Última semana para votar la vídeoreceta del aspirante castellano-manchego al IX Premio Promesas de Le Cordon Bleu Madrid

Lanza Madrid
Los seleccionados demostraron su habilidad en la preparación de una ‘ballotine’ de pechuga de ave, con guarnición de tartaleta de tomate ‘concassée’ y alcachofas con jugo al estragón

Los seleccionados demostraron su habilidad en la preparación de una ‘ballotine’ de pechuga de ave, con guarnición de tartaleta de tomate ‘concassée’ y alcachofas con jugo al estragón

El toledano Diego Valhondo Álvarez busca llegar a la final

Le Cordon Bleu Madrid anuncia la última semana para poder votar en su página oficial de Youtube las vídeorecetas de los participantes seleccionados que optan al IX Premio Promesas de la alta cocina. Las personas que lo deseen todavía pueden votar sus vídeorecetas favoritas a través de la página oficial de Facebook de la escuela y ser parte como ‘jurado popular’ de las valoraciones finales que dan acceso a la gran final.

Los votos obtenidos en el Facebook de Le Cordon Bleu Madrid constituirán un 15 por ciento de la valoración a los participantes, y se sumarán a las votaciones del jurado profesional, compuesto por chefs profesores de Le Cordon Bleu Madrid. El plazo de valoraciones estará abierto hasta el próximo 11 de marzo. Posteriormente, el día 16 de marzo, Le Cordon Bleu dará a conocer los diez clasificados que participarán en la gran final de esta novena edición, que se celebrará próximamente en la sede de Le Cordon Bleu Madrid, en la Universidad Francisco de Vitoria.

Para esta edición, los estudiantes seleccionados han demostrado su destreza técnica y su creatividad elaborando su propia propuesta a partir de una elaboración común: Una ‘ballotine’ de pechuga de ave, con guarnición de tartaleta de tomate ‘concassée’ y alcachofas con jugo al estragón, completada con una segunda guarnición libre con productos de temporada y de la región de cada candidato.

El alumno manchego seleccionado es Diego Valhondo Álvarez, del IES Universidad Laboral de Toledo. En la gran final deberán desarrollar un nuevo plato y presentarlo frente al jurado que en ediciones anteriores ha sido presidido por chefs de referencia como Martín Berasategui, Quique Dacosta, Joan Roca o Andoni Luis Aduriz, presidente de la última edición.

El ganador de la final recibirá una beca valorada en más de 23.000 euros para ampliar su formación en alta cocina en la escuela con sede en la Universidad Francisco de Vitoria. El segundo clasificado también tendrá la oportunidad de estudiar un certificado valorado en más de 8.500 euros y, por último,

Le Cordon Bleu Madrid premiará a la escuela del primer galardonado con 1.500 euros por su dedicación y apoyo en todo el proceso.

En la edición de este año participan un total de 48 alumnos de 30 escuelas diferentes, repartidas en 22 provincias de toda España. Andalucía es la comunidad con más candidatos, con once representantes, seguida de Castilla y León con ocho y Cataluña con seis alumnos. Las demás comunidades autónomas representadas son Aragón, Murcia, País Vasco, Comunidad Valenciana, Cantabria, Castilla la Mancha, Asturias, Baleares, Comunidad Canaria, y Madrid.

Nueve años impulsando a los chefs del futuro

Le Cordon Bleu Madrid celebró la primera edición del Premio Promesas en el año 2013 y desde entonces cada año apoya el trabajo y el esfuerzo de la enseñanza de las escuelas de gastronomía de todo el país y premia a sus alumnos más destacados.

Un claro ejemplo ha sido el caso del chef ganador de la primera edición del Premio Promesas, Cristóbal Muñoz, que a los mandos de la cocina del restaurante Ambivium de Valladolid, acaba de recibir su primera estrella Michelin.

“En Le Cordon Bleu Madrid tuve la oportunidad de ir creciendo como cocinero. A día de hoy sigo empleando todo lo aprendido allí para dar forma y expresar aquello que siento por medio de la cocina.” afirma Cristóbal.

El Premio Promesas de la alta cocina está dirigido a jóvenes de hasta 25 años que estén cursando su último año de formación en cualquier escuela española de cocina. Estos ocho años de celebración del certamen han sido posibles gracias al apoyo de las escuelas que animan a sus alumnos más destacados a participar para seguir formándose. Además, el Plan de Convalidaciones que se puso en marcha en 2017, permite a todos aquellos alumnos que cuenten con el Grado Superior en Dirección de Cocina acceder a niveles intermedios de los programas.