Primeros pasos de UPA con la CHG para configurar el proceso de planificación

Lanza Ciudad Real
Julián Morcillo en la entrada de la Confederación Hidrográfica del Guadiana

Julián Morcillo en la entrada de la Confederación Hidrográfica del Guadiana

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, UPA de Castilla-La Mancha ha mantenido una reunión de trabajo con el jefe de Planificación de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, José Ángel Rodríguez, un encuentro que ha tenido lugar en la sede de las oficinas de Planificación en Badajoz

El secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, UPA de Castilla-La Mancha, Julián Morcillo, ha mantenido la primera reunión con el jefe de Planificación de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, José Ángel Rodríguez Cabello, de cara a la organización del nuevo proceso de planificación. Morcillo ha recordado que la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos quiere intervenir desde los primeros pasos en dicho proceso.

Asimismo, el secretario general de UPA CLM ha recordado que a día de hoy se encuentran en exposición pública los documentos iniciales de este nuevo ciclo 2021/2027 y que esta vez “lo queremos hacer desde el diálogo, desde el trabajo conjunto, desde la colaboración” para que finalmente el plan de Cuenca que se apruebe refleje al máximo las demandas de los regantes del Alto Guadiana. Desde la organización agraria matizan que los dos procesos de planificación anteriores terminaron con un recurso contencioso en el Tribunal Supremo planteado por UPA junto a 23 comunidades de regantes.

En la reunión que han mantenido en Badajoz Julián Morcillo y José Ángel Rodríguez se han podido abordar algunas cuestiones de estos documentos iniciales así como del calendario previsto de este proceso. Desde UPA se valora la predisposición por parte de Planificación a estudiar y analizar los planteamientos que se trasladan desde la organización agraria en este largo proceso que se está iniciando.

Durante esta primera toma de contacto, se ha hablado sobre la orientación del nuevo plan que está hoy en vigor “pues abre posibilidades a mejorar la situación de nuestros regantes y sobre todo de los recursos disponibles del Alto Guadiana”. Porque, tal y como explica Julián Morcillo, “el proceso de planificación debe de abordarse inicialmente con la máxima ambición planteando soluciones y medidas que han negado a esta cuenca hasta ahora y que sí se han tenido en cuenta en otras cuencas como la del Segura o la del Júcar”.

Es decir, “partimos de unos planteamientos iniciales donde evidentemente hay que hacer una gestión de los recursos que se disponen en la cuenca pero que también hay que estar abiertos a que puedan llegar recursos de otro origen, solicitados a un futuro plan hidrológico nacional a que pueda haber reasignación de recursos procedentes de la propia cuenca hacia el Alto Guadiana, y a que se finalicen una serie de actuaciones como la tubería manchega o establecer presupuestos en el propio Plan para la compra de derechos y atender el centro de intercambio”, ha explicado el secretario general de UPA en la región.

Por otra parte, desde UPA se insiste en que el nuevo plan debería de ser ambicioso a la hora de poner a disposición de las masas de agua presupuestos para establecer mecanismos de gestión actuales y más operativos.

Finalmente, la organización agraria ha enfatizado en el cálculo de los recursos disponibles de la masa de agua y los argumentos técnicos que utiliza la Confederación, siendo esta una de las cuestiones que desde UPA consideran fundamental a la hora del nuevo recurso de Planificación, el revisar estos recursos disponibles de las masa de agua.

Desde UPA Castilla-La Mancha se valora la reunión, se agradece la implicación y concreción de la reunión y se inicia este proceso de planificación donde se va a pelear para que los regantes tengan el máximo de recursos disponibles y que el plan de cuenca haga justicia con una zona como es el Alto Guadiana donde se encuentra más de la mitad del regadío de la región y que hoy está sujeta a numerosas limitaciones que condicionan su futuro.