Page se consolida en Castilla-La Mancha con mayoría absoluta y gobernará sin ataduras frente a un PP diluido y un Cs a estrenar

Lanza Toledo
Emiliano García-Page celebra la victoria

Emiliano García-Page celebra la victoria

PSOE inunda de rojo el mapa electoral de la región recuperando bastiones del PP y con la duda de si Cs le dejará gobernar en Guadalajara o Albacete

El Partido Socialista de Emiliano García-Page ha cosechado una mayoría absoluta que ha desbordado incluso las encuestas más optimistas de los últimos días, y formará un grupo parlamentario con la solidez que le permiten los 19 diputados conseguidos en los comicios autonómicos.

De esta manera, el presidente regional se libra de las ataduras que supuso gobernar en minoría y con el apoyo de Podemos durante los últimos cuatro años, y tiene por delante cuatro años para poner en marcha su programa electoral.

La victoria socialista ha sido incontestable en las cinco provincias de la región, y tras una campaña en positivo, el líder del Ejecutivo autonómico ha podido administrar la ventaja con la que partía tras el éxito de las elecciones generales del pasado 28 de abril.

Así, el PSOE se queda con gran parte de las alcaldías importantes de la región, con hitos como la sobrada mayoría absoluta en Talavera de la Reina o la mayoría en La Roda, donde el PP ha gobernado durante las últimas tres décadas.

Con todo, restan plazas importantes por decidir, ya que en Albacete, Ciudad Real y Guadalajara será Ciudadanos quien tenga que decantarse entre la lista más votada –la socialista en todos los casos– o el Partido Popular.

Además, tal y como aseguraba el propio García-Page en su primer discurso tras el escrutinio, el PSOE parte con ventaja para recuperar las diputaciones de Guadalajara y Cuenca y para mantener las de Toledo, Ciudad Real y Albacete.

EL PP AGUANTA EL TIPO PESE A LA INERCIA
Pese a que el Partido Popular de Francisco Núñez se ha dejado en el camino más de 107.000 votos, ha atenuado la caída libre de la formación y ha vencido a la inercia negativa que arrastraba desde el batacazo a nivel nacional.

Finalmente, Núñez formará grupo parlamentario con diez escaños, seis menos de los que ha ostentado durante la legislatura ya terminada.

Con sólo siete meses al frente del partido, Núñez tiene por delante una legislatura en la que abanderará la oposición en las Cortes, después de haberse impuesto con claridad a las otras dos ‘derechas’, dejando a Ciudadanos a gran distancia pese a su logro de conseguir cuatro escaños.

CS SE ESTRENARÁ CON FUERZA
La formación naranja, con su candidata a la Presidencia, Carmen Picazo, a la cabeza, se estrenará como fuerza parlamentaria en el Convento de San Gil cumpliendo con las expectativas y logrando un diputado por cada una de las provincias a excepción de Cuenca.

Alejandro Ruiz, David Muñoz y Úrsula López acompañarán a Picazo, un cuarteto que viene avalado por la experiencia de Ruiz y la propia Picazo como portavoces municipales de su partido en Guadalajara y Albacete en la última legislatura, además de por el bagaje de David Muñoz, ideólogo del programa electoral naranja.

Finalmente, y con estos resultados, no se despejará la duda de a quién hubiera apoyado Ciudadanos en caso de ser decisivo para formar Gobierno, después de varios meses en los que se especulaba con un hipotético pacto ya suscrito con el PSOE de Emiliano García-Page.

UNIDAS PODEMOS, EL GRAN DERROTADO
La derrota más sonada en la contienda ha sido la de la confluencia de Unidas Podemos, que no le ha servido para rascar escaño en ninguna plaza y que ha arrinconado a la formación a la quinta plaza.

En la última cita con las urnas, Podemos consiguió 108.000 votos por los 34.000 de la suma de Izquierda Unida y Ganemos. Ese total de 142.000 sufragios queda muy lejos del resultado de este domingo, casi el doble, tras computar poco más de 74.000.

Este resultado ha provocado el inmediato anuncio de dimisión del líder de Podemos, José García Molina, que en su atención a los medios desde Talavera de la Reina ha avanzado que deja en manos del Consejo Ciudadano su cargo.

VOX, SIN PENA NI GLORIA
La candidatura de Vox, finalmente, se ha quedado cerca de conseguir representación en la provincia de Toledo, pero no ha sido suficiente.

Partía de salida con el handicap de un candidato, Daniel Arias, totalmente desconocido. Su aparición en el debate electoral del pasado lunes le valió para coger aire y presentarse en sociedad, pero la tibieza del discurso de su partido en comparación con el argumentario de sus líderes nacionales en la campaña de las generales ha hecho que mucho de su electorado volviera a girarse al Partido Popular.

PRÓXIMAS DECISIONES
Este viernes, García-Page tendrá su primera gran intervención tras la victoria en el acto institucional de Castilla-La Mancha. En el corto plazo, las decisiones más importantes pasan por la formación de la Mesa de las Cortes. El PSOE podría hacer valer su mayoría para reclamar hasta tres de los cinco puestos, dejando los otros dos a repartir entre PP y Ciudadanos.

Con Jesús Fernández Vaquero fuera del Parlamento, el testigo de la Presidencia tendrá que cogerlo otro socialista. Entre los diputados electos más experimentados se encuentran el conquense José Luis Martínez Guijarro o el toledano Fernando Mora, si bien mujeres como Josefina Navarrete, que ha sido secretaria primera del Parlamento esta legislatura, está en las quinielas.

Otra de las primeras decisiones que deberá tomar el Parlamento que se constituye en las próximas semanas es la de designar a los tres senadores autonómicos. En la actualidad, Nemesio de Lara (PSOE), Antonio Serrano (PP) y Virginia Felipe (Podemos) tenian esta condición. El ‘popular’ ya dejó ese hueco hace unas semanas al ser senador electo por Albacete.

Toda vez que la pasada legislatura se pudo repartir un senador por cada grupo parlamentario, podría repetirse la fórmula y asignar uno al PSOE, otro al PP y un tercero a Ciudadanos.