Una nueva ley regional para “una sociedad libre de violencia de género”

Lanza Toledo
Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha / JCCM

Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha / JCCM

El presidente del Gobierno regional Emiliano García-Page presenta este lunes el anteproyecto de la nueva norma que actualiza y avanza la actual, del año 2001. La ley castellano-manchega de violencia sobre la mujer fue pionera en Europa

El presidente del Gobierno regional, Emiliano García-Page presidirá este lunes en el Palacio de Fuensalida, sede de la presidencia, el acto de presentación del anteproyecto de la Ley por una Sociedad Libre de Violencia de Género, tras su toma en consideración por parte del Consejo de Gobierno castellano-manchego.

La nueva normativa regional actualiza la legislación autonómica de 2001 -la primera en atender la violencia de género en toda Europa- y avanza sobre las medidas de sensibilización, concienciación y protección contenidas en esta tanto para las mujeres víctimas de violencia machista como para sus hijas e hijos.

Educación afectivo-sexual

La propuesta da un paso adelante en el reconocimiento de las distintas manifestaciones de la violencia de género y, entre otros, contempla por primera vez la obligatoriedad de incorporar contenidos curriculares sobre igualdad, educación afectivo-sexual y prevención de violencia de género tanto en los dos últimos cursos de Educación Primaria como en Educación Secundaria Obligatoria (ESO).

Ayudas a huérfanos de madre por violencia machista

Del mismo modo, incorpora la concesión de ayudas económicas para las hijas y los hijos menores de edad huérfanos de madre a causa de casos de violencia machista e incluye fórmulas contra el feminicidio, la explotación sexual, la trata de mujeres y niños, la mutilación genital femenina y las nuevas formas de violencia a través de redes sociales.

El texto llega con el consenso unánime del Consejo Regional de la Mujer y deberá ser posteriormente remitido al Consejo Consultivo de Castilla-La Mancha antes de ser definitivamente aprobado por el Consejo de Gobierno para así comenzar su tramitación parlamentaria.