Núñez pregunta a Page si va a usar ya el nuevo hospital de Toledo para los pacientes COVID y las caídas causadas por el temporal

Lanza Toledo
Núñez, en el Hospital Virgen de la Salud de Toledo

Núñez, en el Hospital Virgen de la Salud de Toledo

El presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha preguntado este miércoles al presidente regional, Emiliano García-Page, si ahora que estamos "inmersos" en la tercera ola de la pandemia de COVID-19 va a utilizar el nuevo hospital de Toledo para atender a pacientes afectados por la pandemia o a aquellos otros que están sufriendo caídas debido al hielo que ha dejado el temporal.

En declaraciones a los medios frente a la rampa de acceso al servicio de Urgencias del Hospital Virgen de la Salud de Toledo, Núñez ha lamentado que el hospital Virgen de la Salud de la capital siga siendo «el hospital al que tiene que venir cualquier vecino de Toledo si tiene un problema sanitario, ya sea COVID o las innumerables caídas que hemos tenido estos días a consecuencia del hielo provocado por nieve».

Y ello, ha subrayado, pese a que este hospital «se ha quedado sin calefacción en algunas zonas y sin agua caliente» tras la nevada de estos días en la ciudad, criticando que si alguien se cae o tiene síntomas COVID no se puede ir al nuevo centro hospitalario, que sigue sin poder ser utilizado «para aquello que se necesita».

De ahí que haya preguntado a García-Page si lo piensa utilizar para la atención sanitaria ordinaria y evitar incrementar más las lista de espera y para disminuir la incidencia del virus, remitiéndose al hospital de emergencias que ha puesto en marcha Madrid, en el que se están atendiendo las emergencias derivadas de la pandemia liberando así a otros hospitales.

En este punto, Paco Núñez ha destacado que la misma situación que se da en Toledo ocurre en otras provincias de la región como Albacete, Cuenca o Guadalajara, donde «no se han hecho inversiones durante 2020» en hospitales, criticando que el Gobierno regional haya estado «de vacaciones» y preguntándose dónde ha estado tanto el presidente autonómico como el resto del Consejo de Gobierno durante toda la Navidad.

INTENSIFICAR VACUNACIÓN

Continuando con la pandemia, el presidente regional del PP se ha referido al último dato de fallecidos en la región –22– para advertir cómo la presión asistencial sigue creciendo, pese a ser «una de las comunidades, la cuarta por la cola, que menos test están haciendo» pese a ser la región «con mayor positividad», lo que le ha llevado a pedir con urgencia, que se incremente el número de test y pruebas PCR «de manera masiva» y que se contrate a más personal sanitario para llevar a cabo ese cometido.

Ha criticado, de otro lado, los datos de vacunación de la región y el hecho de que se hayan puesto 18.000 vacunas en 24 días, pese a que García-Page dijo que iban a ser 15.000 las personas vacunadas al día , instando a «intensificar» la vacunación en la región, demandando al Ejecutivo castellanomanchego que «se ponga al frente de la emergencia».

Finalmente, y ante el pleno monográfico que este jueves se sustanciará en las Cortes sobre autónomos, Paco Núñez ha visto «urgente» que el Gobierno «empiece a poner en marcha» un plan de ayudas para autónomos que sirva para paliar las pérdidas económicas. «Lo único que sabe hacer este Gobierno es prohibir», ha acusado el dirigente ‘popular’, que ha vuelto a defender ayudas para «rescatar a hosteleros y autónomos y evitar que la pandemia derive en la quiebra» del sector.