Sostenibilidad, digitalización y mejora de la oferta, pilares del nuevo Plan Estratégico de Turismo 2020-2023

Iván Jesús Rodrigo, diputado regional del PSOE por Ciudad Real / Clara Manzano

Iván Jesús Rodrigo, diputado regional del PSOE por Ciudad Real / Clara Manzano

Iván Jesús Rodrigo, diputado regional del PSOE por Ciudad Real, subrayó que este plan se suma a los magníficos datos que en materia de turismo presenta nuestra provincia en la que se supera por primera vez los 60.000 turistas internacionales alojados en sus hoteles.

Iván Jesús Rodrigo, diputado regional del PSOE por Ciudad Real, ha destacado esta mañana los magníficos datos que en materia de turismo presenta la provincia, en la que se supera por primera vez los 60.000 turistas internacionales alojados en sus hoteles. Además, Ciudad Real suma tres años consecutivos superando las 700.000 pernoctaciones en los hoteles, muy por encima de las 525.000 que había en el año 2013.

Este crecimiento, subrayó Rodrigo, ha tenido también su reflejo en el empleo, que ha crecido en un 4 por ciento durante el pasado año y son ya casi 11.000 las personas que trabajan en el sector en la provincia de Ciudad Real.

Plan Estratégico de Turismo 2020-2023

En esta línea indicó el diputado regional que los magníficos datos turísticos de la provincia de Ciudad Real y el Plan Estratégico de Turismo 2020-2023 posicionan la provincia en las mejores condiciones de proyección turística

“Este Plan, aprobado ayer en el Consejo de Gobierno regional, impactará muy positivamente en nuestra provincia en un contexto en el que con los datos que tenemos hasta el pasado mes de noviembre, la provincia de Ciudad Real es la segunda provincia con mayor dinamismo en el turismo rural de 2019”, informó Rodrigo.

El Plan Estratégico de Turismo estará dotado con 65 millones de euros y destinará 25 millones a la promoción turística y posicionamiento de la región como destino de interior.

Cinco ejes

Detalló Rodrigo que este plan nace de un intenso trabajo con todos los agentes del sector, desde el consenso, y nace estructurado en un plan de gestión y cinco planes operativos que hacen referencia a los cinco ejes de la estrategia.

El primer eje es la sostenibilidad, dentro del compromiso regional con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. En este punto, el plan asume como propios algunos objetivos de la Agenda y buscará la sostenibilidad ambiental, haciendo de la actividad turística un elemento compatible con el medio ambiente en términos de preservación del espacio natural; la sostenibilidad social, sin superar los umbrales de saturación de los destinos para asegurar su desarrollo y garantizar su continuidad; y la sostenibilidad económica, incluyendo el turismo como elemento determinante para afrontar el reto demográfico.

Otro eje será la digitalización, con una fuerte apuesta por el fomento de la cultura innovadora en el sector, implantando cursos de formación dirigidos a profesionales y buscando un lenguaje bidireccional a través de las herramientas ‘online’. Además, se impulsará la integración de Castilla-la Mancha en la Red de Destinos Turísticos Inteligentes.

El tercer pivote del plan abordará la mejora del producto turístico, centrado en el turismo de Patrimonio Cultural, con especial promoción de los recursos que son Patrimonio de la Humanidad, en los parques arqueológicos, en los museos y en las rutas turísticas”, situando el turismo de naturaleza y el ecoturismo “como una de las principales apuestas de la región”.

Además se apoyará el turismo de congresos y eventos, la captación de rodajes a través de la Film Commission y el turismo astronómico, a través de la puesta en valor de nuestras serranías como destinos Starlight, además de actuaciones dirigidas a la captación de un turismo senior que desestacionaliza la actividad, el turismo idiomático, cinegético o de congresos serán algunas de estas apuestas por la especialización turística.

Oferta turística y marketing

Por último el Plan Estratégico de Turismo trabajará en la oferta turística y el marketing. Habrá una línea extraordinaria de ayudas a la modernización y mejora de hostelería dotada con dos millones de euros en 2020 y se mantendrá el impulso a la Red de Hospederías haciendo especial hincapié en la formación.

El plan priorizará los mercados preferentes, pero también se dirigirá a aquellos mercados que presentan mayores posibilidades de crecimiento para la región, como China o Estados Unidos. Para todo ello, la estrategia cuenta con un ambicioso plan de promoción internacional con 41 acciones de promoción que se sumarán a la difusión conjunta que de la región se hará a través de Turespaña. Dentro de este plan se pondrá en marcha una nueva campaña de promoción nacional y regional que contará con una inversión de dos millones de euros, un millón de euros de ellos destinados a una potente campaña nacional.

En términos generales, el Plan Estratégico recoge un total de 61 actuaciones que se enmarcan en dos áreas posibles: el destino, compuesto por la oferta empresarial y los recursos turísticos con que cuenta la región; y la gestión, que centra su esfuerzo en la promoción.

El plan de gestión, sobre el que pivotan el resto de planes operativos, cuenta con una docena de líneas de actuación que incluyen algunas medidas como “el fortalecimiento del Consejo de Turismo de Castilla-La Mancha, para potenciar sus aportaciones y su capacidad de análisis; aprovechar el sistema de inteligencia turística para adaptar las decisiones de cada momento a la competitividad y la coherencia de la situación turística, la adecuación de la normativa vigente a las nuevas exigencias del mercado y de la normativa europea o el reconocimiento a los municipios con base turística que estén comprometidos con su desarrollo y gestión, con su declaración como ‘Municipio Turístico’.

Para Rodrigo este plan es una gran noticia para la provincia, que camina con paso firme y decidido en turismo y en el impacto que supone en materia de generación de riqueza, empleo, servicios, bienestar y promoción regional y provincial.