Publicado el Decreto que delimita las zonas prioritarias de C-LM y que incluye a un total de 23 municipios de la región

El decreto entrará en vigor en 20 días /Lanza

El decreto entrará en vigor en 20 días /Lanza

Dicho Decreto de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo entrará en vigor en 20 días.

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha publica este martes el Decreto que delimita geográficamente las zonas prioritarias en Castilla-La Mancha y recoge un total de 23 municipios de la región, en virtud de la Ley de Estímulo Económico de Zonas Prioritarias en Castilla-La Mancha aprobada en noviembre del pasado año.

Así, en el caso de la provincia de Albacete serán zonas prioritarias las localidades de Elche de la Sierra, Hellín y Tarazona de la Mancha, mientras que en Ciudad Real se incluyen Almadén, Argamasilla de Alba, Argamasilla de Calatrava, Daimiel, Herencia, Malagón, Pedro Muñoz, Piedrabuena, Puertollano, La Solana, Tomelloso y Villarrubia de los Ojos.

Las localidades de Huete y Ledaña, en Cuenca, y la guadalajareña de Azuqueca de Henares también serán zonas prioritarias, junto a Mora, La Puebla de Montalbán, Talavera de la Reina y Villacañas, todas ellas en la provincia de Toledo.

En dicho Decreto de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo, que entrará en vigor en 20 días, se recuerda que el objetivo de dicha Ley es conseguir un equilibrio económico adecuado y justo entre las diversas partes de la Región.

Así las cosas, la referida norma establece que en un plazo de seis meses, a contar desde la entrada en vigor de la misma, el Consejo de Gobierno deberá aprobar el decreto de delimitación geográfica de zonas prioritarias, a fin de poder realizar actuaciones cuya finalidad sea promover el empleo y la actividad económica en dicho ámbito territorial.

El Decreto publicado este martes en el DOCM, que recoge Europa Press, recuerda que tendrá la consideración de zona prioritaria de Castilla-La Mancha el territorio de aquellos municipios con un alto porcentaje de paro registrado sobre la población en edad de trabajar o un descenso destacado de la población en los últimos cinco años.