan las políticas europeas para atender este desafío?

R.- Las personas se van de los pueblos porque no tienen oportunidades, porque cuando hay pocos niños cierran colegios y rutas escolares como, pasó con el Gobierno de Cospedal en Castilla-La Mancha. Los mayores y todas las personas se sienten vulnerables a la hora de recibir atención sanitaria o social, y terminan yéndose. El problema es complejo pero de solución sencilla, y se centra en seguir invirtiendo, abrir escuelas, centros de salud y servicios básicos en zonas como la nuestra, dispersa y despoblada. Es un objetivo que  Europa cuida y promociona con políticas transversales.

P.- ¿Por cierto, las provincias más despobladas van a tener la misma importancia en las Elecciones Europeas que tuvieron en las Generales?

R.- Como es una circunscripción única para toda España, las listas recibirán más votos en las ciudades más grandes. Al PSOE creo que le va a ir bien. Se estima una buena tendencia, no sólo por los resultados en las nacionales, sino porque es un partido moderado, que conoce a su tierra, y defiende las políticas más básicas y cercanas.

P.- En Igualdad de Género, la Unión Europea tiene hay una Estrategia en varios frentes para prevenir y combatir los estereotipos de género ,el sexismo y la violencia contra las mujeres. ¿Se están cumpliendo los objetivos?

R.- Parecía que los avances de las mujeres estaban consolidados y sin embargo, de repente, hay voces que han empezado a cuestionarlos y que han hecho que las mujeres nos hayamos tenido que poner a la defensiva. Se han oído cosas muy duras en campaña, barbaridades como la de la número 2 del PP en Castilla-La Mancha, Carolina Agudo, sobre que buena parte del despoblamiento tiene que ver con el aborto. Es tremendo tener que oír esas cosas o que se ponga en tela de juicio la violación por una manada o las cifras de denuncias. Hay 400 demandas cada día, y según fuentes fiscales, sólo el 0,07% son falsas. Todavía hay mucho por hacer en la igualdad, también en el ámbito laboral, con la precariedad y la brecha salarial, en los clichés y la falta de igualdad efectiva para avanzar en los espacios de poder, o las listas cremallera. El PSOE ha impulsado varias leyes en este ámbito, como en los ocho meses de Gobierno de Pedro Sánchez, que ha promovido la Ley de Corresponsabilidad entre hombres y mujeres en la crianza de los niños.

P.- La UE tiene por delante retos como la inmigración, ¿habrá novedades en la gestión sobre las crisis de los refugiados?

R.- Depende de quien gane, pero esperamos seguir teniendo una mayoría social. El programa de los socialistas aboga por una Europa solidaria, que no eche ni mire para otro lado, ni en ella se aliente la insolidaridad. España ha sido un país inmigrante, y es insoportable cómo la gente se juega la vida por buscarse el pan, salir de guerra o la pobreza, y que Europa no sea capaz de responder a estos desafíos. En nuestro ideario político contemplamos una Europa integradora que garantice la paz y la democracia en los países en conflicto o el desarrollo económico y social en los más desfavorecidos. Detrás de las corrientes migratorias hay tragedias humanas y Europa no puede ser insolidaria, sino social y justa.