Sánchez apunta a enero para aprobar Ley del Tercer Sector y prepara leyes de Atención Temprana, Accesibilidad e Infancia

Lanza Toledo
Aurelia Sánchez

Aurelia Sánchez

Se quiere que los menores "puedan hablar" como lo harán en el Consejo de la Infancia que echa a andar a principios de 2020, para que "niños y niñas también opinen de lo que quieren sobre su vida", ya que "dicen cosas muy interesantes"

La consejera de Bienestar Social del Gobierno de Castilla-La Mancha, Aurelia Sánchez, ha calculado que en el mes de enero la Ley del Tercer Sector en la que su departamento lleva años trabajando llegará a su última etapa de debate y votación en el pleno de las Cortes regionales, y se ha mostrado confiada en recabar la unanimidad de los tres grupos de la Cámara para sacarla adelante.

En una entrevista con Europa Press, ha recordado además que su equipo ya tiene muy avanzado su próximo Proyecto de Ley de Atención Temprana, que será “muy innovadora” y que permitirá que los niños con necesidades especiales puedan permanecer hasta los 6 años en este tipo de servicios asistenciales.

Esta norma, ha dicho, estará lista para su debate final a finales de 2020 o principios de 2021, y regulará la forma de prestar esta atención de manera transversal a través no solo de su Consejería, sino además en Sanidad y Educación.

Tras ese texto normativo en ciernes, su Consejería quiere rematar la legislatura con dos leyes más, una de Infancia y Familia y otra de Accesibilidad, todas ellas para el tramo final de mandato.

Al respecto de la ley de Infancia y Familia, ha explicado que “va a poner el foco en aspectos importantes” como la pobreza entre los más pequeños o cómo implementar proyectos para mejorar sus condiciones de vida.

Esta legislación pretende igualmente luchar contra la violencia en la Infancia “en todos los aspectos”, desde negligencias hasta maltrato familiar o acoso, “proyectos ya trabajados” pero que no están amparados en ningún texto legislativo.

“Hay que proteger a la infancia en todos los sentidos y esta protección estará plasmada en la ley de forma transversal”, ha detallado Sánchez, quien ha abundado en que en virtud de esta nueva ley se abordará el presupuesto dedicado a políticas de infancia, se tendrá especial atención a la accesibilidad e incluso abrirá la puerta a la participación.

Se quiere que los menores “puedan hablar” como lo harán en el Consejo de la Infancia que echa a andar a principios de 2020, para que “niños y niñas también opinen de lo que quieren sobre su vida”, ya que “dicen cosas muy interesantes”.

Sobre la ley de Accesibilidad, se basará en el Plan Director realizado de la mano de la ONCE. “Queremos que sea una ley moderna no solo para personas con discapacidad, sino también para abordar entornos, ciudades y comunidades inclusivas”.

Será una ley “muy transversal” que implicará el trabajo “de todos los departamentos del Gobierno”, tal y como ha avanzado la consejera del ramo.

EN BUSCA DE LA UNANIMIDAD PARA EL TERCER SECTOR

De vuelta a la Ley del Tercer Sector que encara su tramo final de tramitación, Sánchez ha indicado que puede haber alguna enmienda parcial, pero como se ha elaborado “tan a fuego lento y contando con tanta gente”, la esperanza pasa por que las propuestas de los grupos parlamentarios sean “leves y solo de literatura”.

Se trata de una ley “muy genérica” que ansía “ordenar el Tercer Sector” como punto de partida a su posterior desarrollo a través de decretos concretos “que hablarán de la parte más esencial y crítica”.

La normativa nace “del consenso con todas las entidades” que se conformaron en torno a la llamada Mesa del Tercer Sector, foro que “ha ayudado mucho al articulado”.

En el apartado legislativo, más allá de estas propuestas, Sánchez ha recordado que falta trabajo para terminar de desarrollar las leyes impulsadas desde su Consejería en la pasada legislatura, como son la de Apoyo Garantizado y la de Acompañamiento de Perros Guía.