El nuevo Plan de Salud Mental llegará a la provincia con más plazas de residencia y un Hospital de Día Infanto-Juvenil

Presentación del Plan de Salud Mental en Ciudad Real / Elena Rosa

Presentación del Plan de Salud Mental en Ciudad Real / Elena Rosa

La directora general de Planificación, Ordenación e Inspección Sanitaria ha subrayado en que el nuevo Plan refuerza la coordinación interinstitucional y la sinergia entre todos los sectores implicados, con la creación de diferentes órganos de participación y el desarrollo de estrategias, como la de prevención del suicidio, y la extensión a todas las áreas de la comisión de primeros episodios psicóticos.

El nuevo Plan de Salud Mental de Castilla-La Mancha 2018-2025 aumentará la dotación de recursos y pondrá en marcha de nuevos programas asistenciales específicos, como la creación en la provincia de un Hospital de Día Infanto-Juvenil en Ciudad Real y, para este 2018, la licitación de una nueva residencia de cuarenta plazas.

La directora general de Planificación, Ordenación e Inspección Sanitaria, María Teresa Marín, y el director general de Asistencia Sanitaria del Sescam, José Antonio Ballesteros, han detallado esta mañana las líneas y objetivos del nuevo Plan de Salud Mental, acompañados por la delegada provincial de la Junta, Carmen Olmedo, y el director provincial de Sanidad, Francisco José García.

La directora general ha explicado que el nuevo Plan plantea numerosos retos para poder consolidar y aumentar la red de atención existente, contando con la participación de profesionales y expertos, asociaciones y también con la participación en primera persona de las personas usuarias de la red.

Según ha indicado, más de la mitad de las medidas que recoge el Plan se van a iniciar a lo largo de este ejercicio, tal y como queda recogido en el Plan de Acción 2018 y en el que se incluye la puesta a disposición de los usuarios de 85 de estas nuevas plazas residenciales. En este sentido detalló que este año se ha abierto una nueva vivienda supervisada en Tomelloso, con seis plazas, se han licitado diez plazas de residencia en Socuéllamos y próximamente se licitará en una localidad de la provincia, todavía por decidir, una residencia con cuarenta plazas.

Cuatro Ejes

El nuevo Plan de Salud Mental 2018-2025, que supondrá la consolidación del modelo de atención comunitaria, se compone de cuatro ejes, diez líneas estratégicas y 60 acciones específicas.

Así, según ha explicado, el primer eje apuesta por un cambio de modelo orientado hacia la humanización de la asistencia y de las instituciones, recogiendo acciones y estrategias dirigidas a proteger, promover y respetar los derechos humanos de las personas con problemas de salud mental.

Por otra parte, el segundo hace referencia a los servicios de asistencia integral, completos, integrados y con capacidad de respuesta; el tercero se centra en la sostenibilidad, la promoción y la prevención; y el cuarto, incluye la gestión del conocimiento en Salud Mental.

“En base a estos cuatro ejes pretendemos avanzar hacia una atención integrada y de trabajo en red, con un enfoque comunitario y de recuperación de los pacientes”, explicaron los directores generales, que precisaron que para ello se incidirá en la realización de planes de inserción sociolaboral y la incorporación de pacientes en la atención a iguales a través del programa profesional experto por experiencia.

De otro lado, y con el objetivo de caminar hacia un modelo sostenible, flexible y adaptado a las necesidades de las personas, el nuevo Plan de Salud Mental plantea la creación de equipos interdisciplinares de intervención en primeros episodios psicóticos y el refuerzo de los programas de atención a la salud mental perinatal, atención temprana y en el ámbito escolar.

Refuerzo de la coordinación interinstitucional

La directora general de Planificación, Ordenación e Inspección Sanitaria ha subrayado en que el nuevo Plan refuerza la coordinación interinstitucional y la sinergia entre todos los sectores implicados, con la creación de diferentes órganos de participación y el desarrollo de estrategias, como la de prevención del suicidio, y la extensión a todas las áreas de la comisión de primeros episodios psicóticos.

María Teresa Marín ha resaltado, finalmente, el carácter participativo del nuevo Plan de Salud Mental ya que en todas las fases de elaboración y desarrollo del documento se ha contado con la colaboración de personas, familiares y profesionales.

Por último añadió que, pese a que no ha habido Plan de Salud Mental desde 2010, en la presente legislatura se han ido acometiendo acciones que se contemplan en el mismo y destacó la contratación de psiquiatras en Puertollano, Valdepeñas y Tomelloso, así como la consolidación y evolución de la Unidad de Trastornos Alimentarios de Ciudad Real.

Por su parte la delegada provincial de la Junta, Carmen Olmedo, celebró que la Junta de Comunidades haya retomado su apuesta por las políticas de atención a pacientes con patologías de carácter metal. Unas políticas que ya se reflejaron en varios planes que se extendieron hasta el año 2010 y que el Gobierno del PP en la Junta abandonó.