Núñez estrena en Cuenca la gira que explicará por toda C-LM su propuesta para bajar un 20% el precio de la luz

Lanza Cuenca
Paco Núñez

Paco Núñez

El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha iniciado en Cuenca lo que será una gira que llevará al partido a nivel regional a visitar las cinco capitales de la Comunidad Autónoma para explicar las propuestas 'populares' encaminadas a reducir el precio de la luz.

Aunque será la ‘número dos’ del PP regional, Carolina Agudo, quien encabece esta gira, ha sido hoy el propio presidente regional del partido quien ha hablado de la urgencia a la hora de tomar medidas para conseguir que el precio de la luz se rebaje.

Así, ha reparado en que su líder nacional, Pablo Casado, ya ha presentado una propuesta en el Congreso que pasa por reducir hasta un 20% el precio total de la factura con una inyección de 9.000 millones de euros.

«Cada día parece que sube un poco más y hay un nuevo máximo histórico. En el Congreso, si los socialistas quieren, se puede bajar el recibo de la luz», ha ahondado Núñez.

Entiende Núñez que bajar el precio de la luz podría estar «en manos de los diputados del PSOE C-LM» en el Congreso, ya que bastaría con que rompieran la disciplina de voto del partido a nivel nacional para alinearse con la doctrina del PP.

El alto precio de la luz «está poniendo en riesgo la supervivencia de muchas familias que no pueden pagar el recibo a final de mes», además de que está disparando el gasto en pequeñas y medianas empresas, que sufren «un perjuicio tremendo».

«Hoy, nuestros agricultores y ganaderos, que ya tienen dificultades, ven cómo la subida del precio de la luz y del gasoil hacen que sea inviables sus explotaciones», ha afirmado.

«Es una propuesta que baja un 20% el precio. Si el Gobierno tiene otra, que la ponga encima de la mesa. El PP está encantado de sentarse a hablar con el Gobierno», ha afirmado.

PIDE A SÁNCHEZ QUE LA MONCLOA NO SEA «UNA MONEDA DE CAMBIO»

En otro orden de asuntos, Paco Núñez ha sido preguntado por la próxima reunión entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el Gobierno catalán, ante lo que ha pedido hablar «de diálogo, de entendimiento» y sin que nadie tome «posturas rupturistas».

Sobre este asunto ha pedido que La Moncloa no sea «moneda de cambio» para España, ya que «no puede ser que el hecho de que Pedro Sánchez siga siendo presidente sea a cambio de rupturas».

Por ello, ha pedido también al PSOE castellanomanchego que «alce la voz cuando Sánchez quiera vender su Presidencia a cambio de romper España».