Pablo Iglesias anima a la gestora de Castilla-La Mancha a aprovechar el próximo congreso nacional para elegir nueva dirección

Lanza Madrid/Toledo
(I-D) El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique; la portavoz adjunta de Unidas Podemos en el Congreso, Ione Belarra; y el secretario general de Podemos y vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030 del Gobierno, Pablo Iglesias, d - Ricardo Rubio

(I-D) El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique; la portavoz adjunta de Unidas Podemos en el Congreso, Ione Belarra; y el secretario general de Podemos y vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030 del Gobierno, Pablo Iglesias, d - Ricardo Rubio

Nombra a Rafa Mayoral e Idoia Villanueva nuevos portavoces orgánicos, y les pide hablar "más desde las calles que desde la sede del partido"

El secretario general de Podemos y nuevo vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, ha anunciado la convocatoria para el mes de marzo de la tercera asamblea ciudadana estatal, para poner “a punto” la organización ante los nuevos retos que afronta como partido de gobierno. Además, ha avanzado que se presentará a la reelección para un tercer mandato, y ha animado a las seis gestoras actuales, entre ellas la de Castilla-La Mancha, ha aprovechar esa cita para elegir nueva dirección.

Así lo ha anunciado en su intervención al inicio de la reunión del Consejo Ciudadano Estatal (CCE), precisamente el día que se cumplen seis años del nacimiento de Podemos, en el acto que protagonizó el entonces profesor universitario y tertuliano en el Teatro del Barrio de Lavapiés el 16 de enero de 2014 para presentar su nuevo proyecto para las elecciones europeas de ese año.

“Tenemos el reto de gobernar y demostrar que la acción en el Gobierno hace de España un país mejor. Para ello es necesario poner a punto nuestra organización”, ha defendido ante los principales dirigentes del partido morado y los líderes autonómicos, y que se reúnen por primera vez desde las pasadas elecciones generales de noviembre y la llegada de Podemos al Gobierno.

El líder de Podemos, que ya lleva seis años al frente del partido y aspira a liderarlo durante otros cuatro más, ha decidido adelantar un año la asamblea, que debía celebrarse como tarde en febrero de 2021, cuando se cumplen cuatro años del congreso de Vistalegre II que se celebró en febrero de 2017.

NO SERÁ EN EL PALACIO DE VISTALEGRE

En esta ocasión habrá, al menos, una novedad, y es que, a diferencias de los dos congresos anteriores, este no se celebrará en el Palacio de Vistalegre. Iglesias no ha concretado la fecha exacta en la que tendrá lugar la asamblea, aunque fuentes de la dirección consultadas por Europa Press apuntan que previsiblemente será a final del mes de marzo.

El motivo de este adelanto de un año, según ha explicado el líder ‘morado’, es la necesidad de “poner a punto” Podemos, con los “nuevos dispositivos organizativos” que exigen sus nuevas dedicaciones en el Gobierno, así como la de “ampliar la base del partido”.

A este respecto, ha asegurado que “hace falta cuidar y poner los círculos –las agrupaciones de base de la formación– a punto” y, también, que “es más necesario que nunca” poner a Podemos a trabajar junto a las “fuerzas hermanas” con las que conforman Unidas Podemos, “para armar con los movimientos populares un bloque histórico de cambio”.

“BLOQUE HISTÓRICO DE CAMBIO” CON LAS “FUERZAS HERMANAS” DE UNIDAS PODEMOS

Tanto Podemos como Izquierda Unida (IU), Catalunya en Comú y Galicia en Comú, aspiran desde que confluyeron en Unidas Podemos a construir ese “espacio del cambio”, pero todavía, al menos por el momento, no se ha plantado una fusión orgánica como tal.

En su intervención de este viernes, Iglesias se ha limitado a hacer hincapié en la necesidad de trabajar juntos y armar “un bloque histórico de cambio”, sin detallar más, y ha insistido en que la nueva asamblea ciudadana servirá para “poner a punto” Podemos para afrontar su nueva etapa.

“Por eso traigo a este Consejo Ciudadano la propuesta de celebrar en marzo una nueva asamblea ciudadana de Podemos, en la que encontrar colectivamente las mejores ideas y propuestas para adaptar la organización a los nuevos tiempos que se abren”, ha defendido.

En este punto, Iglesias ha aprovechado también para anunciar su intención de presentar su candidatura para seguir siendo secretario general de Podemos durante cuatro años más. “Para mí será honor”, ha afirmado, zanjando de este modo el debate sobre su posible sucesión al frente de Podemos, al anunciar que no tiene ninguna intención de retirarse.

Según el código ético que el partido morado aprobó en su asamblea de 2017, los cargos públicos e internos del partido tienen una limitación de mandatos de ocho años, “con posibilidad de prorrogarse excepcionalmente a un máximo de doce años”.

El líder morado ha animado además a las gestoras que dirigen el partido en seis Comunidades –Castilla-La Mancha, la Comunidad de Madrid, La Rioja, Cantabria, Murcia y Comunidad Valenciana–, a aprovechar el congreso nacional para celebrar sus respectivas asambleas autonómicas y elegir nuevas direcciones que acaben con sus situaciones de interinidad.

En su intervención, Iglesias también ha anunciado que la portavocía del partido queda ahora en manos del secretario de Sociedad Civil, Rafa Mayoral, y la secretaria de Internacional, Idoia Villanueva, la portavocía de Podemos, en sustitución de Noelia Vera, nueva secretaria de Igualdad en el Gobierno de coalición.

El líder morado ha reconocido que la entrada de Podemos ha llevado a algunos de sus principales dirigentes a asumir nuevos roles. “Quienes ocupamos responsabilidades en el Ejecutivo no vamos a hablar cada día en nombre de Podemos, sino en nombre del Gobierno. Eso implica que seréis otros compañeros quienes mantengáis en alto la voz de Podemos”, ha encomendado.

MAYORAL VUELVE A LA PORTAVOCÍA

A Mayoral, que ya ejerció de portavoz de la Ejecutiva en varias ocasiones en 2014 y 2015, y a Villanueva, Iglesias les ha pedido que “sean las voces del partido y que hablen más desde las calles y los conflictos” que desde la sede del partido.

También ha pedido a otros miembros de la Ejecutiva sin responsabilidades de Gobierno, como el secretario de Organización, Alberto Rodríguez; el de Acción de Gobierno y nuevo portavoz en el Congreso, Pablo Echenique; la responsable de Feminismos y nueva portavoz parlamentaria adjunta, Sofía Castañón; a la secretaria de Círculos, Ana Marcello; y el de Mundo Rural, Pablo Fernández, y los líderes autonómicos que “sigan construyendo los vínculos con los movimientos sociales”.